¿Qué es la hiperhidrosis?

¿Te ha gustado este artículo?
Puntuación: 5 basado en 1 valoraciones

hiperidrosis axilar

La hiperhidrosis consiste en una sudoración excesiva. En determinadas zonas del cuerpo se manifiesta con más frecuencia como, por ejemplo: los pies, la frente, las manos o las ingles aunque, sin duda, la hiperhidrosis axilar es la que más hace cuestionarse a muchas personas cómo evitar el sudor.

En ocasiones, la sudoración es tan grande que puede empapar la ropa y verse con mucha facilidad a simple vista, lo que puede llegar a imposibilitar a la persona afectada a la hora de desarrollar su actividad diaria con normalidad, o provocar vergüenza e incluso otros problemas de carácter social.

Cuando se trata de encontrar los motivos de la hiperhidrosis, las causas no siempre están del todo claras. Se conoce como hiperhidrosis primaria aquella que aparece de manera repentina y sin ninguna causa aparente, o bien, cuando se dan circunstancias que harían sudar a cualquier persona, pero no de una manera tan llamativa, como por ejemplo al hacer deporte, experimentar estrés o acaloramiento.

Por otra parte, se cree que tiene cierto componente hereditario, ya que se han observado diferentes casos en una misma familia. Además, existe la denominada hiperhidrosis secundaria, que es la que se manifiesta como consecuencia de alguna enfermedad como podría ser: la diabetes, los sofocos de la menopausia, problemas de tiroides, bajadas de glucosa, un infarto, infecciones, algunos tipos de cáncer y trastornos del sistema nervioso.

Ahora que ya sabes qué es la hiperhidrosis, si la padeces, seguro que te resultará interesante conocer los diferentes remedios que puedes aplicar contra la sudoración excesiva.

El botox, la solución estrella para los problemas de sudor

Sea cual sea la solución que más te convenza para hacer frente a los problemas de sudor, lo más importante es que surja como consecuencia de las recomendaciones de un profesional. El seguro de salud de Catalana Occidente incluye una cobertura ideal para casos como éste.

Se trata de la cobertura CoSalud, un excelente servicio de salud y bienestar para realizar consultas sanitarias con los mejores profesionales del sector y sin las interminables listas de espera que te puedes encontrar en la sanidad pública.

CoSalud precisamente te ofrece uno de los tratamientos más punteros para la hiperhidrosis: el botox. Se ha demostrado que los síntomas de la hiperhidrosis se reducen significativamente con tratamientos de aplicación de toxina botulínica, más conocidos como botox, encontrándose, sobre todo, entre los más eficaces remedios para el sudor en las axilas.

Su mecanismo consiste en el bloqueo de la transmisión nerviosa que desencadena el exceso de sudoración y es efectivo transcurridos entre dos y cuatro días de su aplicación. El efecto del botox dura aproximadamente seis meses y está indicado para la hiperhidrosis primaria.

¿Cómo tratar la hiperhidrosis?

Si eres consciente de que tienes este problema, es mucho más fácil encontrar cómo tratar la hiperhidrosis. Todo el mundo suda y se trata de una función necesaria para regular la temperatura corporal pero, si percibes que sudas demasiado, es mejor realizar cuanto antes el diagnóstico de la hiperhidrosis y buscar tratamientos para limitar sus consecuencias. Aquí tienes algunos remedios para no sudar:

  • Elimina el estrés practicando técnicas de relajación como el mindfullness o el yoga
  • Lleva ropa para sudar menos. Usas camisetas de algodón transpirables y ten a mano siempre una capa extra que puedas quitar y poner con facilidad
  • Reduce los alimentos picantes, el alcohol, la cafeína o aquellos que se toman muy calientes
  • Realiza un consumo adecuado de agua para refrigerar el organismo. Los cereales integrales y los lácteos también son buenos aliados si ya no sabes cómo hacer para no sudar excesivamente
  • Evita los antitranspirantes basados en sales de aluminio, ya que actúan taponando las glándulas sudoríparas y, a la larga, producen irritación de la piel y otros problemas cutáneos como dermatitis
  • En su lugar puedes utilizar discos de algodón para absorber el exceso de sudor o antitranspirantes de acción antibacteriana que puedes encontrar en la farmacia.

¿Te ha parecido interesante este post? Síguenos en Facebook y Twitter para estar a la última en temas tan útiles como este.

Suscríbete a nuestra newsletter

¿Quieres recibir más consejos y novedades en tu email?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *