¿Cómo enfriar rápidamente bebidas y conservar alimentos fuera de casa?

¿Te ha gustado este artículo?
Puntuación: 0 basado en 0 valoraciones

Saber cómo enfriar rápidamente bebidas es uno de los imprescindibles del verano

El verano es una época propicia a excursiones y salidas, durante las que no siempre tendremos acceso al frío que necesitamos para asegurarnos de que los alimentos que llevamos con nosotros se conserven en las mejores condiciones posibles. Y es que, ¿a quién no le apetece un refresco frío después de una caminata bajo el sol? ¿Y una fruta fresca llena de sabor? No siempre podemos llevar una nevera con nosotros, y cuando estamos en casa no siempre tenemos hielos en el congelador. En estos casos, es indispensable que recurramos a unos trucos prácticos para enfriar rápidamente bebidas y conservar frescos los alimentos.

Enfriar las bebidas en menos de 10 minutos

¿A quién no le gusta tomarse una cerveza o un refresco frío en verano? El problema viene cuando nos quedamos sin ninguna en la nevera, e intentar tomar una del tiempo se convierte en un reto complicado de llevar a cabo.

En esta situación, podemos aplicar algunos trucos que nos ayudarán a que la bebida se enfríe mucho más rápido. El primero de ellos es añadir agua y sal a un cubo con hielo, para que al derretirse los hielos la temperatura baje de golpe y en 15 minutos podamos disfrutar de una botella o lata fría.

Envolver la botella con papel de cocina, mojarlo en agua y ponerlo al congelador hará que la temperatura baje en tan sólo 10 minutos.

Finalmente, una tercera opción es usar un spray de aire comprimido puesto boca abajo para que salga su gas a presión, que está muy frío, y enfríe las latas de inmediato. Para ello es necesario mover el spray muy rápido para no congelar la zona y hacer un barrido por todo el lateral. En sólo dos minutos se enfría una botella pequeña.

Conservar los alimentos fuera de casa

En cuanto a la preparación de los alimentos, también podemos hacer los deberes antes de salir de casa y escoger los platos adecuados. Con la técnica de la salazón, se coloca una capa de sal sobre y bajo los alimentos para que absorba sus líquidos y los conserve sin necesidad de frío. Es ideal para conservar el jamón y el bacalao.

La salmuera, por su parte, consiste en sumergir en agua muy salada productos como las anchoas, actuando como semiconserva y evitando la aparición de bacterias. Y también podemos recurrir a los alimentos en vinagre para nuestras excursiones y llevarnos unos pepinillos y unas aceitunas como apetitoso snack.

Ya fuera de casa, unas simples botellas de agua congelada nos ayudarán a transmitir frío a los alimentos que conservemos junto a ellas en una bolsa de plástico cerrada.  También podemos usar nuestra ropa para envolver la comida haciendo capas y guardar el hatillo a la sombra.  Es una opción práctica para evitar, al menos, el sobrecalentamiento.

¿Una excursión junto a un río o arroyo? El agua que baja seguro que está muy fresca. Tan solo tenemos que buscar un recodo en el que no corra demasiado para sumergir las bebidas y mantenerlas a una temperatura agradable.

Disfruta de las excursiones y de las reuniones improvisadas en casa con los amigos con estos trucos y técnicas para conservar mejor los alimentos fuera de casa y para enfriar rápidamente las bebidas.

Suscríbete a nuestra newsletter

¿Quieres recibir más consejos y novedades en tu email?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

3 + 4 =