¿Cómo ponerse moreno? Consejos sobre el cuidado de la piel para mantener el bronceado

¿Te ha gustado este artículo?
Puntuación: 0 basado en 0 valoraciones
consejos para mantener la piel bronceada
  • Es importante tener mucho cuidado, pues una exposición incorrecta ante el sol puede acarrear graves consecuencias en tu salud.
  • No basta con que te hidrates por fuera dándote un baño: beber agua también tiene múltiples ventajas a la hora de conseguir un bronceado.
  • Tomar el sol es una actividad necesaria para nuestra salud: la vitamina D de la luz solar es un nutriente muy beneficioso.
(Última actualización 24 de agosto de 2021)

Llega el verano, y con él todas las actividades al aire libre para disfrutar del calor y el buen tiempo. Sin duda, una de las más populares es tomar el sol estirados en la playa. Si eres de los que disfrutas aprovechando los días de sol para ponerte moreno, pero no todos lo tenemos igual de fácil. Y ese no es el verdadero reto: lo más difícil es mantener el bronceado el máximo tiempo posible.

Desde Seguros Catalana Occidente, queremos ayudarte a aprovechar al máximo los días de verano y enseñarte cómo ponerse moreno de forma rápida y eficaz. En este post te damos unos cuantos trucos y consejos para conseguir el bronceado que quieres y hacer que dure hasta que llegue el invierno.

Sin embargo, no olvides que también es importante tener mucho cuidado, pues una exposición incorrecta ante el sol puede acarrear graves consecuencias en tu salud. ¿Conoces los principios básicos que debes seguir para cuidar de tu piel y protegerla de los riesgos derivados de exponerla a la luz solar?

Trucos para ponerte moreno

Las siguientes recomendaciones para broncearse no se reducen al tratamiento de la piel: también implican ligeros cambios en tu dieta y te obligan a tomar precauciones ante los rayos UVB y UVA. En ese sentido, no sólo te ayudarán a aprender cómo ponerse morena rápido, sino que te permitirán cuidar de tu salud y la de tu piel mientras lo haces.

Bebe mucha agua

El agua es ideal para el cuidado de la piel en verano. No basta con que te hidrates por fuera dándote un baño: beber agua también tiene múltiples ventajas a la hora de conseguir un bronceado. Entre ellas, la principal es que te hidrata desde dentro: el agua evita que tu piel se reseque y te peles al sol. Además, mejora su elasticidad y evita que aparezcan manchas.

Una exposición incorrecta ante el sol puede conllevar grandes riesgos para el cuidado de la piel y para la salud.

Si te entra hambre o no quieres beber tanto, recuerda que hay otras maneras de hidratarte. Cuando vayas a la playa, puedes llevarte un tentempié a base de frutas que contengan mucha agua, como la pera o la sandía.

Exfoliar la piel unos días antes de tomar el sol

Uno de los mejores trucos para ponerte morena o moreno es preparar la piel para la exposición al sol. Si exfolias tu piel 24 horas antes de ir a tomar el sol, eliminarás toda la piel muerta. Si no lo haces, la piel que hayas expuesto al sol se desprenderá cuando te duches. Es mejor que te deshagas de ella antes de tu bronceado para mantener el color durante más tiempo.

Dieta rica en frutas y verduras

Nuestra piel se pone morena debido a la acción de un pigmento llamado melanina. Este “colorante” actúa en las células de la piel dándoles un color más oscuro para protegerlas de la luz solar. Aunque la melanina reacciona a la vitamina D del sol, también puedes aumentar tus niveles de melanina de otra forma: consumiendo alimentos ricos en esta sustancia.

Muchas frutas y verduras son ricas en melanina, como por ejemplo el tomate, la espinaca, la lechuga, el mango, la calabaza y la zanahoria. Además de ayudarte con el bronceado, incorporarlos a tu dieta puede hacer que lleves una alimentación más sana y equilibrada. Son todo ventajas.

Algas y pescados

Otros aspectos de la alimentación pueden ayudar a tu piel a mantenerse bronceada: el alga espirulina, por ejemplo, es un buen protector ante los efectos de los rayos UVA. Y para completar tu dieta de bronceado veraniego, no hay nada mejor que comer algún pescado azul. Varios de los nutrientes que contienen son herramientas valiosas para ponerse moreno: el omega 3 hace tu piel más firme y elástica, mientras que los ácidos grasos ayudan a hidratarla y prolongan el bronceado.

Evitar pelarse

Ninguno de estos consejos son útiles para un bronceado si una no sabe cómo ponerse morena sin quemarse. Como bien sabrás, la clave está en usar un protector solar eficaz. Procura buscar una crema que actúe contra rayos UVA, y asegúrate de que el factor de protección es suficiente para cuidar tu piel en función del tono natural que suele tener. Cuanto más morena seas, menor factor de protección necesitarás, aunque siempre es mejor pecar de precavido.

Aftersun

La búsqueda del bronceado perfecto no acaba cuando dejamos de tomar el sol. Después de levantarnos de la toalla o tumbona, es importante hidratar la piel en dos pasos. En primer lugar, debemos ducharnos para abrir los poros, y justo después hay que aplicar alguna crema hidratante con nutrientes que reparen y refresquen nuestra piel, como el colágeno o la elastina.

Suscríbete a nuestra newsletter

¿Quieres recibir más consejos y novedades en tu email?

Cómo debe ser el cuidado de la piel ante la exposición al sol

Tomar el sol es una actividad necesaria para nuestra salud: la vitamina D de la luz solar es un nutriente muy beneficioso. Aun así, es importante no olvidar que la exposición al sol durante un largo periodo de tiempo conlleva ciertos riesgos. No debemos olvidar que tomar el sol sin las precauciones adecuadas puede llevar a sufrir quemaduras considerables o incluso a contraer cáncer de piel.

Si quieres ponerte morena sin riesgos, te animamos a seguir los siguientes consejos:

  • Utiliza protector solar: Aunque parezca obvio, nunca está de más repetirlo. Los rayos de sol afectan al cuerpo incluso después de irte de la playa, por lo que es importante que te apliques protector solar cada dos horas. Asegúrate de comprobar en la etiqueta que la crema es adecuada para ti, y que es eficaz contra los rayos ultravioleta.
  • Evitar la exposición directa a ciertas horas: Siempre es importante usar crema solar, pero hay que ser especialmente cuidadoso a ciertas horas del día. Entre las 12 del mediodía y las 3 de la tarde, los rayos de sol caen directamente sobre nosotros, por lo que nos arriesgamos más a sufrir los efectos nocivos de la luz. Es recomendable que estés resguardado del sol durante esas horas y hagas actividades al aire libre por la mañana o por la tarde.
  • No pasar por alto los días poco soleados: A pesar del consejo anterior, también hay que andar con cuidado durante los días nublados. Los rayos de sol son capaces de alcanzar la piel a pesar del obstáculo que suponen las nubes. En verano, incluso en días poco veraniegos, aplícate algo de protector solar sobre el cuello y los hombros para ir sobre seguro.
  • Cuidar la piel por medio de la dieta: Como hemos mencionado, las cremas no son lo único que podemos usar para cuidar de nuestra piel. Consumir alimentos ricos en antioxidantes que mejoren su elasticidad y su firmeza es un complemento ideal a la crema solar y el aftersun.

Cuenta con la opinión de un especialista en dermatología

Aunque quieras conseguir un bronceado lo más rápido posible, es imprescindible que lo hagas de forma segura. Para ello, lo más fácil es que sigas los anteriores consejos; de lo contrario puedes echar a perder tu bronceado y también tu salud. La exposición prolongada al sol puede provocar el envejecimiento prematuro de tu piel, quemaduras y enfermedades como la queratosis o el melanoma.

Los peligros de un mal cuidado de la piel en verano nos pueden afectar a todos. Si, además, tu piel es especialmente sensible, es de vital importancia que cuentes con la asistencia de un profesional. Aunque los consejos para el bronceado son aplicables en general, es probable que alguien con condiciones dermatológicas particulares deba recibir asesoramiento especializado por parte de un experto.

Encuentra un cuidado específico para tu piel

Tanto si tu piel tiene unas características especiales como si sólo quieres ponerte morena este verano, es importante contar con la ayuda de un dermatólogo que te aconseje. No hay dos tipos de piel iguales, por lo que es muy recomendable que resuelvas todas tus dudas con un profesional que te indique cuál es el protector solar más adecuado para ti.

Si necesitas hacer cualquier otra consulta acerca del cuidado de la piel, recuerda que el seguro Cosalud Bienestar cuenta con expertos en dermatología que estarán encantados de asesorarte. Podrás plantearles todas tus preguntas y conseguir el bronceado que deseas mientras proteges la salud de tu piel.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

dieciocho − catorce =