Por qué mi coche echa humo blanco y huele a quemado

¿Te ha gustado este artículo?
Puntuación: 0 basado en 0 valoraciones

humo blanco en el escape

Con el paso del tiempo y el uso, los motores de los coches pueden sufrir desgaste y alguna avería. A veces hay señales previas que alertan sobre ello, como que desde el tubo de escape sale humo. Un humo que puede tener distintos colores, y cada uno de ellos significa una cosa.

En esta ocasión nos vamos a centrar solo en un color. ¿Qué sucede si mi coche echa humo blanco y huele a quemado? ¿Se trata de una avería grave? ¿Qué hay que hacer?

Mi coche echa humo blanco, ¿por qué?

La verdad es que el humo blanco en el escape no tiene un único motivo. Dependerá de si se trata de un arranque en frío, de si tu coche tiene un motor diésel o gasolina o de si lo hace cuando estás parado o al pisar el acelerador.

Humo blanco según si es diésel o gasolina

Existen vario motivos por los que, tanto un coche diésel como uno gasolina eche humo blanco por el tubo de escape:

    1. Si el humo blanco sale cuando arrancas tu coche diésel puede que se trate de vapor de agua, y desaparecerá cuando empieces a circular.
      En caso de que el humo aparezca con el motor caliente, dependerá de la densidad del humo:

      • Si se trata de humo blanco y denso puede deberse a un problema en el sistema de refrigeración.
      • Mientras que si es más ligero podría indicar problemas con la inyección de combustible.
  1. Si es humo blanco en un coche de gasolina también puede ser condensación si ocurre al arrancar, en cuyo caso se dispersará en poco tiempo.
  2. Si el humo es más denso y persistente, puede indicar una fuga de refrigerante que hace que el motor lo queme.

En cualquier caso, lo mejor será llevarlo a un taller para que lo arreglen antes de que la avería vaya a más.

El coche expulsa humo blanco al acelerar: razones

Los motivos por los que el coche expulsa humo blanco al pisar el acelerador son diversos, y también dependen del tipo de motor que tengas. El humo blanco al acelerar un diésel puede deberse a que la bomba de combustible lo inyecta demasiado pronto, y será necesario ajustar los tiempos.

En motores diésel y gasolina puede salir humo blanco del coche si está consumiendo líquido refrigerante, lo que indica que hay alguna fuga en el circuito.

Si el humo es continuo y abundante, para y llama a un mecánico porque puede que haya alguna avería en la junta de la culata o una fisura en el motor. Son averías muy graves, y si no se arreglan cuanto antes pueden llegar a causar daños muy costosos.

Por qué puede oler a quemado

Si además de humo blanco el coche huele a quemado, es posible que se trata de una avería importante, como que se haya roto alguna junta del motor, que algún cilindro esté estropeado y no haga bien su trabajo o que el bloque motor tenga daños. Cuanto antes vayas a que lo miren y lo solucionen, mejor.

Un buen mantenimiento es clave

En todo caso, para evitar averías graves en tu coche es fundamental prestar atención al mantenimiento de tu vehículo y comprobar que todo funciona de forma adecuada. No dar importancia a señales como que mi coche echa humo blanco y huele a quemado, solo hará que sufra averías muy caras. Las tareas de cuidado del motor y otros elementos son una inversión que te evitará gastar de más.

Aun así, es probable que alguna vez te quedes tirado en la carretera. En este caso, recuerda que el seguro de coche de Seguros Catalana Occidente está aquí para ayudarte y darte la asistencia en carretera que necesitas.

Suscríbete a nuestra newsletter

¿Quieres recibir más consejos y novedades en tu email?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

13 − 1 =