¿Cómo mantener la pintura del coche?

Cómo mantener la pintura del coche

La pintura del coche puede deteriorarse y estropearse por razones muy diversas. Algunas de estas pueden ser: un mal mantenimiento del vehículo, el uso intensivo en condiciones climáticas adversas, o situaciones imprevisibles como ralladuras al maniobrar durante el aparcamiento o actos vandálicos.

Desde Seguros Catalana Occidente queremos ofrecerte una serie de consejos para que conserves tu vehículo reluciente como el primer día:

Consejos para el cuidado de la pintura del coche: ¿qué tener en cuenta?

El estacionamiento

Siempre que sea posible, estaciona en un lugar cubierto. Ten en cuenta que el impacto prolongado de los rayos del sol sobre tu vehículo, así como otros fenómenos climáticos como la lluvia o el granizo, pueden deteriorar la pintura. De esta forma también podrás evitar el polvo y la suciedad.

En caso de que el parking disponga de cámaras o personal de seguridad, será menos probable sufrir algún tipo de acto vandálico.

Por otra parte es recomendable ir con cuidado y perfeccionar tus técnicas de aparcamiento para evitar rozaduras.

Lavado

Por lo general un lavado mensual ayudará a mantener en buen estado la pintura del coche. Aun así, existen algunas situaciones en las que es recomendable lavar el vehículo lo antes posible. Es el caso de las deposiciones de las aves, los mosquitos e insectos que se pegan en el parabrisas o en el techo o la acumulación de salmuera, que se utiliza para combatir el hielo en la carretera.

Asimismo, es preferible lavarlo a mano para evitar roces y arañazos en la carrocería ya que, aunque no lo parezca, los rodillos que se usan en los túneles de lavado automático estropean la capa externa de tu vehículo.

Encerado

Es posible recuperar la pintura del coche y lograr que parezca recién pintado gracias a la aplicación de cera para pulir. Su uso crea una capa que, además de dar brillo, actúa protegiéndola ante el polvo, la suciedad y la humedad.

Pulido

Dependiendo del estado del vehículo, se puede recurrir al pulido para que luzca como nuevo. Es recomendable realizarlo cada dos o tres años, ya que una frecuencia mayor puede afectar a la capa más externa de la pintura.

Productos no adecuados

No debemos usar paños ni utensilios similares en seco. Tampoco productos de limpieza que no sean específicos para lavar el coche, como lejía o amoníaco. Los productos específicos para carrocerías contienen el pH indicado para no estropear la pintura.

¿Cómo estar protegido ante situaciones imprevistas?

A pesar de seguir los consejos mencionados, es inevitable que surjan imprevistos que puedan afectar a tu vehículo. Un seguro de coche es un gran aliado, este nos protegerá de cualquier tipo de eventualidad tanto si es culpa nuestra, por ejemplo, un arañazo contra un muro al aparcar, o si es culpa de un tercero (accidentes, actos vandálicos…). Para disfrutar de este tipo de protección, deberás contar con un seguro de coche a todo riesgo y hacer constar el suceso a través de un parte.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *