¿Quieres una mascota? Cuidados, alimentación e higiene del perro

¿Te ha gustado este artículo?
Puntuación: 5 basado en 1 valoraciones

cuidados de un cachorro

Cuidar mascotas es algo habitual en muchos hogares, y aunque existen muchos tipos de mascotas, los perros y gatos son los animales de compañía por excelencia. Y de éstos, los perros suelen ser los animales más dependientes de sus dueños, por lo que es muy importante saber cómo cuidarlos.

¿Sabes de verdad cómo cuidar de un cachorro o la alimentación que más le conviene a tu perro? Hoy vamos a hablar acerca de las rutinas y los cuidados de tu mascota, esenciales para una vida sana y feliz.

Cuidados para el perro

Algo esencial en los cuidados de un perro es mantener una serie de rutinas. Éstas deben aplicarse desde que es un cachorro, para que según vaya creciendo su adaptación sea perfecta. Cuidar de una mascotas no es demasiado complicado, pero necesita que le prestes atención a todas las necesidades que requieran.Recuerda que se trata de un ser vivo y no de un juguete, por lo que si te decides a adoptar un perro, tienes que prestarles los cuidados que se merece.

En casa

¿Qué cuidados necesita un perro mientras está en casa? Los cuidados básicos incluyen una buena alimentación, un lugar donde descansar y unas pautas adecuadas de higiene. El baño tiene que formar parte de su rutina, usando productos específicos para perros que respetan la piel y lo previenen de parásitos.

También es fundamental darle mucho cariño, porque sus necesidades emocionales son tan importantes como las físicas.

En la calle

Un perro tiene que salir a pasear por lo menos 2 veces al día. Y no limitarse a que hagas sus necesidades, sino también para que haga ejercicio. De esta manera se cuida de su salud física, al tener actividad, y la salud mental porque le proporcionas entretenimiento, aprende a socializar y tiene una vida más feliz.

Dependiendo de la edad y el tamaño, el tiempo de paseo recomendado varía:

  • Por ejemplo, si se trata de un cachorro será suficiente con 15 minutos cada vez, aunque la frecuencia de los paseos en la calle puede que sea elevada.
  • Mientras que un adulto necesita salir por lo menos durante una hora, repartido entre un paseo por la mañana y otro por la tarde de media hora, o varias salidas más cortas, pero frecuentes.
  • Si es anciano, dependiendo de su estado de salud tendrás que ajustar el tiempo, y procurar que no se canse por acelerar el ritmo.

Las razas grandes, o las que son muy activas, necesitan correr, de modo que cada 2 o 3 días al menos hay que sacarle para que descargue energía. Si no, podría desahogarse rompiendo cosas en casa.

No obstante, todas las razas, sean grandes, medianas o pequeñas deben de realizar un mínimo de ejercicio a la semana, siempre adaptado a sus necesidades, para desarrollar su comportamiento positivo, evitando frustraciones en su actitud y manteniendo tanto su estado físico como mental.

Qué hay que tener en cuenta después del COVID-19

La pandemia del coronavirus ha afectado también a nuestras mascotas, que en muchos casos se han quedado encerradas en casa, sin apenas salir a la calle. Ahora que se abren un poco las restricciones y se vuelve a la rutina, es necesario incluir algunas precauciones en la lista de cuidados de un cachorro o un perro adulto.

La higiene debe ser aún más profunda, desinfectándolo cuando llega del paseo y asearlo lo máximo posible. Sobre todo las patas, que son las que han tenido mayor contacto con el suelo, con mucho cuidado de no dañarlas porque son bastante sensibles.

Puedes utilizar un poco de gel hidroalcohólico en las patas, el rabo o el hocico, aunque es mucho mejor que uses agua y jabón suave.

Alimentos para el perro

La alimentación del perro es clave para su salud, por lo que necesitas seguir una dieta equilibrada y sana, que aporte los nutrientes esenciales conforme a su actividad, tamaño y edad. No es lo mismo dar de comer a un cachorro que a un adulto, como tampoco lo es si pasa horas corriendo por el parque o si la mayor parte del tiempo lo pasa en su cama, dentro de casa.

Es fundamental que elijas alimentos de buena calidad, con ingredientes que aporten lo que el perro necesita.

  • La carne tiene hierro, proteínas y vitaminas del grupo B, que ayudarán a mantenerse fuerte y con energía.
  • El salmón aporta ácidos Omega 3, que fortalece sus articulaciones, minerales como el magnesio o el zinc y vitaminas A y D.
  • Las verduras le aportan fibra, imprescindible para que el organismo cumpla sus funciones de forma adecuada, contribuyendo a mejorar sus defensas.

Además, deben cumplirse unos horarios y procurar usar siempre el mismo pienso. Un cambio puede causar diarreas, por lo que si necesitas cambiar su alimentación, hazlo con cuidado y consulta a su veterinario.

Evita la tendencia de “malcriar” a tu perro dándole demasiados premios, un exceso de comida o solo alimentarlo con comida que no sea especial para canes. Esto solo le llevará a tener problemas de salud.

Alimentos tóxicos para el perro

Una buena alimentación del perro incluye evitar alimentos que no pueden tomar porque son peligrosos para su salud, incluso mortales. Algunos de ellos son:

  • Chocolate.
  • Tomate.
  • Frutas de hueso
  • Cebolla o ajos.
  • Lácteos.

Aunque no te lo creas, los huesos tampoco son comida para un perro, o al menos no todos los tipos de hueso. Si le quieres dar un hueso a tu mascota, nunca lo cocines, y dale solo aquellos que sean tiernos o los grandes y redondos, como el hueso de rodilla de vacuno.

Conclusiones

Cuidar mascotas es una forma de mostrar tu amor por los animales, de modo que si quieres adoptar un perro, excelente. Asegúrate de que le prestas los cuidados adecuados y tendrás un amigo para toda la vida.

Suscríbete a nuestra newsletter

¿Quieres recibir más consejos y novedades en tu email?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

17 − 9 =