Domótica en casa: cómo hacer que tu casa sea inteligente

¿Te ha gustado este artículo?
Puntuación: 5 basado en 2 valoraciones
  • Para convertir tu casa en una vivienda domótica no tienes por qué realizar grandes reformas.
  • Hoy en día es posible automatizar prácticamente cualquier elemento de tu hogar.
  • Cualquier sistema domótico supone un ahorro a nivel energético
(Última actualización 4 de noviembre de 2020)

Hablamos de las casas domóticas desde hace años. Y, cada vez estamos más familiarizados con elementos inteligentes en el hogar que nos hacen la vida más cómoda. Al mismo tiempo, nos pueden aportar un extra de seguridad, evitando desperfectos por descuidos o incluso robos, eventualidades que si se produjeran, podrían estar protegidos con tu seguro de hogar de todas formas.

Un buen ejemplo de estos elementos, son los dispositivos de reconocimiento de voz que, además, han abierto el mundo de la domótica a un público más amplio. Pero, ¿qué dispositivos domóticos pueden ayudarte en tu día a día?, ¿consumimos más o ahorramos con una vivienda inteligente? Detallamos todas las respuestas a continuación.

¿Cómo se puede tener una casa domótica?

Si quieres convertir tu casa en una vivienda domótica no tienes por qué realizar grandes reformas. Existen numerosos dispositivos inteligentes que podemos incorporar a nuestra vivienda sin suponer cambios significativos. Únicamente debemos tener en cuenta que la conexión a internet es imprescindible para la gran mayoría de estos elementos. En concreto, el WIFI juega un papel relevante para el funcionamiento de muchos de ellos. Veamos los dispositivos más interesantes para tener una casa domótica.

Los dispositivos inteligentes

En este apartado detallamos los elementos de domótica para la casa que más pueden facilitarnos la vida. ¿Cuáles te parecen más útiles?

Asistentes inteligentes

Los dispositivos de mandato por voz ya forman parte de la comodidad de multitud de hogares. Gracias a los asistentes inteligentes podemos informarnos del tráfico en tiempo real, pedir una pizza o poner nuestra música favorita al instante sin necesidad de levantarnos del sofá. Todo ello con una orden sencilla por voz. ¿Cómo funcionan estos dispositivos?

  • Están compuestos de un altavoz que capta nuestra voz y nos ofrece una respuesta según la orden que le hayamos dado.
  • Cuentan con un software compatible con un sistema operativo específico, que debe ser el correspondiente a nuestro smartphone o tablet.
  • Se trata de robots que almacenan información sobre nuestras consultas, peticiones, etc., de modo que son capaces de ofrecernos soluciones según nuestras preferencias.

Domotizar elementos de tu hogar

La domótica en casa puede llegar a cada rincón de la vivienda. Ya puedes controlar diversos elementos externos e internos de tu hogar bien por comodidad o para añadir un extra de seguridad.

La domótica en casa puede llegar a cada rincón de la vivienda

Hoy en día es posible automatizar prácticamente cualquier elemento que imagines. ¿Cómo puedes hacerlo? Aquí tienes algunos ejemplos:

  • Grifos:cambiando la grifería de cocina y baño puedes domotizar tu vivienda con el objetivo de ahorrar agua. En el mercado puedes encontrar gran cantidad de grifos que llevan un sensor incorporado que detecta la presencia de tu mano. No necesitas abrirlos ni cerrarlos por lo que además, puedes evitar el desperfecto, o el incremento de la factura del agua, que podría ocasionar el olvido de un grifo abierto.
  • Persianas: igualmente, puedes cambiar tus viejas persianas por unas eléctricas que funcionan por control remoto. Pero, si quieres conservar las que ya tienes, también puedes domotizarlas incorporando un motor tubular con el que también podrás controlarlas a distancia.
  • Termostatos: en la actualidad podemos adquirir multitud de sistemas para calentar nuestra vivienda que ya funcionan con conexión WIFI. Gracias a ellas podemos programar la temperatura de la vivienda, incluso por zonas o por días de la semana. Además, puedes adquirir dispositivos inteligentes con sensor de temperatura y compatibles con diversos sistemas de calefacción antiguos.

Iluminación

El mundo de la iluminación domótica nos ofrece un amplio abanico de posibilidades. Puedes adquirir sencillos sistemas de iluminación, como son las bombillas o los enchufes inteligentes, que cambian de color, que funcionan por sonido o por voz. Quizá esta opción, se puede considerar como una de las que debes incluir en la idea inicial de domotizar tu casa, pues es una de las más sencillas de aplicar y su coste es el menos elevado.

Para este tipo de dispositivos, los hay también que te permiten “grabar escenas” para que la casa las reproduzca cuando se las pidas. Por ejemplo puedes crear la escena “ ver la tele” que puede responder a apagar la mayoría de las luces salvo alguna que se pueda quedar encendida a la intensidad adecuada. Actualmente, hasta puedes controlar la iluminación de tu hogar a través de una “app” desde cualquier punto de la vivienda.

Suscríbete a nuestra newsletter

¿Quieres recibir más consejos y novedades en tu email?

¿Cómo se debe mantener el control de estos dispositivos inteligentes?

Si cuentas con gran cantidad de dispositivos inteligentes en tu vivienda, es posible que sientas cierta pérdida de control sobre ellos, ya que puede que necesites diferentes controles remotos u otros elementos para transmitir las órdenes. Afortunadamente, puedes adquirir diferentes centros de control de dispositivos en el mercado para centralizar la domótica de tu vivienda. Se trata de dispositivos que destacan por las siguientes características:

  • Son compatibles con uno o varios de los asistentes inteligentes que puedes incluir en tu hogar.
  • Funcionan mediante una app a la que puedes acceder desde cualquier lugar, bien desde tu tablet o smarthphone.
  • Te permiten controlar al mismo tiempo diferentes dispositivos inteligentes desde una sola pantalla. Por ejemplo, antes de llegar a casa, puedes regular a la vez la temperatura de tu hogar, la iluminación y el estado de las persianas.

¿Se consume o se ahorra con una casa domótica?

Cualquier sistema domótico supone un ahorro a nivel energético: las factura de los suministros de agua, luz y gas descienden considerablemente, ya que usa sólo la energía que realmente precisa. Podemos verlo con algunos ejemplos:

  • Si cuentas con luces con sensor de presencia humana, sólo permanecen encendidas si nos detecta en las habitaciones. De lo contrario, se apagan ahorrando así en electricidad.
  • La cuenta del gas también puede descender, ya que la casa domótica se puede regular por distintas temperaturas, según el uso que le des a las diferentes estancias. Una habitación en la que casi no entras, no hace falta calentarla como otra en la que sí pasas horas.

Consideraciones antes de hacer que tu hogar sea una casa inteligente

Las casas inteligentes suelen tener una adaptación sencilla. No obstante, antes de adquirir dispositivos domóticos para nuestro hogar, es necesario tomarnos el tiempo suficiente como para revisar dos aspectos fundamentales:

Conectividad

Lo que verdaderamente resulta interesante de los dispositivos inteligentes es su conectividad. Es decir, que podamos controlarlos y llevar una monitorización de forma remota, bien desde una tablet, un smartphone o un asistente de voz. Luego debemos comprobar que se trata de elementos que cuenten con esta característica.

Compatibilidad

Este es otro factor clave que debemos considerar antes de instalar dispositivos inteligentes en nuestro hogar. Algunos elementos que requieren de asistente por voz, podrían no ser compatibles con el que tenemos en nuestra vivienda.

La domótica en el hogar, una adaptación sencilla

Convertir nuestro hogar en una casa domótica es una tarea sencilla que no necesita grandes transformaciones. La gran cantidad de opciones que nos ofrece el mercado nos permite incluso adaptar antiguos elementos a la domótica de forma rápida y sencilla. Por tanto, prácticamente en cualquier tipo de vivienda, ya se trate de un pequeño piso o de un espacioso chalet, puede convertirse en un hogar inteligente. Únicamente debemos tener en cuenta que haya conexión a internet o WIFI, según las características del sistema que vayamos a incorporar.

Se trata de adaptaciones sencillas que a cambio nos pueden aportar grandes ventajas. Los dispositivos inteligentes nos pueden beneficiar en comodidad, seguridad y ahorro. Eso sí, antes de adquirir cualquier dispositivo domótico, además debemos asegurarnos qué tipo de conectividad necesita para su control y si es compatible con la tecnología que tenemos a nuestro alcance.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

dieciseis + 20 =