Consejos para viajar durante el embarazo con comodidad y seguridad

El segundo trimestre de gestación es el mejor momento para viajar durante el embarazo

Si estas a punto de ser madre, debes saber que en principio el embarazo no tiene por qué ser un problema para que viajes en coche, a menos que tu ginecólogo indique lo contrario o que ya estés en la recta final. En todo caso, merece la pena que tengas en cuenta algunos consejos prácticos para viajar con seguridad en coche durante el embarazo.

El mejor momento para viajar

Si estás en el segundo trimestre del embarazo, te encuentras en el momento más adecuado para coger el coche y disfrutar de unas merecidas vacaciones. Ten en cuenta que en los 3 primeros meses las náuseas son más abundantes, y que los tres últimos ya no te sentirás ni tan ágil ni tan descansada como para hacer según qué trayectos.

Viajar en coche

El coche es una de las mejores opciones de transporte para las mujeres embarazadas, especialmente en los trayectos cortos. Aprovechar la intimidad del espacio te permitirá ponerte cómoda y liberarte de molestias como los zapatos.

Si vas como pasajera, descálzate y haz pequeños movimientos de pies y piernas para ayudar a activar la circulación sanguínea. De todos modos, si estás en tu último trimestre de gestación es aconsejable que no cojas nunca el coche como conductora, ya que no estarás en condiciones óptimas para manejar el volante con un 100% de fiabilidad.

También es recomendable que organicéis el viaje haciendo paradas cada 2 horas, para que puedas estirar las piernas e ir al baño. Moverte todo lo que puedas y vestir cómodamente te ayudará a sobrellevar mejor las molestias propias de viajar embarazada.

Asimismo, es fundamental que tomes la precaución de llevar siempre agua contigo para evitar deshidratarte y, aunque parezca una contradicción, retener más líquidos de la cuenta.

Finalmente, no olvides llevar siempre contigo algo de comer que te apetezca, por si te entra hambre durante el trayecto o las náuseas son excesivas. Te resultará de mucha utilidad si no podéis parar el coche en medio del trayecto y te hará sentir mucho más cómoda, algo fundamental en una mujer en estado de gestación.