Estreñimiento infantil: qué hacer y cómo evitarlo

Estreñimiento infantil

El estreñimiento infantil es un problema muy común en niños en edad escolar, preescolar y bebés. Los síntomas más característicos de esta complicación son: dificultad para expulsar las heces, hinchazón abdominal y dolor al defecar. Sin embargo, detectar el estreñimiento en bebés puede ser más complicado, y debe prestarse atención a la frecuencia de sus deposiciones y a sus movimientos abdominales. Por lo general, se considera estreñimiento cuando la frecuencia de las deposiciones es menor de tres veces por semana.

A pesar de que se trata de una dolencia habitual en niños y de que, a priori, no representa nada grave, sí es importante remediarlo cuanto antes, ya que de lo contrario podría complicarse o hacerse crónico.

Causas más frecuentes de estreñimiento infantil

Existen una serie de causas habituales que causan estreñimiento, a continuación te explicamos las más frecuentes:

Hábitos alimenticios

Mantener un horario de comidas y llevar una dieta equilibrada influyen de manera determinante en el flujo intestinal. Una alimentación baja en fibra, el abuso de dulces y beber poca agua contribuye de manera muy significativa al estreñimiento.

Oposición o rechazo a la defecación

Esta es una reacción frecuente en niños cuyos padres han sido demasiado estrictos a la hora de educarlos en cuanto a la necesidad de ir al baño.

Dejadez y desgana

A veces los niños hacen caso omiso de sus impulsos, especialmente si llevan un ritmo de vida demasiado activo, por lo que no dedican el tiempo suficiente a sus deposiciones.

Estrés

Los niños manifiestan el estrés de múltiples formas, y el estreñimiento es una de ellas. La situación familiar y escolar influye de forma definitiva en su bienestar.

Qué hacer contra el estreñimiento en bebés y niños mayores

En Seguros Catalana Occidente, queremos darte unos remedios eficaces para que tu hijo no vuelva a sufrir de estreñimiento. Por eso, a continuación le explicamos como lo deben de hacer:

Estreñimiento en bebés

  • Aumenta el consumo de líquidos diariamente. Si el bebé tiene más de cuatro meses aumenta los alimentos ricos en fibra como compotas, purés y cremas de frutas y verduras.
  • Dale un relajante baño caliente y masajea su vientre con movimientos circulares.
  • No usar supositorios de glicerina sin prescripción pediátrica.
  • Si el bebé tarda más de cinco días en defecar es recomendable consultar con un pediatra.

Estreñimiento en recién nacidos

Las recomendaciones son las mismas que para todos los bebés, sin embargo, se debe contactar con el pediatra si pasan más de dos o tres días entre sus deposiciones.

Estreñimiento en niños mayores

  • Establece un patrón diario para ir al baño. Explica al niño que no debe esperar para hacer sus deposiciones si siente la necesidad.
  • Aumenta los alimentos ricos en fibra como frutas con piel, verduras enteras, legumbres y frutos secos. Hazlo de manera gradual, ya que de lo contrario podría provocar flatulencia o cólicos.
  • Elimina temporalmente el consumo de alimentos astringentes como el plátano, el arroz o las patatas.
  • Preocúpate de que beba más agua.

Los problemas de salud a estas edades afloran continuamente. Es por ello que recomendamos estar atentos en todo momento, y poner la salud de nuestros hijos en manos de profesionales de la pediatría en los que confiemos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *