Enfermedades en el aparato reproductor femenino: los riesgos de no detectarlas a tiempo

¿Te ha gustado este artículo?
Puntuación: 3.5 basado en 159 valoraciones
enfermedades aparato reproductor femenino
  • ¿Cuáles son las principales enfermedades del sistema reproductor femenino y cómo tratarlas?
  • Para prevenir estas enfermedades es muy importante tener unas pautas de higiene adecuadas así como realizarse revisiones periódicas.
  • Es esencial que primero recibas un diagnóstico correcto por parte de un especialista.
Última actualización: 29-12-2021

A veces, el cuerpo de una mujer experimenta una serie de patologías que vienen determinadas por la aparición de enfermedades del aparato reproductor femenino. Algunas de ellas son frecuentes, aunque no por ello hay que quitarles importancia porque es fundamental detectarlas a tiempo.
¿Cuáles son las principales enfermedades del sistema reproductor femenino y cómo tratarlas? En este post hablaremos de ellas, y de por qué es esencial detectarlas cuanto antes.

Las enfermedades del aparato reproductor femenino más habituales son sobre todo infecciones por hongos o irritaciones en la piel.

¿Cuáles son las principales enfermedades del aparato reproductor femenino?

La mayoría de enfermedades del aparato reproductor, que se repiten con más frecuencia, consisten sobre todo en infecciones por hongos o irritaciones en la piel debido a agentes externos. No obstante, se pueden identificar enfermedades de la mujer en sus partes íntimas que tienen su origen en otras causas.

Candidiasis vaginal

La candidiasis es una de las principales enfermedades del sistema reproductor, cuyo síntoma más destacado es picor intenso en la vulva y un enrojecimiento de la zona. La causa de esta afección es el hongo Cándida albicans, que se manifiesta de forma natural en la piel, pero debido a un cambio en el pH del flujo o un sistema inmunitario debilitado, puede hacer que se reproduzca en exceso. Si padeces candidiasis puedes sentir dolor al tener relaciones sexuales o al orinar. Un signo bastante frecuente es una transformación del flujo vaginal a un blanco espeso.

El tratamiento contra la candidiasis vaginal consiste en medicamentos contra hongos, bien tomando pastillas antimicóticas, óvulos vaginales o cremas específicas contra el cándida, según te indique el médico.

Infección de orina

La infección de orina más frecuente en mujeres es la cistitis, que afecta a la vejiga y produce dolor al orinar, un aumento en la frecuencia y la urgencia junto a la presencia de sangre u olor desagradable en las micciones. Lo habitual es que se trate de una infección por hongos, aunque puede deberse a factores externos como el uso de ciertos anticonceptivos.

Para tratar la infección lo primero que hay que hacer es acudir al médico para cercionarse de que se trata de esta enfermedad del aparato reproductor, y después prescribir el medicamento adecuado. Lo normal es que con antibióticos orales se pueda combatir.

Endometriosis

La endometriosis es una de las enfermedades femeninas del aparato reproductor más frecuentes entre los 30 y los 45 años. Se trata de una afección que afecta al tejido del útero conocido como endometrio, aunque puede extenderse a otros tejidos y órganos del aparato reproductor. El principal síntoma es un dolor agudo en el abdomen durante la regla, cuando el endometrio interactúa con las hormonas.

El tratamiento para la endometriosis depende en buena medida de la edad o la gravedad del problema. También de si quieres tener hijos en el futuro, porque en determinados casos se necesitará una intervención quirúrgica. Otros tratamientos son las terapias hormonales como los anticonceptivos o analgésicos para aliviar el dolor en casos menos graves.

Quistes en el ovario

Algunas veces los fluidos se concentran en bolsas y se quedan en los ovarios provocando quistes. No suele ser un problema grave, pero no hay que confiarse porque podrían derivar en otro tipo de enfermedades o agravios en el aparato reproductor femenino. Si crecen demasiado pueden producir dolores al tener relaciones sexuales, dolor abdominal o cambios en la regla.

En estos casos, el especialista puede prescribir un tratamiento oral a base de píldoras anticonceptivas y vigilancia o recurrir a la cirugía para eliminar las bolsas.

Suscríbete a nuestra newsletter

¿Quieres recibir más consejos y novedades en tu email?

Cáncer de útero u del cuello uterino

Una de las enfermedades de la mujer en el aparato reproductor femenino que conlleva mayor gravedad, y que suele aparecer tras la menopausia o en mujeres con obesidad, aunque también podría surgir cuando se detectan quistes en los órganos reproductores. Si sientes dolor en la pelvis, problemas para orinar o hemorragias anormales, consulta a tu ginecólogo para que realice un examen con prueba de imagen y una biopsia.

Para tratar el cáncer de útero o de cuello uterino lo normal es practicar una histerectomía, y si está extendido puede que sea necesario realizar las intervenciones pertinentes. También puede aplicarse quimioterapia o radioterapia, según indique el especialista.

Cáncer de mama

Aunque no se trata de una enfermedad del aparato reproductor como tal, el cáncer de mama influye en el cáncer de ovarios o del útero, por lo que es muy importante detectarlo a tiempo para tratarlo de forma adecuada.
El tratamiento depende del grado que tenga el cáncer, y puede ir desde sesiones de quimioterapia o radioterapia hasta una mastectomía, pasando por la extirpación parcial del tumor o medicamentos que atacan las células cancerosas.

Prolapso del útero

El prolapso en el útero es una alteración de los ligamentos pélvicos que no ofrecen el soporte que necesita esta parte del cuerpo. Esto provoca un deslizamiento, y aunque no requiere un tratamiento, puede ser necesario si notas incomodidad o tu vida normal se ve afectada.

En caso de que haga falta, el especialista puede indicar que necesitas perder peso o no hacer esfuerzos para mantener bajo control los síntomas. También puede hacer falta colocar un dispositivo vaginal llamado pesario, encargado de mantener el útero en su sitio.

Virus del Papiloma Humano

El VPH abarca un conjunto de virus, que son más de 100, aunque en el caso de las enfermedades del aparato reproductor femenino son alrededor de 40. Estos virus se transmiten por vía sexual y pueden producir desde verrugas hasta algunos tipos de cáncer en diferentes órganos.

Otras enfermedades vaginales

Hay otras afecciones que afectan de igual manera y causan otras distintas enfermedades del aparato reproductor femenino:

  • Dermatitis. Las mujeres que tienen la piel sensible pueden sufrirla en varias zonas del cuerpo, sobre todo en el área vaginal. Las causas suelen ser geles, jabones con aromas, tampones y compresas o ciertos tejidos que provocan picor e incluso dolor durante la práctica sexual.
  • Herpes. Una ETS que se puede sufrir con el simple contacto de una persona infectada por el hongo que lo causa. Se presenta en forma de ampollas que duelen y se pueden extender a los muslos, y los demás síntomas pueden confundirse con gripe o resfriado.
  • Tricomoniasis. Otra enfermedad de transmisión sexual que forma parte de las infecciones más comunes. La característica principal es hinchazón y dolor al orinar, así como cambios en el flujo vaginal debido a los hongos de la tricomoniasis, volviéndose gris, amarillento o verdosos y con un aspecto similar a la espuma, con un olor desagradable.
  • Liquen escleroso. Esta infección afecta sobre todo a mujeres que acaban de superar el período de la menopausia. Se detecta con facilidad, ya que al tratarse de un liquen aparecen manchas brillantes en la vulva. Cuando crecen, se pueden producir desgarros en la piel con marcas de color violeta o rojo. También pueden evolucionar adquiriendo la forma de ampollas o hemorragias.

¿Cómo prevenir las enfermedades del aparato reproductor?

Para evitar que aparezcan enfermedades del aparato reproductor femenino es fundamental tener unas pautas de higiene adecuadas para prevenir la aparición de hongos, así como realizarse revisiones habituales con el ginecólogo. No olvides lavarte las manos antes y después de utilizar el cuarto de baño, usa ropa interior limpia a diario y ten una rutina de higiene íntima con un jabón específico para el cuidado de la zona íntima.

Si notas alguno de los síntomas que hemos listado en las enfermedades femeninas del aparato reproductor, no lo dejes pasar y acude a tu médico para asegurarte de que todo está en orden y, en caso de que se detecte algún problema, proceder a aplicar el tratamiento adecuado.

La importancia de la detección de enfermedades genitales en mujeres

Las enfermedades del aparato reproductor femenino pueden mostrar síntomas parecidos al inicio del proceso. Esta circunstancia puede llevarnos a uno de los riesgos más peligrosos, que es el de comparar nuestro caso con el de enfermedades genitales de otras mujeres y automedicarse de forma incorrecta. Si buscas un tratamiento adecuado, es esencial que primero recibas un diagnóstico correcto por parte de un especialista. Solo así podrás tratarte como necesitas. De otro modo, puede que utilices medios que no contienen el principio activo que acaba con el hongo o la bacteria responsable de la enfermedad.

En algunos casos puedes detectar un problema antes de que aparezcan los síntomas. En Seguros Catalana Occidente cuentas con un seguro de salud en el cual tienes asistencia de pediatra y ginecólogo. Gracias a esto, podrás conservar al pediatra de tus hijos y a tu ginecólogo de confianza aunque no pertenezcan al cuadro médico, siempre pensando en vuestra comodidad.

Es esencial recibir el diagnóstico correcto cuanto antes, así como los consejos sobre el tratamiento correspondiente para evitar complicaciones derivadas de la automedicación.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

17 − 2 =