¿Comprar un coche nuevo o de segunda mano?

¿Te ha gustado este artículo?
Puntuación: 0 basado en 0 valoraciones

coche nuevo o de segunda mano

A la hora de comprar un coche, una duda recurrente es la de elegir entre un coche nuevo o de segunda mano. Consultar con nuestra familia y amigos puede ayudarnos a decidirnos. Desde Seguros Catalana Occidente también queremos ayudarte con algunos consejos.

Consejos para comprar un coche nuevo

¿Qué necesidades tengo?

Pregúntate para qué lo necesitas. No cumple la misma función, por ejemplo, un deportivo que una berlina. Si utilizas tu vehículo para viajar con tu familia tus necesidades también serán diferentes. Tener claro este primer punto es crucial para acertar en tu decisión final.

¿Qué rango de precio busco?

Ten clara la gama en función de la mejor relación calidad y precio. Tener una idea clara de tus necesidades y del precio que aspiras a pagar te agilizará la búsqueda.

¿Cómo puedo ahorrar?

Solicita presupuestos a distintos concesionarios y pregunta qué opciones dan a sus clientes para financiar la compra de un coche nuevo. Las diferencias en las formas de venta y en los precios pueden llegar a ser sustanciales entre dos concesionarios que ofrecen exactamente el mismo vehículo.

¿Me encuentro a gusto conduciendo?

Pide una prueba del vehículo para saber si te encuentras cómodo al volante.

Consejos para comprar un coche de segunda mano

Antes de decidirte a comprar un coche de segunda mano, además de hacerte las preguntas anteriores. Intenta tener respuesta a preguntas como: ¿Por qué se vende? ¿Ha sufrido algún accidente grave? ¿Cuál ha sido la frecuencia de uso? ¿Existen facturas de las reparaciones que haya tenido? ¿Dónde se ha estacionado habitualmente el vehículo cuando no se ha utilizado?

Si obtienes estas respuestas y son favorables, llegará el momento de probar el vehículo. Es importante comprobar que el coche tiene los kilómetros que marca. Si queremos tener una evaluación más fiable, podemos pedir a un mecánico de confianza que nos acompañe a evaluar el vehículo y nos dé su opinión. Si queremos hacerlo nosotros mismos, para ello comprueba en qué medida el volante, freno de mano, el pomo del cambio o los pedales han sufrido desgaste (en principio, estos signos son directamente proporcionales al uso).

Comprueba, de igual manera, que el coche haya sufrido los accidentes que diga el vendedor (que los cristales tengan el logo del fabricante, que no haya piezas repintadas o que la frenada no se desvíe hacia un lado pueden ayudarte a detectar algún accidente grave que haya podido sufrir).

Fíjate en la documentación y pide siempre el permiso de circulación, el resultado de la última ITV (o de las que puedas obtener), la ficha técnica y el libro de mantenimiento. Por último, debes tener en cuenta la evolución del precio en función de su antigüedad. Para ello, Ganvam, la Asociación Nacional de Vendedores de Vehículos a Motor, pone a disposición de los usuarios este interesante informe sobre la evolución de los precios de un vehículo dentro del mercado.

Por último, una vez te decidas por la compra de uno nuevo o uno de segunda mano, pregúntate: ¿qué seguro necesitaré?. Es esencial contar con un seguro de coche que se adapte a las características del vehículo y a las del conductor. Además, asegúrate de contar con uno que tenga todos los daños cubiertos, gastos de ITV y todas las coberturas posibles en función de tu nuevo vehículo.

Suscríbete a nuestra newsletter

¿Quieres recibir más consejos y novedades en tu email?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *