Beneficios del deporte y actividades extraescolares en niños

¿Te ha gustado este artículo?
Puntuación: 0 basado en 0 valoraciones

beneficios del deporte en los niños

La práctica de deporte y clases extracurriculares a lo largo de todo el año es una de las mejores actividades que pueden realizar los niños y adolescentes para tener un equilibrio físico y mental durante su crecimiento. Además, la oferta es cada vez más amplia, llegando no solo a las áreas de deportes individuales y en grupo, sino que también se encuentran posibilidades en idiomas, arte, nuevas tecnologías, música y destreza mental, como es el ajedrez.

Es de gran importancia recordar que para que los niños puedan enriquecerse de los beneficios de la actividad física que a continuación exponemos, ha de ser el niño quien elija la actividad deportiva que más le guste y no sean los padres quién elijan por él. Sino, el pequeño no disfrutará y vivirá la actividad de forma negativa. En algunos casos puede acompañarse a los pequeños en sus primeras sesiones y practicar el deporte en familia.

Los beneficios físicos

La actividad física resulta fundamental para mantener la salud de los niños y ayudar a su correcto desarrollo físico y emocional.  Algunos de sus beneficios físicos son los siguientes:

  • Animar a nuestros hijos a iniciarse en cualquier práctica deportiva conseguiremos que queme adrenalina  y estén mucho más relajados y cansados a la hora de dormir.
  • Además, el deporte ayuda en la maduración del sistema motor y músculo-esquelético del niño. Por lo tanto, hace que los más pequeños mejoren sus habilidades motoras gruesas y finas y la coordinación de sus movimientos.
  • Igualmente, hacer ejercicio ayuda a que los niños crezcan manteniendo un peso adecuado, y evitando la obesidad, que puede tener consecuencias muy negativas en su adolescencia y edad madura.

Los beneficios emocionales

Hacer deporte ayudará a nuestros hijos en mucho más que en su desarrollo físico:

  • También hará que los niños se relacionen con sus compañeros, por lo que serán más abiertos y comunicativos y entenderán la necesidad de trabajar en equipo; al mismo tiempo que valorarán el esfuerzo personal para conseguir mejores resultados.
  • Igualmente, estaremos fomentando el cumplimiento de las reglas y  responsabilidades a través de los horarios de los entrenamientos. La integración de normas en el deporte favorece la percepción de cómo no sobrepasar ciertos límites y que ciertas acciones derivan en consecuencias
  • Se desarrollan hábitos saludables, como por ejemplo asearse, de descansar lo suficiente, seguir una buena alimentación, etc.

Los beneficios psicológicos

Practicar ejercicio ayuda a los más pequeños con su desarrollo psicológico:

  • Las endorfinas que se liberan hacen sentir al pequeño más feliz y alegre, por lo que aumenta la autoestima.
  • El deporte proyecta la imagen de constancia para lograr los objetivos, de modo que ayuda a desarrollar las habilidades de dedicación y disciplina, que serán muy útiles en un futuro.
  • Mejora las habilidades cognitivas, es decir, hacer ejercicio produce más neuronas, hecho que aumenta la capacidad de aprendizaje y mejora la concentración que se traduce en un mejor rendimiento académico.

En conclusión, podemos decir que el deporte es una de las actividades extraescolares más completas que existen, sea cual sea la especialidad elegida. Con su práctica habitual, el niño se desarrollará mejor físicamente y aprenderá hábitos y actitudes que ayudarán a su madurez emocional. Es decir, fomenta que los niños crezcan con el equilibrio necesario para llegar a la adolescencia siendo jóvenes, sanos y equilibrados.

Es normal que los niños quieran practicar actividades de todo tipo. Muchas veces elegirán actividades que nosotros no elegiríamos para ellos y, aunque muchas veces nos de reparo que no salgan ilesos, debemos alentarlos con su deseo y no cortarles las alas.

Por último, sea cual sea la actividad que hagan, la naturalidad del niño, principalmente a edades tempranas (que es cuando están adquiriendo las bases psicomotrices, equilibrio y orientación), provoca que fácilmente sufran caídas, rasguños y golpes, algunas veces aparatosos. En la mayoría de los casos no habrá que preocuparse, pero en el caso de querer tener un colchón de tranquilidad, se puede optar por recurso de apoyo de asistencia sanitaria para este tipo de ocasiones.

Suscríbete a nuestra newsletter

¿Quieres recibir más consejos y novedades en tu email?