Inspección técnica de edificios: todo lo que necesitas saber sobre la ITV de tu vivienda

¿Te ha gustado este artículo?
Puntuación: 5 basado en 2 valoraciones

ite edificios

Al igual que sucede con los coches, el paso del tiempo puede afectar a un edificio, por lo que es fundamental darles un buen mantenimiento. Y del mismo modo en que nuestro vehículo debe pasar por una inspección regular, hay una inspección técnica de edificios que se debe pasar de forma periódica.

¿Es obligatoria esta inspección? ¿Cuáles son los requisitos, y cómo saber si un edificio ha pasado la ITE? En este artículo responderemos a estas cuestiones y hablaremos de otros detalles, como la normativa que se debe seguir.

¿Qué es la ITE?

Para explicarlo de un modo simple, podemos decir que la inspección técnica de edificios es como la ITV que pasamos al coche. Es decir, que se trata de una inspección realizada por un experto, que determina si la construcción cumple con unas condiciones mínimas de seguridad. No solo para garantizar el bienestar de quienes ocupan el edificio, sino también para las personas que caminan por los alrededores.

En caso de que se detecte algún problema, se debe proceder a solventarlos dependiendo de lo graves o urgentes que sean los desperfectos. Si se trata de un problema estructural o de importancia similar, la comunidad tendrá que contactar con un arquitecto para que realice los cambios oportunos, y presentar el certificado correspondiente que muestre que todo está en orden. Si los defectos son leves, bastará con realizar las tareas de mantenimiento habituales en el bloque para subsanarlos.

Algunos de los puntos que se revisan en la ITE de edificios son:

  • Cimientos y estructura, para comprobar que el edificio está bien asentado y es estable.
  • Fachadas y muros, más allá de la pintura, tanto las paredes exteriores como los muros que dividen las viviendas, entre otros, no deben mostrar grietas ni presentar desperfectos.
  • Áreas comunes como el tejado o las azoteas.
  • Elementos de acceso: escaleras, pasillos, etc.
  • Redes de saneamiento. Las tuberías y desagües deben funcionar de manera adecuada, no tener atascos ni roturas.

En realidad son aspectos de sentido común, porque igual que en nuestro hogar nos aseguramos de que todo está en perfectas condiciones, el edificio en el que se encuentra también necesita un repaso de vez en cuando.

¿Cuándo se tiene que pasar la ITE?

Aunque no es algo nuevo, desde julio del año 2012 la inspección técnica de edificios es obligatoria para todas las construcciones que tengan más de 45 años. Por lo tanto, en 2022 los edificios construidos antes de 1977 tendrán que pasar la ITE.

Una vez que se ha realizado la primera inspección, cada 10 años se tiene que hacer una nueva para garantizar que todo sigue en orden. Además, dependiendo de las ordenanzas municipales de la ciudad en la que se encuentra, este plazo puede ser inferior, por lo que es mejor que te informes bien de cuáles son los plazos que se aplican a tu caso concreto.

En cuanto al precio de una ITE, lo cierto es que no existe una tarifa concreta, en parte debido a que tampoco hay una homologación de las pruebas que se deben realizar. Depende del profesional al que se encargue y de las características que tenga el edificio, porque las incidencias pueden variar.

Inspección técnica de edificios: normativa

Resuelta la cuestión de cuándo es obligatorio pasar la ITE, surgen algunas cuestiones relacionadas con la normativa que regula estas inspecciones.

Por ejemplo, ¿quién debe realizarla? Esta labor le corresponderá a un técnico cualificado (arquitecto, ingeniero o aparejador) que:

  • Emitirá un certificado indicando que todo el edificio se encuentra en buenas condiciones.
  • Este certificado se hace llegar al organismo encargado de Urbanismo en la Comunidad Autónoma en la que se encuentra, que a su vez proporcionará un certificado de aptitud con una validez de hasta 10 años.

¿Qué sucede si no se pasa la inspección técnica de edificios? En este caso, aunque no se hacen revisiones ni se ponen multas por no tener el certificado correspondiente, en caso de que suceda algún accidente como el desprendimiento de una cornisa, la comunidad podría enfrentarse a una sanción. Y mucho más aún si hay daños personales, en cuyo caso lo primero que se pedirá al hacer una investigación es la ITE en vigor si la construcción lo requiere.
Hay otras consecuencias que te afectan si quieres comprar o vender una vivienda en el edificio. Al tratarse de un trámite obligatorio, es probable que el banco no conceda la hipoteca y no se pueda realizar la operación. Por eso, si estás pensando en comprar una casa con más de 45 años de antigüedad, debes asegurarte de que ha pasado la correspondiente ITE.

¿Cómo saber si un edificio ha pasado la ITE? Este certificado deberá estar a disposición de los vecinos que lo soliciten. Incluso sería recomendable exponerlo en alguna zona común, como el tablón de anuncios de la comunidad, para demostrar que se cumple con la normativa.

Más que un trámite, una garantía

Del mismo modo en que pasar la ITV es una garantía de que nuestro vehículo está en perfecto estado para circular, la inspección técnica de edificios es un modo de asegurarse el buen estado de estos, y prevenir situaciones que pudieran poner en riesgo tanto a los que viven allí como a las personas que entren o paseen por los alrededores.

No obstante, ante estas posibles situaciones, y con carácter preventivo, es recomendable contar con un seguro de comunidades, como el de Seguros Catalana Occidente, el cuál ofrece servicios como el de desatasco preventivo, con el que te damos soporte con la limpieza y revisión preventiva de estas averías. Además, contratando el seguro de comunidades, podrás beneficiarte de hasta un 15% menos en tu seguro de hogar.

Suscríbete a nuestra newsletter

¿Quieres recibir más consejos y novedades en tu email?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

tres × 5 =