¿Cuál es la cotización de una excedencia laboral?

¿Te ha gustado este artículo?
Puntuación: 3.2 basado en 9 valoraciones

cuál es la cotización en una excedencia

Cómo calcular la cotización de una excedencia

Solicitar una excedencia laboral para cuidar de un hijo recién nacido es habitual en muchos padres y madres que trabajan o para trabajadores que desean tomarse un tiempo para iniciar proyectos propios. Dejar el trabajo de manera temporal implica cambios económicos y en la cotización a la Seguridad Social. Aprender a calcular la cotización de una excedencia es esencial para conocer el alcance de esta medida.

¿Qué es realmente una excedencia laboral?

Solicitar una excedencia laboral es un derecho de los trabajadores con hijos menores de 3 años. Permite dejar de trabajar por un periodo de tiempo para cuidar a los niños manteniendo el derecho de reincorporación cuando llegue el momento.

Durante la excedencia, la empresa no paga al trabajador y, de hecho, se considera que la relación laboral que les une está suspendida.

No existe una duración preestablecida de las excedencias laborales. Incluso se puede pedir una excedencia fraccionada, en periodos de meses renovables con un preaviso previo.

La cotización durante la excedencia

Durante la excedencia la empresa tampoco cotiza por el trabajador ausente. Esto no afecta a durante los 2 primeros años a las prestaciones de la Seguridad Social, ya que se le considera en situación asimilada al alta de cara a la jubilación, incapacidad permanente, muerte y supervivencia, maternidad y paternidad. También tiene derecho a la asistencia sanitaria como si estuviera trabajando.

En otras palabras, durante una excedencia laboral no cotiza realmente, pero en referencia a estas prestaciones es como si lo estuviera haciendo.

El final de la excedencia

Durante el primer año de excedencia (ampliable a 15 o 18 meses en el caso de familias numerosas), el trabajador puede recuperar su puesto de trabajo si da por finalizada la excedencia.

A partir de este momento, la reserva del puesto finaliza, pero el empleado puede tener un trabajo de categoría equivalente al suyo.

Es importante diferenciar la excedencia por cuidado de un hijo de la voluntaria. En el primer caso, solamente se contempla un derecho de reingreso preferente si hay vacantes, mientras que en el segundo está garantizada la recuperación de un puesto de trabajo.

Si la empresa se niega a su reincorporación, se puede considerar como un despido nulo y el empleado puede hacer las reclamaciones legales oportunas contra la empresa.

 

Suscríbete a nuestra newsletter

¿Quieres recibir más consejos y novedades en tu email?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

tres × 1 =