Carreras para estudiar: Cuáles tienen más salidas y cómo acceder

¿Te ha gustado este artículo?
Puntuación: 3.7 basado en 3 valoraciones
  • Contar con un título universitario puede ser la primera piedra para lograr un puesto de trabajo y conseguir estabilidad económica en el futuro.
  • ¿Qué carrera universitaria elegir? Es aconsejable que prime la vocación, que esté relacionada con el talento y/o con las aficiones.
  • El acceso a la universidad es un largo camino lleno de esfuerzo y metas que debemos superar.
(Última actualización 21 de julio de 2020)

Optar a unos estudios universitarios, sin tener que preocuparse por nada más que su formación, es la meta para muchos. Sin embargo, el coste de una carrera es elevado para la gran mayoría con ingresos medios. Si a esto, le añadimos la posibilidad de que exista algún percance que impida proseguir financiando sus estudios, es importante contar con alternativas, como un buen colchón fruto del ahorro o un seguro de vida escolar. En las siguientes líneas hablamos de las carreras para estudiar en apogeo, de los trámites precisos para acceder a la universidad y de la planificación necesaria para poder costearla.

Carreras universitarias

Contar con un título universitario puede ser la primera piedra para lograr un puesto de trabajo y conseguir estabilidad económica en el futuro. Pero, ¿qué carrera escoger y cómo entrar en la universidad?

Formas de acceder a la universidad: Requisitos y opciones

La vía más famosa para acceder a la universidad es la conocida selectividad, aunque ha tenido varios nombres y ahora entre los más jóvenes es conocida como EvaU. Pero, ¿sabías que no es el único camino? A continuación te explicamos ésta y las demás vías de acceso que existen:

  • EBAU o EvAU. El acceso a la universidad mediante la EvAU consiste en la superación de una serie de exámenes basados en las asignaturas que se han cursado en el bachillerato. Por eso, si quieres entrar en la universidad a través de esta vía, es importante que al menos tengas una idea de la carrera que vas a elegir antes de comenzar el bachillerato.
  • Formación Profesional (FP). Puedes acceder a la universidad si cursas un ciclo formativo de grado superior, una FP de segundo grado o módulos de nivel 3. El acceso por esta vía no siempre requiere realizar un examen. En este caso se toma como referencia la nota media del ciclo para entrar, aunque puedes hacer una prueba para subirla.
  • Examen para mayores de 25 años. Esta evaluación consta de dos fases. En la primera hay que hablar sobre un tema de actualidad y la realización de un ejercicio en castellano y otro en lengua extranjera. La segunda fase es más específica y consiste en un examen basado en la especialidad escogida: humanidades e ingeniería son algunos ejemplos.
  • Evaluación para mayores de 40 años. La prueba es similar a la anterior, con el añadido de que debes acreditar una experiencia laboral relacionada con la carrera que quieres cursar y además superar una entrevista personal.
  • Evaluación para mayores de 45 años. En este caso la prueba cuenta con dos fases, la primera consiste en un examen general y la segunda en una entrevista personal.
  • Acceso de universitarios con título. Si tienes al menos una diplomatura, puedes acceder directamente a la universidad para cursar otra carrera.
  • Acceso con estudios en el extranjero.En caso de que tengas estudios universitarios en algún país de la Unión Europea o que tu centro de formación (colegio, universidad, etc) tenga acuerdos con España, puedes acceder a una carrera con la nota media de bachillerato, aunque puedes subirla a través de la EvAU. Si cursaste tus estudios en un país diferente a estos debes superar una prueba de acceso específica.

Las carreras universitarias con más salida

Para elegir una carrera universitaria es aconsejable que prime la vocación y relación con el talento.

¿Qué carrera universitaria elegir? Ésta es una decisión muy personal. Es aconsejable que prime la vocación, que esté relacionada con el talento y/o con las aficiones. Y, si además se trata de una carrera que promete un buen futuro profesional, tendremos la opción perfecta. Vamos cuáles están en auge:

  • Ingeniería de Software. El diseño de aplicaciones continuará siendo una necesidad en los próximos años.
  • Medicina. Existe una carencia de sanitarios en todo el mundo y, particularmente en España, que se ha puesto aún más de manifiesto tras la llegada de la pandemia de la COVID-19.
  • Fisioterapia. La rehabilitación es una parte de la atención sanitaria que está en auge en la actualidad.
  • Marketing. El departamento de marketing en las empresas seguirá siendo esencial gracias a la llegada de las nuevas tecnologías e Internet y frente a la situación ante las ventas y la imagen de las marcas. Los conocimientos adquiridos sobre marketing pueden ayudar a mejorarlos.
  • Ingeniería de Telecomunicaciones. Las TIC han llegado para quedarse, es por eso que contar con personas cualificadas en la materia han convertido a esta profesión en una de las potenciales y con más salidas profesionales.
  • Ingeniería Electrónica Industrial y Automática. Ésta carrera va de la mano de sus antiguas predecesoras, y con su vínculo a las nuevas tecnologías la han convertido en uno de los estudios que despunta en innovación tecnológica.
  • Ciberseguridad, Big Data, Inteligencia Artificial, Blockchain o transformación digital son campos en los que cada vez está aumentando la demanda de especialistas y perfiles competentes ante sus necesidades, por consiguiente los estudios relacionados con ellos son ideales para apostar también por estas salidas profesionales.

Trámites universitarios de acceso

Suscríbete a nuestra newsletter

¿Quieres recibir más consejos y novedades en tu email?

Una vez que has superado las pruebas de acceso, que tienes claro qué carrera vas a estudiar y dónde cursarla, y has elegido ya una forma de ahorrar para para la universidad, es el momento para iniciar los trámites necesarios para formalizar la matrícula, teniendo en cuenta que tanto las gestiones como el pago a las universidades puede variar dependiendo de la comunidad autónoma. Pero, ¿cuál es el proceso en líneas generales? Te lo explicamos paso a paso:

1. Realiza la preinscripción

La preinscripción universitaria es el primer trámite que debes realizar. Se trata de una gestión que debes iniciar en la Universidad que te corresponde. Por ejemplo, si has hecho la EvAU, se trata de la Universidad donde has superado la evaluación. Muchas universidades te ofrecen la posibilidad de realizar la preinscripción por internet pero en otras todavía es necesario que acudas presencialmente. ¿Qué es lo más importante que debes tener en cuenta con respecto a la preinscripción? ¡Toma nota!

  • En el formulario de la preinscripción puedes incluir hasta 14 carreras universitarias y es importante destacar que tu favorita, puede ser en un centro distinto a la universidad que te corresponde actualmente.
  • La preinscripción en universidades públicas es compatible con la solicitud de acceso a otras universidades privadas o a distancia, teniendo en cuenta que solo podrás matricularte en un centro.
  • La documentación necesaria para la preinscripción suele ser la que aquí te presentamos, aunque puede variar dependiendo de las universidades:
    • DNI o Tarjeta de residencia.
    • Impreso de preinscripción cumplimentado.
    • En caso de EvAU, Tarjeta de Pruebas de Acceso.
    • Si has realizado un ciclo formativo de grado superior: Certificación Académica junto a las calificaciones y el título de Técnico Especialista o bien resguardo de la solicitud correspondiente.
    • En el resto de casos, la documentación correspondiente que solicite cada universidad.

2.Comprueba si te han admitido

A continuación deberás conocer si has sido admitido o no en la universidad correspondiente. Y aquí es donde juega un papel fundamental la nota de corte, que no es más que la nota más baja de los alumnos que han solicitado admisión en ese centro hasta cubrir el número máximo de plazas ofertadas. Si tu nota de acceso es superior a la misma, estás admitido. Lo sabrás porque recibirás una carta donde te lo indicarán. Si incluiste universidades de distintas comunidades autónomas en tu preinscripción es posible que te hayan admitido en varios centros. Y, después, deberás informarte de las instrucciones que marca la universidad donde te han admitido para matricularte.

3.Solicita la matrícula

El trámite final es la realización de la matrícula en el primer curso de la carrera. En este paso, deberás seguir las instrucciones específicas que suelen estar publicadas en la página web de cada centro universitario. Es importante que estés atento al lugar y a las fechas marcadas para realizar esta solicitud. No obstante, te adelantamos la documentación que suele ser necesaria para solicitar la matrícula:

  • DNI o Tarjeta de Residencia.
  • Certificado de notas de Bachillerato, Formación Profesional o equivalente.
  • Notas de la prueba de acceso.
  • Preinscripción de la universidad.

Lo habitual es que el centro universitario donde estás admitido te facilite la entrega de un documento que deberás llevar al banco para abonar las tasas universitarias y formalizar la matrícula. Una vez que tengas este documento sellado por el banco deberás devolverlo al centro.

Cómo pagar los estudios universitarios

Planificarlo con años de antelación es la mejor opción, podremos ahorrar para la universidad por ejemplo a través de un seguro de ahorro en el que además conseguir algo de rentabilidad durante esos años con el dinero invertido. Así, se puede garantizar la matriculación y el pago de las tasas pertinentes para cursar los estudios.
Sí tienes claro dónde vas a estudiar, puedes calcular el coste total de todos los gastos para hacerte una idea de cuánto necesitarás ahorrar al mes.
Si eres de los que tiene la suerte de que ésta parte la tendrás cubierta, piensa que además de disponer de dinero para los trámites habituales, si vas a estudiar fuera necesitarás también dinero para el alquiler, los gastos del piso, transporte, comida,… Así que si no tienes la suerte de que puedan pagarte esta parte, el dinero ahorrado también puede servir para ello.

El ahorro para la universidad bajo planificación

Elegir el producto de ahorro adecuado para pagar la carrera universitaria pasa por tener muy claro dos temas. Por un lado, cuando podrás disponer del dinero sin penalizaciones de ningún tipo, y el riesgo del plan de ahorro elegido. .

Cumplir con los objetivos

La clave del éxito de estos productos de ahorro es elegir el que ofrece una mejor relación entre rentabilidad y riesgo y pensando siempre en el plazo que tienes para ahorrar. Si tienes menos de 5 años, no te conviene por ejemplo opciones como el SIALP, que requieren mínimo esta antigüedad para beneficiarse fiscalmente en el rescate, y si tienes tiempo de sobra, siempre puedes asumir algo de riesgo en el plan de ahorro elegido para obtener más beneficios futuros.
Recuerda ir comprobando si se cumplen los objetivos de ahorro marcados para que llegado el momento, no haya problemas para pagar la carrera o cualquier otra parte de tu futura vida universitaria.

Conclusiones

El acceso a la universidad es un largo camino lleno de esfuerzo y metas que debemos superar. Las pruebas de acceso, ya se trate de la EvAU o de otras comparables, son la primera gran puerta que necesitamos abrir para entrar en la universidad.
Los más jóvenes – y algunos de más edad- emprenden este camino llenos de ilusión y de expectativas que tienen que ver con un futuro próspero. El factor económico no debería ser una piedra que trunque la posibilidad de alcanzarlo. Además, si estamos prevenidos con un seguro de vida o un seguro de accidentes, podemos tener un apoyo para que los estudios continúen a pesar de los posibles imprevistos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

9 − ocho =