El factor emocional del color en la compra de un coche

¿Te ha gustado este artículo?
Puntuación: 0 basado en 0 valoraciones

Dime de qué color es tu coche, y te diré qué conductor eres

¿De qué color es tu coche? ¿Por qué lo compraste así?  Seguro que piensas que optaste por un automóvil de color rojo simplemente porque te gusta, pero el motivo real de tu elección va mucho más allá. A la hora de comprar un coche, el factor emocional juega un papel fundamental aunque no nos demos cuenta de ello. De hecho, el color de los automóviles que aparecen en  los anuncios nunca es casual: pretende conectar con el conductor potencial del modelo que se anuncia.

Las emociones al volante

No todos los conductores somos iguales. Nuestra personalidad se delata cuando cogemos el volante de un coche. Este factor emocional y psicológico es el que nos hace decidir de manera inconsciente qué color de coche preferimos comprar.

Según los expertos, ante dos coches de características parecidas a nivel de seguridad y consumo, el color será el elemento que nos impulsará a elegir uno u otro. La clave es muy sencilla: nos llamará la atención ese tono que se asocie más a nuestra manera de ser.

El significado de los colores

Según diversos estudios realizados por expertos en marketing y psicología, los dueños de los coches de color blanco están rondando los 40 años y son mayoritariamente hombres con un alto cargo empresarial.

En cambio, quienes eligen un coche de color negro se definen como personas creativas, con un alto nivel de inteligencia y con ganas de conocer cosas nuevas.

¿Y el rojo? Es el color genuino de la pasión, y en los coches se identifica con aquellos conductores con un comportamiento que se rige sobre todo por reacciones impulsivas.

En el lado opuesto del rojo se encuentran colores como el gris, que se asocia con la felicidad, y el plateado, el tono preferido por los conductores maduros, estables y con personalidad relajada. También el azul tiene una lectura positiva, ya que es el elegido por personas empáticas,  que saben enfocar sus acciones con objetividad.

Por otro lado,  el verde es el tono elegido por los conductores más mayores e introvertidos, con intereses materialistas, mientras que la gama de los marrones es la preferida por los jóvenes más tímidos.

Después de todo lo visto, ¿el color de tu coche refleja tu personalidad?

Suscríbete a nuestra newsletter

¿Quieres recibir más consejos y novedades en tu email?