Fluido no newtoniano y otros experimentos caseros para niños

¿Te ha gustado este artículo?
Puntuación: 4.3 basado en 30 valoraciones
como hacer liquido no newtoniano
  • Experimentos caseros para niños, auténticas lecciones de física y química que nunca olvidarán mientras aprenderán jugando.
  • Recuerda que tus hijos deberán realizarlo siempre bajo la supervisión de un adulto para evitar daños en el hogar.
  • El fluido no newotoniano se trata de crear un curioso fluido que cambia de estado líquido a sólido en función de la presión que se le aplique.
(Última actualización 29 de marzo de 2022)

Muchos padres buscan el modo de pasar tiempo con sus hijos, y para ello preparan una larga lista de actividades y experimentos para hacer en casa. Con ellos no solo se puede entretener a los pequeños, sino que además les pueden ayudar a potenciar su capacidad de aprendizaje, despertar su curiosidad por las ciencias o desarrollar su mente para descubrir cosas nuevas.

En este post te proponemos algunos experimentos caseros para niños como el fluido no newtoniano, verdaderas lecciones de física y química con las que aprender jugando, que no olvidarán mientras se lo pasan en grande.

Recuerda que esos inventos para niños hay que hacerlos bajo a supervisión de un adulto para evitar causar daños en el hogar.

A través del juego, los niños aprenden conceptos avanzados sobre ciencias, física o química, los entienden y los graban en sus mentes.

Aprender jugando: método para saber más sobre ciencia

Lo bueno de los experimentos para hacer en casa es que es una forma amena y divertida de aprender. A través del juego, los niños aprenden conceptos avanzados sobre ciencias, física o química, los entienden y los graban en sus mentes. Cuando sean un poco más mayores, podrán utilizar estos conocimientos en experimentos más complejos, e incluso algunos se convertirán en los científicos del futuro. Y todo comenzó con experimentos como:

  • Volcanes. Uno de los experimentos más fáciles, que les enseñan física y geología. Bastará con mezclar una cucharadita de levadura en un par de cucharadas de agua tibia y reservar. En una botella de plástico introduce media taza de agua oxigenada al 6% con unas gotas de colorante alimenticio y un chorrito de detergente líquido. Mezcla y coloca la mezcla de levadura en la botella. ¡El volcán entrará en erupción!
  • El centro de gravedad. Solo necesitas un palo largo y colocarlo sobre uno de los dedos de cada mano. Hay que ir acercando los dedos hasta que se junten, sin que el palo se caiga. El punto en el que se unen los dedos es el centro de gravedad del palo. ¡Así de sencillo!
  • El universo en un frasco. Esta idea puede servir también como ejercicio de mindfulness para niños, porque se quedarán absortos observando el resultado. Solo tienes que llenar de agua un bote de cristal con tapa 2/3 del total, añadir unas gotas de colorante azul, añadir unos trozos de algodón y dejar que se empapen. Mezcla con un poco de purpurina removiendo bien y después añade el otro tercio de agua con un color diferente junto a un poco más de purpurina. ¡Esta galaxia es todo un espectáculo visual!

Suscríbete a nuestra newsletter

¿Quieres recibir más consejos y novedades en tu email?

¿Cómo hacer líquido no newtoniano?

Este es uno de los experimentos para niños de ciencias más alucinantes. Se trata de crear un curioso fluido que cambia de estado líquido a sólido en función de la presión que se le aplique. Su nombre se contrapone al del fluido newtoniano, que define a los líquidos cuya viscosidad es constante en el tiempo.

Pongamos un ejemplo para explicarlo: El agua es un fluido newtoniano, porque es líquida siempre. Por contra, algunos pegamentos pasan de estado líquido a sólido pasado un tiempo, lo que los define como fluidos no newtonianos. Otros ejemplos de este tipo de fluido son la pintura, las cremas de maquillaje o el ketchup (cuando giras el bote dando vueltas, se espesa y baja mejor, mientras que al apretar para que caiga es casi líquido).

Pasemos ahora a ver cómo hacer líquido no newtoniano. Seguro que a los pequeños de la casa les va a encantar hacer esta tarea contigo, siguiendo los pasos correspondientes:

  1. En un recipiente grande, deposita un poco de harina de maíz.
  2. Añade un poco de agua y mezcla todo bien usando las manos o ayudándote con una espátula de cocina.
  3. No dejes de mezclar hasta que obtengas algo con la textura de una masa de pastel o un puré, que sea manejable, pero no esté líquido.
  4. Llegado a este punto podéis empezar a experimentar con el líquido no newtoniano. Es muy curioso observar como, si lo tratas de forma suave, sigue líquido; mientras que si le aplicas fuerza se volverá sólido por completo. Estas son algunas ideas para curiosear con el fluido no newtoniano:
    • Haz una bola de masa, como si fueras a hacer una pizza y después abre tu mano. ¡Verás que se derrite entre los dedos como si fuera mantequilla encima de una sartén caliente!
    • Si te atreves con algo más fuerte, pon toda la mano dentro del recipiente haciendo fuerza y dale la vuelta. No se derramará ni una sola gota.
    • Si metes un dedo con suavidad, se comportará como un líquido, mientras que si intentas dar un puñetazo actuará como un sólido.
    • Otra idea para ver cómo se comporta este curioso fluido. Coloca un altavoz grande boca arriba, pon film transparente cubriendo el amplificador y deposita la mezcla. Pon la música que quieras (cuantos más graves tenga, mejor), y observa cómo baila al ritmo, como si fuera una figura de plastilina algunas veces y otras pareciendo leche saltando. ¡Es un líquido con vida propia!

Este experimento con el fluido no newtoniano nos ayuda a comprender el concepto de viscosidad que varía en función de la presión a la que se ve sometido, aunque la temperatura sea siempre la misma. ¡Además de ser muy divertido!

Dicho de un modo más extenso, cuando no le aplicamos fuerza a la mezcla, se comporta como si fuera un líquido normal, porque se reduce la viscosidad y las partículas tienen tiempo para ordenarse. Sin embargo, cuando estas partículas se ven sometidas a cierta presión, se enredan porque no les da tiempo a organizarse y la viscosidad es mayor, hasta el punto de adquirir una textura similar a la de un sólido.

Una curiosidad respecto a este experimento para niños: ¿sabías que el principio que observáis con el fluido no newtoniano se utiliza para fabricar chalecos a prueba de balas? Cuando no se ejerce ninguna fuerza sobre estos, el interior es líquido y flexible, mientras que si reciben un impacto el fluido se convierte en sólido y no permite que la bala atraviese el chaleco.

Nuestro consejo es que hagas el experimento de fluido no newtoniano para niños en la cocina, o en algún sitio donde puedas limpiar con facilidad después de pasar la tarde aprendiendo cómo se comportan estos fluidos dependiendo de la presión a la que los sometas. Ensuciarse es siempre divertido, pero recuerda que luego hay que limpiar y dejarlo todo como si no hubiera pasado nada.

Hay infinidad de experimentos caseros para descubrir el mundo que nos rodea

Además del curioso fluido no newtoniano, la lista de experimentos caseros para niños es casi interminable. Con ellos conseguirás hacer que se lo pasen bien mientras aprenden, con lo que es una gran idea para pasar una tarde en familia observando algunos de los fenómenos que hacen de nuestro planeta un conjunto de curiosidades.

Eso sí, como te hemos dicho al principio, lo mejor es que todos estos experimentos se hagan bajo la supervisión de un adulto para que no haya incidentes. Y si ocurriera alguno con el seguro de hogar de Seguros Catalana Occidente puedes proteger a tu familia ante cualquier daño o siniestro ocurrido en casa.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

cinco × 5 =