¿Es mejor conducir solo o acompañado?

¿Te ha gustado este artículo?
Puntuación: 0 basado en 0 valoraciones

El papel del copiloto para una conducción más segura

Cuando hablamos de seguridad al volante solemos fijarnos tanto en aspectos externos (condiciones climáticas o estado de la carretera), del propio vehículo (problemas en los frenos, la presión de los neumáticos…) e incluso en el propio conductor (falta de sueño, consumo de alcohol…); y lo cierto es que muchas veces olvidamos la importancia de un cuarto elementos: los acompañantes del coche. Por tanto, ¿qué es más seguro, conducir solo o acompañado?

Aunque está probado que conducir acompañado ayuda a combatir el cansancio y ayuda a encontrar mejor la ruta, lo cierto es que tanto el copiloto, como los demás pasajeros, puede ser uno de los desencadenantes de un accidente a causa de su comportamiento durante el trayecto. Cualquier gesto inesperado, una discusión o un movimiento brusco, pueden hacer que el conductor pierda parte de concentración.

Entonces, ¿es mejor conducir solo?

La verdad es que no se ha determinado si es más seguro conducir solo o acompañado, ni siquiera existe un género o edad que limite quién es mejor que te acompañe. Sin embargo, se recomienda desde la DGT que el copiloto y los acompañantes aprendan a entender las circunstancias en las que se encuentre el conductor en cada momento mientras van por carretera para así ser capaces de evitar algunos tipos de conducta que podrían influirle.

¿Puede ayudar el copiloto durante el trayecto?

El copiloto puede llegar a ser de gran ayuda para el conductor, ya que él será capaz de fijarse en algunos detalles que puede pasar por alto o no tener tiempo de ver el conductor. Por ejemplo, el copiloto puede encargarse de leer los carteles de las direcciones, advertir de posibles peligros, indicarle con un mapa o gps la ruta que debe tomar, incluso puede hacerse cargo de los acompañantes que vayan detrás.

¿Cómo ser un buen copiloto?

 – Confía en el conductor. Se supone que esta persona sabe a dónde va y que si necesita ayuda te la pedirá. Intenta no ofrecer varias opiniones sobre cómo ir al sitio durante la conducción ya que esto podría confundirle.

 – Ayúdalo si te lo pide. En el momento en que el conductor te pida ayuda con las indicaciones o leyendo carteles, estate bien atento y dale la información que necesita sin preguntar el por qué.

– ¿Cómo dar buenas indicaciones? Lo ideal es darlas de forma anticipada. Por ejemplo, si hay que girar a la derecha, no esperes a estar cerca de esa calle, anúnciaselo antes para que pueda realizar la maniobra.

– Si el conductor te pide silencio en un momento dado, acéptalo. Es posible que necesite estar plenamente concentrado para prestar la atención debida a los diferentes elementos de la carretera.

– No transmitas un sentimiento de duda al conductor mientras conduce. Antes de indicar de forma dudosa una dirección, es preferible que paréis un momento en algún sitio y os dediquéis a mirar bien lo que pone en el mapa o gps.

Ser copiloto puede ayudar a que la conducción sea más segura y eficiente; pero es importante ser conscientes de que el conductor, lo que necesita en primer lugar, es prestar atención a la carretera.

Suscríbete a nuestra newsletter

¿Quieres recibir más consejos y novedades en tu email?