El futuro de las pensiones: ¿hacia dónde nos dirigimos?

¿Te ha gustado este artículo?
Puntuación: 0 basado en 0 valoraciones

El futuro de las pensiones

El futuro de las pensiones en España es una cuestión que a cualquier familia de nuestro país le preocupa. En España existe un debate candente sobre las distintas reformas que se deben hacer para solucionar el problema.

¿Cómo asegurarse una jubilación deseada? ¿Conviene optar por otras opciones y no depender única y exclusivamente del sistema público de pensiones? Desde Seguros Catalana Occidente abrimos el debate.

El futuro de las pensiones públicas

A causa del progresivo envejecimiento de la población en nuestro país, la recaudación que realiza la Seguridad Social no llega para afrontar el gasto en pensiones. Y es que España ocupa una posición destacada entre los países con mayor esperanza de vida, y está posicionada muy cerca de algunos de los más desarrollados del mundo, como Japón. Según los últimos datos del Instituto Nacional de Estadística (INE) sobre la esperanza de vida en España, ésta ha tenido una evolución muy importante en un espacio de tan sólo 12 años: en mujeres, de 81,6 a casi 90 años, mientras en los hombres ha pasado de 74,4 años a 80,4.
Ese importante aumento en la esperanza de vida junto con la baja tasa de natalidad, que ha vuelto a decrecer con respecto al año anterior, produce un envejecimiento progresivo en la población que ya parece endémico. A esto hay que unir la alta tasa de desempleo y en especial su aumento tras la crisis económica. Todo esto lleva a descompensar la balanza de las pensiones.

Las ventajas de un plan de pensiones privado

Mientras se debaten las posibles reformas del sistema de pensiones público, la alternativa actual es comenzar a ahorrar e invertir en nuestra jubilación por cuenta propia. Y es que existen planes de pensiones privados que pueden ayudarnos a tener un futuro más confortable, gracias a una pensión que cuente con beneficios como los siguientes.

Ventajas fiscales

Los planes de pensiones tienen un tratamiento fiscal propio y concreto que otorga una buena rentabilidad fiscal. Se ahorra más en lo fiscal al reducir la base imponible de la declaración de la renta. Además, las plusvalías no tributan hasta el momento de jubilarse. Un plan de pensiones reducirá, en general, la tributación.

Un sistema de ahorro adaptable y flexible

Es posible variar el importe que se destine al ahorro de la jubilación cuando uno lo considere oportuno. De esta manera, si tu economía familiar o doméstica se resiente, puedes modificar y reducir el importe destinado a tu plan de pensiones. Y viceversa. También es posible traspasar los derechos de un plan de pensiones a otro plan. Flexibilidad en base a tus propias necesidades de cada momento.

Seguridad y transparencia

Una entidad que gestiona un plan de pensiones está obligada a ofrecer datos sobre los derechos acumulados de la persona contratante de un plan y sobre el patrimonio generado, además de ofrecer un producto financiero rentable.. Además, estas entidades son inspeccionadas periódicamente por la Dirección General de Seguros del Ministerio de Economía y Hacienda, lo que garantiza la plena seguridad y el cumplimiento de las obligaciones de la entidad respecto a cada plan de pensiones.

Suscríbete a nuestra newsletter

¿Quieres recibir más consejos y novedades en tu email?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *