Cómo el control parental puede ayudar a mantener a salvo a tus hijos en Internet

¿Te ha gustado este artículo?
Puntuación: 5 basado en 1 valoraciones

Qué es y cómo usar el control parental

Si tienes hijos, probablemente estés preocupado por el uso que le dan a la tecnología. No eres el único, ya que son muchos los padres que perciben los riesgos que supone para los niños.

El consumo digital, en ocasiones, lleva a los menores al límite de la adicción, por ejemplo, dejando de lado los estudios, la familia y las actividades al aire libre, tan importantes para su desarrollo, o como pueden ser riesgo aún más graves que atentan contra su seguridad.

En respuesta a esta problemática, nace el control parental, un servicio al que puedes acceder a través de tu seguro de hogar y que te permitirá controlar el uso que tus hijos le dan a la tecnología. ¡Te lo explicamos al detalle!

¿Qué es el control parental?

El control parental es un sistema que permite proteger a los niños de los peligros de internet. Se trata de una herramienta que nos facilita el control sobre el acceso de los más pequeños a las tecnologías digitales.

Por otra parte, gracias al control parental, podemos limitar tanto el contenido que perciben nuestros hijos como el tiempo que pasan frente a pantallas de televisión, ordenadores, tabletas y móviles. Así, se reduce la posibilidad de que los niños sufran las consecuencias de las amenazas procedentes de la digitalización que pueden perjudicarles.

Ahora que ya sabes lo qué es el control parental, vamos a centrarnos en la importancia que tiene en nuestros días. ¿Por qué es necesario controlar y/o limitar el uso de la tecnología en los niños?

Importancia de hoy en día

El uso adecuado de las nuevas tecnologías es muy beneficioso. Los niños pueden encontrar en ellas recursos extraordinarios para facilitarles el estudio, los momentos de ocio y la comunicación con sus amigos.

Sin embargo, la gran cantidad de producciones audiovisuales, videojuegos, contactos virtuales y contenidos digitales, en ocasiones ha supuesto diferentes perjuicios:

  • Adicción: dejando de lado los estudios, la familia, los amigos y las actividades al aire libre, claves en su desarrollo.
  • Ciberbullying: los menores que pasan largas horas conectados a las redes sociales, son más vulnerables frente a insultos, frases hirientes o discriminatorias.
  • Sexting: los niños y adolescentes corren el riesgo de enviar contenido de carácter sexual de los que pueden arrepentirse cuando permanecen mucho tiempo frente al teléfono móvil.
  • Contacto con desconocidos: si tus hijos navegan demasiado por internet también son más susceptibles de entrar en contacto con desconocidos con malas intenciones.
  • Contenido inadecuado: el uso de internet también puede hacer que los niños caigan en páginas web con contenido perjudicial para su edad, como pornografía, radicalismo o violencia.

Ámbitos en los que utilizarás el control parental

El control parental puede aplicarse en numerosos ámbitos:

  • Páginas web: te permite bloquear páginas concretas atendiendo a la categoría a la que pertenezcan. Además puedes elegir páginas web concretas y bloquear su apertura en el dispositivo de tu hijo.
  • Aplicaciones: el control parental te servirá para restringir el acceso a las aplicaciones que elijas. Por ejemplo, puedes evitar que tu hijo use una determinada red social o que se descargue aplicaciones mediante la restricción del acceso a Google Play o Apple Store.
  • Tiempo de uso: puedes limitar el tiempo que tu hijo hace uso de determinadas tecnologías, como juegos dentro de un dispositivo.
  • Bloqueo de contactos: gracias al control parental puedes bloquear números de teléfono concretos para que tu hijo no pueda llamarle ni tampoco recibir llamadas suyas.
  • Geolocalización: el control parental te permite saber exactamente el punto donde se encuentra tu hijo, en tiempo real.
  • Aviso de emergencia: puedes añadir al dispositivo de tu hijo un botón de emergencia para que pueda avisar inmediatamente si se encuentra en una situación de peligro.

El control parental: Cómo aplicarlo

¿Cómo usar el control parental en internet? Existen gran cantidad de herramientas que puedes utilizar para proteger a tus hijos de un uso incorrecto de la tecnología. Por ejemplo, puedes valerte de las mejores aplicaciones de control parental que puedes utilizar según la Organización de Consumidores y x (OCU), teniendo en cuenta que la gran mayoría son aplicaciones de pago. En cambio, se trata de un servicio al que puedes acceder de manera completa y totalmente gratuita si dispones de un buen seguro de hogar.

Conclusiones

El control parental es un sistema que te permite controlar y/o restringir el acceso de tus hijos a las tecnologías digitales. Es una herramienta que protege a los más pequeños frente a diferentes amenazas: adicciones, grooming, ciberbullying, sexting, contacto con desconocidos y acceso a contenido inadecuado.

Si aplicas el control parental puedes limitar páginas web, aplicaciones y el tiempo que tus hijos pasan frente a las pantallas. Además, puedes bloquear llamadas e incluir un botón de emergencia en su teléfono móvil. Existen numerosas aplicaciones de control parental que puedes utilizar, pero la mejor opción es, sin duda, acudir a tu seguro de hogar para obtener un servicio de calidad y sin coste.

Suscríbete a nuestra newsletter

¿Quieres recibir más consejos y novedades en tu email?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

1 + dieciseis =