Cómo reducir gastos en una empresa

¿Te ha gustado este artículo?
Puntuación: 3.7 basado en 6 valoraciones

cómo reducir gastos

La optimización de los beneficios es el objetivo principal de toda empresa. Existen dos vías para llegar a dicha meta: por una parte, aumentando los ingresos y, por otra, minimizando los gastos. Los emprendedores suelen tener especial interés en saber cómo reducir gastos en su empresa ya que, al principio, las ventas pueden flojear. En este post te traemos los mejores consejos para reducir los gastos al mínimo y conseguir que el comienzo sea más fácil. Así, cuando la empresa se asiente será más sencillo llevar un seguimiento y, por ende, realizar los ajustes oportunos para continuar reduciendo gastos. 

Consejos para reducir gastos de una empresa desde sus cimientos

Quizás, al emprender tu gran proyecto has pensado en conseguir la ayuda de un business angel: grandes profesionales del mundo empresarial, capaces de ver el potencial de pequeñas y nuevas empresas, o startups, y en las cuales deciden invertir; una forma muy moderna y no tan sencilla, de conseguir financiamiento y un respaldo a la hora de montar tu propia empresa. Sin embargo, en este post hemos preferido darte una serie de consejos muy útiles para que, hagas lo que hagas, puedas reducir los gastos desde el principio e, incluso, obtener beneficios con tu nueva empresa:  

Realizar una optimización calidad/precio

La creación y desarrollo inicial de una nueva empresa representa uno de los momentos más delicados de la vida de cualquier negocio. Por ello, conviene invertir en productos de calidad, pero siempre, a un precio razonable. Para reducir gatos de una empresa cuyas bases se están cimentando, es importante comparar minuciosamente los precios de los bienes inmuebles que hay que comprar o alquilar (mobiliario, material informático, decoración, local, energía…) y seleccionar aquellos idóneos a nivel de calidad/precio.  

Hay que tener en cuenta que, a veces, comprar barato sale caro, puesto que comporta elevados gastos posteriores en reparaciones. Es muy importante hacerse ciertas preguntas: ¿Qué material y qué calidad necesito? ¿Dónde necesito estar presente? ¿Cuánto espacio necesito? ¿Cuánto dinero puedo invertir? 

Analizar la estructura de costes 

Reducir gastos corporativos requiere evaluar todos los servicios y proveedores que tienes contratados y establecer una relación de calidad/precio. Entonces, debes preguntarte si la empresa está siendo eficiente y si se han contratado servicios y/o productos innecesarios. Lo cierto es que siempre se pueden negociar los precios, ajustándolos así a las verdaderas necesidades. 

También es muy importante considerar el tiempo invertido por parte de los gerentes y trabajadores, y comprobar si este puede mejorar. En otras palabras, hay que evitar redundancias en las tareas o desplazamientos innecesarios, especialmente, para garantizar un buen rendimiento del capital humano. 

Seguimiento y actualizaciones para optimizar los beneficios de una empresa asentada 

El control de gastos debe ser una tarea permanente porque las necesidades pueden cambiar a lo largo del tiempo. Quizás, un proceso que funciona bien al principio requiere una modificación más adelante. 

Es imprescindible realizar un seguimiento periódico de la estructura de costes, detectar dónde se puede mejorar y aplicar las actualizaciones requeridas para minimizar los costes. 

  • Aprovechar los recursos al máximo

    Para reducir gastos en la empresa es muy importante hacer una revisión de aquellos elementos que está en funcionamiento: electricidad, agua, combustible, materia prima, u otros materiales necesarios para ofrecer el producto o servicio en cuestión. Si, por ejemplo, la empresa es una sastrería y no se cortan bien los patrones, quizás se está desaprovechando mucha tela que se podría haber ahorrado con un trabajo bien realizado. 

  • Localizar los gastos más elevados

    Uno de los mayores gastos de una empresa corresponde a los salarios de los empleados. Al principio, esta inversión es difícil de asumir, pero a medida que la empresa está asentada, todo empieza a ser más sencillo, y los pequeños problemas se empiezan a solucionar. Si se actúa con lógica y pausadamente, será posible conseguir una reducción significativa de gastos y, finalmente, una amortización considerable a largo plazo. 

En Catalana Occidente sabemos lo importante que es tu empresa para ti; por ello queremos garantizarle un futuro próspero. Contando con un seguro multirriesgo para pyme te sentirás respaldado ante cualquier imprevisto, pudiendo contar con todas las coberturas necesarias que necesita tu empresa. 

Ya puedes contactar con uno de nuestros agentes e iniciar el proceso de contratación de la póliza. Ante cualquier duda, él o ella se encargará de resolvértela de manera personalizada.  

Síguenos en Facebook y Twitter para estar a la última en los temas que más te interesan.

Suscríbete a nuestra newsletter

¿Quieres recibir más consejos y novedades en tu email?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

cinco × 5 =