Decoración Feng Shui: la proporción Yin Yang en el hogar

¿Te ha gustado este artículo?
Puntuación: 0 basado en 0 valoraciones

El simbolismo de la decoración Feng Shui adaptado a tu personalidad

 

Cuando nos planteamos la decoración de nuestra casa, la mayoría de veces pensar sólo en cuál será el resultado estético de los objetos que vamos a colocar nos parece suficiente. Pero podemos ir más allá: el feng shui nos permite mejorar nuestra vida en el hogar a través de la organización de la decoración de la casa.

El feng shui es una técnica oriental que permite mejorar ciertos aspectos de una casa, pero es importante saber adaptarlo a cada hogar y sus condiciones, huyendo de algunas interpretaciones rígidas y anecdóticas que se hacen muchas veces sobre la decoración feng shui. De hecho, es importante conocer sus principios básicos y, a partir de aquí, trabajar para adecuarlos a nuestro propio hogar.

El concepto de vacío

Una de las bases del feng shui es la necesidad de eliminar todo lo superfluo de un hogar y optar por una decoración más minimalista. Según esta técnica, cuando hacemos el vacío en un hogar, conseguimos recuperar la energía que absorbían los objetos que hemos eliminado de la casa porque no nos servían. De esta manera, ganamos libertad de movimientos.

El espacio vacío que ganamos al eliminar los objetos innecesarios, debemos llenarlo con algo nuevo y verdadero positivismo. Los elementos que componen la decoración y mobiliario de nuestra casa deben, y de hecho lo conseguimos de manera inconsciente, estar en consonancia con nuestra personalidad, gustos y visión de las cosas. Por ejemplo, si buscas fortalecer tu vida familiar, no decores tu casa con cuadros de personas en solitario o dándose la espalda.

Los colores yin y yang

Los tonos claros (colores Yin), especialmente los pasteles, deben ser los protagonistas en una decoración feng shui. Además de que encaja a la perfección con cualquier decoración, hay que tener en cuenta que facilitan la iluminación de los espacios y, por lo tanto, el ahorro energético. La energía Yin se relaciona con la tranquilidad, la luna, el agua y el lado femenino y está relacionada con ambientes íntimos, sin elementos disuasorios como televisiones y ordenadores, con música tranquila y poco ruido.

Esto no significa que los tonos fuertes e intensos (colores Yang) estén prohibidos, pero sí que deben usarse en su justa medida. La energía Yang es sinónimo de actividad, luz, el fuego y el lado masculino. El equilibrio debe ser fundamental y para conseguir la complementariedad Yin Yang podemos potenciar la luminosidad en algunas habitaciones, utilizar colores vivos y alegres y eliminar objetos estancos.

Las formas de los objetos de decoración

El feng shui presta una atención muy especial a las formas de los objetos usados en la decoración, que nunca pueden ser agresivas.  No hay que caer en la tentación de colocar todos los elementos redondos o con curvas, pero sí que es importante quitar todo lo que puede resultar excesivamente anguloso.

Las formas curvas nos aportan fluidez y movimientos y las formas cuadradas estabilidad y concreción. Al igual que en un jardín zen, Lo importante en la decoración Feng Shui es encontrar el equilibrio entre elementos que, acorde a tus gustos, tu personalidad y tus objetivos, te ayude a mejorar la calidad de vida en tu hogar.

Suscríbete a nuestra newsletter

¿Quieres recibir más consejos y novedades en tu email?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

ocho + nueve =