Comprueba fácilmente el estado de las neumáticos de tu coche

¿Te ha gustado este artículo?
Puntuación: 0 basado en 0 valoraciones

¿Cómo saber si tus neumáticos están en buen estado?

Muchos conductores no son conscientes de lo importante que es mantener los neumáticos de su coche en buen estado para garantizar una conducción segura. Comprobar que la presión y el dibujo de los neumáticos están en condiciones óptimas nos permite estar tranquilos acerca del comportamiento del coche en carretera.

El dibujo del neumático

La banda de rodadura de los neumáticos de tu coche debe tener una profundidad de unos 2 milímetros para asegurar su agarre, especialmente sobre pavimento mojado.

¿Cómo saber que tus neumáticos cumplen con esta medida? Cuando  veas que su  dibujo está al mismo nivel que los testigos colocados en su superficie de la cubierta, debes plantearte la sustitución inmediata. ¿Otra manera de comprobarlo? Coloca un euro en el canal de drenaje del neumático y comprueba que no se vean las estrellas que tiene en su parte dorada. Si es así, también sabrás que ha llegado el momento de ir al taller a cambiarlos.

Controlar la presión de los neumáticos

Para saber si los neumáticos de tu coche tienen la presión adecuada, nada mejor que acercarte a una gasolinera. De todos modos, también puedes tener en cuenta algunos indicios en la conducción que te ayudarán a intuirlo.

Si tu coche tiene problemas para moverse en línea recta o se desvía al frenar, seguramente tus neumáticos tienen un problema de presión inadecuada. Otra señal a tener en cuenta son los movimientos extraños de la parte trasera del vehículo, especialmente al tomar las curvas.

Además de todos estos problemas, no olvides que conducir llevando los neumáticos con poca presión acaba provocando un mayor desgaste de su rodadura. Como consecuencia, aumentan las posibilidades a largo plazo de que acaben reventando.

Trucos para conservar tus neumáticos de invierno

Si eres de los que prefieres utilizar neumáticos de invierno a cadenas, te damos unos consejos para alargar su vida útil. Guardarlos en lugares protegidos de las inclemencias del tiempo, de la luz del sol y de la humedad ayudará a que se mantengan en buenas condiciones. Además, se recomienda colocarlos en vertical, apilándolos como mucho durante 3 meses para evitar que se dañe la goma.

Suscríbete a nuestra newsletter

¿Quieres recibir más consejos y novedades en tu email?