Mantenimiento de caravanas instaladas en un camping

¿Te ha gustado este artículo?
Puntuación: 5 basado en 2 valoraciones

Si tienes una caravana o una autocaravana con la que sales de viaje, cuentas con dos opciones para utilizarla. Puedes acampar en un camping, donde se cuenta con un espacio habilitado para ello y proporciona determinados servicios, o bien puedes hacer una ruta por donde quieras descubriendo nuevos rincones y paisajes. En este caso queremos centrarnos en la primera opción, y hablar sobre el mantenimiento de caravanas instaladas en camping para que todo sea seguro.

¿Qué necesitas para acampar en un camping con tu caravana?

Los elementos que necesitas para acampar en un camping no distan mucho de los que te harían falta si lo hicieras en otro lugar. Aparte de ello, necesitarás reservar plaza en el lugar elegido, como es obvio.
Para que la caravana no se mueva cuando esté en la parcela, hay que sujetar las ruedas con calzos adecuados, que además de estabilidad harán que el suelo esté nivelado.
Una vez instalado, y dependiendo del espacio que tengas, puedes ampliar tu área de confort.

El interior, el avancé y el sobre avancé

Dependiendo del tipo de caravana que tengas, podrás ocupar el interior, añadir espacio con un avancé o un toldo, que permite sacar los muebles al exterior.

Si cuentas con un sobre avancé, lo puedes dejar elevado y tenerlo listo cuando vayas a utilizar la cama situada en la zona del techo.

¿Cómo debe ser el mantenimiento de la caravana fijada en un camping?

La tarea principal de mantenimiento de caravanas fijas en camping es la limpieza. No solo por dentro, sino también en la parte exterior, porque se va acumulando polvo, hojas y demás. Asegúrate de usar productos que no dañen las superficies y de aclarar muy bien con abundante agua. También es importante que compruebes que todo está bien sujeto mientras limpias.
Ten en cuenta que las ventanas están fabricadas con materiales plásticos y no con vidrio, por lo que no es buena idea usar un limpiacristales que tenga alcohol o algún tipo de disolvente.

No obstante, existen otros consejos para el mantenimiento de la caravana fijada en un camping:

  • Si vas a pasar varias semanas con la caravana fija en el camping, mueve las ruedas hacia delante y hacia atrás un poco cada cierto tiempo. Así evitarás que se deformen y que haya problemas cuando vuelvas a ponerte en marcha.
  • No dejes puesto el freno de mano para que no se quede pegado al tambor. Si está bien calzada, una caravana o autocaravana no se moverá por tener suelto el freno.
  • Revisa el estado de la carrocería y engrasa las partes móviles, como cerraduras y bisagras para que todo funcione de manera correcta.
  • Si al acampar en el camping ves algún desperfecto, como una luz que no funciona o una bisagra rota, invierte algo de tiempo en arreglarlo. Así siempre estará en perfectas condiciones.
  • Cada día, asegúrate de que los calzos están en su sitio y bien fijados. Si notas que la caravana está algo desnivelada, corrige ajustando mejor el soporte. No es buena idea utilizar piedras, porque pueden deformar las ruedas. Lo mejor es que cuentes con un juego de calzos variado y con piezas extra, por si acaso.
  • Si vas a extender un avancé o un sobre avancé, asegúrate de que está en buen estado. Límpialo con un cepillo suave y jabón neutro, igual que el resto de la carrocería, pero con un poco más de cuidado porque el material del que están hecho es más delicado que la chapa.

Conclusiones

Si decides elegir un camping para acampar con caravana, asegúrate de que cuenta con plazas libres y reserva con antelación. También es fundamental que hagas el mantenimiento adecuado, y por supuesto que tengas tu seguro en regla para que no te sorprenda ningún imprevisto.

Suscríbete a nuestra newsletter

¿Quieres recibir más consejos y novedades en tu email?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

9 + nueve =