Cómo desatascar las tuberías de tu casa

¿Te ha gustado este artículo?
Puntuación: 4 basado en 4 valoraciones

¿Problemas para desatascar las tuberías?  Sigue leyendo:

 

Desatascar las tuberías es uno de los problemas más engorrosos y habituales del hogar. Si las tuberías de tu casa se atascan con facilidad prueba a solucionar el problema tú mismo. Es más sencillo de lo que parece, te enseñamos los pasos a seguir para que tus tuberías funcionen como el primer día.

Antes de acudir al supermercado en busca de algún producto químico –que hay que manipular con sumo cuidado- puedes probar una serie de métodos caseros.

Retira el agua estancada del fregadero o inodoro utilizando un desatascador de goma para que te ayude en la tarea.  Cuando esté totalmente libre, echa por el desagüe bicarbonato, y después de que haya colado, añade vinagre. Deja que actúe durante 10 minutos. Pasado el tiempo de espera, añade agua hirviendo y la tubería quedará desatascada.

Si esto no funciona, prueba a abrir el sifón. Es una zona en la que se suele acumular restos que taponan la tubería. Los sifones tienen una rosca, coloca un cubo debajo y desenróscala.  Caerá todo el agua y los restos atascados.

Es muy común que una vez que las tuberías se atasquen, vuelvan a hacerlo al poco tiempo. Te damos una serie de consejos para que no vuelva a ocurrir:

1.- Nunca tires comida al fregadero. Son muy útiles los tapones con agujeros para que los restos no se puedan colar.

2.- No tires aceite de las latas por el fregadero, pues el aceite forma una película en el tubo donde se pegan todos los restos que pasen por el desagüe. Viértelo en botellas y llévalas al  punto limpio, estarás además contribuyendo al medio ambiente.

3.-Recuerda limpiar las cañerías una vez de cada diez días con agua caliente y sal, evitarás futuros atascos.

Con estos trucos puedes arreglar tú mismo tu fregadero o inodoro, y además de ahorrar dinero, te sentirás de lo más satisfecho.

Suscríbete a nuestra newsletter

¿Quieres recibir más consejos y novedades en tu email?

2 thoughts

  1. Si el atasco de nuestras tuberías es menos, el mezclado por partes iguales de vinagre y bicarbonato es una de las mejores opciones siempre y cuando sea menor ya que si es más importante de lo que pensamos no eliminará la obstrucción por completo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

cinco × 1 =