Cómo bajar unos grados la temperatura de tu hogar sin climatización

¿Te ha gustado este artículo?
Puntuación: 0 basado en 0 valoraciones

Refresca tu casa sin usar aire acondicionado: consejos de climatización natural

El verano siempre nos sorprende con sus altas temperaturas y aunque pasen los días y nuestro cuerpo se habitúe poco a poco, no siempre es fácil de llevar. Te damos unos consejos de climatización para que tu casa tenga unos grados menos sin tener que recurrir al aire acondicionado.

Juega con puertas y ventanas

Evitar que el aire caliente llegue al interior de tu casa debe ser tu objetivo principal, y para ello nada mejor que bajar las persianas y correr las cortinas durante el día. También cerrar las puertas de las habitaciones en las que no hagas vida te evitará malgastar aire fresco en ellas.

En cambio, por la noche es el momento perfecto para que dejes entrar el aire fresco y consigas que la temperatura baje unos grados de golpe.

Telas y complementos

También puedes hacer algunas pequeñas inversiones que te ayudarán a estar más a gusto en tu casa por mucho calor que haga. Un toldo puede hacer que tu casa esté entre 2 y 6 grados más fría, y cambiar las alfombras de invierno por unas de tejido de verano hará que tus pies no pasen tanto calor.

Ten en cuenta también las cortinas, los cojines y las fundas del sofá. Sustituirlos por telas más ligeras y suaves, que sean de colores claros o estampados, te ayudará a refrescar el ambiente de tu casa.

Las plantas que refrescan el ambiente

No hace falta que te instales un jardín en el comedor, pero unas cuantas plantitas estratégicamente situadas en las diferentes estancias de tu casa notarás que te dan una agradable sensación de ambiente limpio y fresco. ¡Vivirás el calor diferente!

El ventilador de toda la vida

De acuerdo, no baja la temperatura de una casa como la climatización, pero usarlo en las horas de más calor te permitirá sentirte mucho más a gusto en casa. En la actualidad puedes encontrarlo en infinidad de modelos y tamaños, ya sea para instalarlos de pie, encima de un mueble o en el techo. ¡Y, además, son bonitos!

Un truco final: ajusta tu ventilador de techo para que en verano funcione en sentido contrario a las agujas del reloj y notarás como crea una brisa mucho más potente, perfecta para el calor más fuerte.

Con estos pequeños consejos de climatización, tu verano en casa será más fresco y agradable.

Suscríbete a nuestra newsletter

¿Quieres recibir más consejos y novedades en tu email?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

1 + siete =