Las claves para preparar un tupper perfecto

¿Te ha gustado este artículo?
Puntuación: 0 basado en 0 valoraciones

¿Cómo es el tupper perfecto?

Niños y adultos salimos de casa con un tupper bajo el brazo para comer. La verdad es que es un excelente método para ahorrar en la comida diaria y, además, también es nuestro mayor aliado a la hora de garantizar que comemos de manera equilibrada. ¿Sabes cómo debe ser el tupper perfecto, para que puedas tener una dieta sana y, además, comer a gusto?

La comida perfecta para el tupper

Olvídate de las sobras del día anterior. Para que puedas disfrutar comiendo de tupper, tu menú debe ser variado y diferente cada día. Además, es importante que sea de comida casera, que elijas pensando en que se conservará adecuadamente para el día siguiente.

Un último consejo, pero muy importante: procura cocinar de manera apetecible. Abrir un tupper y encontrar comida vistosa puede ayudarte a comer con muchas más ganas.

Tuppers fríos

Si no tienes microondas ni nevera en el trabajo o tu lugar de estudios, debes pensar en una comida que puedas comer y conservar a temperatura ambiente. Esto implica, esencialmente, empanadas, pasteles salados, hojaldres, croquetas o pescado rebozado. Añade fruta y alguna ensalada para que tu dieta sea equilibrada.

La comida de los niños

Si tienes que preparar un tupper para tus hijos, seguro que eres consciente de que es un reto. Es importante que tengas en cuenta su edad a la hora de prepararles la comida que se llevarán a la escuela.

Hasta los 9 años, opta por un sándwich, una fruta que puedan pelar bien a su edad y queso en porciones. Deja volar tu imaginación para el relleno del sándwich: puedes hacer una pasta para que no se caiga nada de su interior, como por ejemplo atún con tomate. A los niños más mayores, puedes darles un tupper con pasta a su gusto, que contenga siempre proteínas, y un rebozado de pollo o una tortilla. Procura que sea algo que les guste, ya tienes la cena para controlar que se toman esos alimentos que más les cuesta, como el pescado.

Algunos trucos para el tupper

Para que las ensaladas se conserven bien, es mejor que lleves el aliño por separado y lo mezcles en el momento de comer. Si rompes la lechuga con las manos, se oxidará menos.

En cuanto a los caldos y sopas, opta por trasladarlos en un tarro de cristal de rosca, con boca ancha. Guárdalos en la nevera siempre, y caliéntalos directamente en el microondas. Procura no usar fideos, porque se ensanchan mucho y  pueden reducir tu caldo. De todos modos, las cremas son una opción más práctica, ya que si les añades un poco de queso o beicon pueden incluso ser un plato único.

Finalmente, ten cuidado de no cocinar en exceso verduras y carnes, ya que cuando las calientes en el microondas pueden quedar excesivamente cocidas.

Suscríbete a nuestra newsletter

¿Quieres recibir más consejos y novedades en tu email?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

2 × cuatro =