¿Cómo crear un juego de mesa para niños?

¿Te ha gustado este artículo?
Puntuación: 5 basado en 2 valoraciones

ideas para crear un juego de mesa

En plena temporada de otoño-invierno acompañada de recomendaciones sanitarias para salir lo mínimo, nos esperan gran cantidad de horas en familia. No obstante, entretener a los más pequeños no es tarea fácil y es por esto que te proponemos ideas para crear juegos de mesa para niños. Tus hijos pueden participar en un proceso repleto de materiales e imaginación donde no tiene por qué ocurrir ningún percance pero en caso de sufrir algún desperfecto en casa, recuerda consultar las coberturas de tu seguro de hogar.

Ideas para hacer un juego de mesa

Entre las actividades practicadas durante la cuarentena, los juegos de mesa adquirieron gran popularidad. Y, ahora continúan siendo una tendencia de entretenimiento en familia. ¿Preparado para hacer un juego de mesa?

Juego de canicas

La mayoría de las propuestas son juegos de mesa con material reciclado pero ésta es en la que más puedes aprovechar lo que tienes en casa, ya que principalmente necesitarás rollos gastados de papel higiénico. El juego consiste en adjudicar un número y colocarlos de manera desordenada.

Cada jugador tendrá que “colar” una canica por un agujerito que llevará cada rollo, según el número que toque, empezando por el 1 y terminando por el 10, por ejemplo. Apuntaremos en una hoja las veces que acierta cada jugador para finalmente obtener el ganador. Te explicamos los pasos para realizarlo en casa:

  1. Lo ideal es guardar 10 y después recortar dos pequeñas puertas en la base de cada uno, de tal manera que una quede frente a la otra.
  2. Decorarlos con pintura o forrándolos con papeles divertidos.
  3. Recorta 10 círculos de cartulina blanca y pinta los bordes de negro para destacarlos. Seguidamente escribe los números del 1 al 10 en el centro de cada círculo.
  4. Pega un número en cada rollo.
  5. Consigue varias canicas para jugar.

Dominó

Entre los juegos familiares de mesa, el dominó es uno de los más entrañables. Y, si además lo hemos creado juntos, los niños pueden disfrutarlo el doble. Podemos hacer las piezas con piedras pintadas o con cualquier otro material que se nos ocurra. Y, a partir de ahí, darle rienda suelta a la creatividad, ya que podemos pintarlos los clásicos puntitos u optar por formas y colores diferentes.

Juegos de memoria

Los juegos de memoria caseros consisten en la asociación de parejas que hemos dibujado previamente en tarjetas recortadas por nosotros mismos. Por ejemplo, podemos dibujar en una de ellas un cuchillo y en otra un tenedor; en una un zapato y en otra un calcetín, etc. Una vez que las tengamos todas, podemos empezar a jugar colocándolas boca abajo y levantándolas una a una hasta recopilar todas las parejas. Quien saque una tarjeta que no corresponde a la figura que ya hay levantada pierde turno y quien tenga el mayor número de parejas, ¡gana!

Puzzle

Los puzzles son un gran entretenimiento para los más pequeños. Podemos hacer un dibujo en una cartulina y recortarlo en tantas piezas como queramos, adaptándonos a la edad del niño. ¡Lo pasaremos en grande coloreando, recortando y finalmente uniendo las piezas!

Damas

Más allá de inventar un juego de mesa, podemos sacarle partido a los clásicos haciéndolos aún más divertidos con diseños personalizados. Pueden ser las damas, pero también el ajedrez o las 3 en raya. Siempre podemos crear nosotros mismos el tablero en cuestión sobre un cartón, por ejemplo y decorar las piezas usando rotuladores permanentes junto a diversos materiales como piedras, judías o trozos de madera.

Pasos para crearlo: todo lo que tienes que tener en cuenta

Ya tienes las ideas para crear un juego de mesa. Una vez que has elegido el que más nos gusta, es el momento de ponernos manos a la obra. Como te puedes imaginar es un proceso sencillo. No obstante, aquí tienes los pasos esenciales que debes tener en cuenta para crearlo:

  1. Boceto y desarrollo de la idea. Si lo necesitas, realiza bocetos de las figuras que vas a dibujar y anota todo aquello que consideres esencial, como un listado de todas las parejas que vas a incluir en tu juego de memoria, por ejemplo.
  2. Materiales necesarios. Igualmente, realiza un listado de los materiales que precisas y reúnelos todos antes de comenzar a fabricar tu propio juego de mesa.
  3. Proceso de creación. Sigue las pautas que hemos detallado en este post para cada juego.

Y, una vez que esté todo listo… ¡a jugar!

Ganando tiempo en familia

Los juegos de mesa clásicos nos pueden parecer, a priori, un entretenimiento demasiado visto. Sin embargo, los niños de hoy en día viven demasiadas horas pegados a las pantallas: viendo programas de televisión, vídeos de YouTube o jugando con videoconsolas. Si a esto le añadimos las largas jornadas laborales de los adultos y las actividades que tienen los pequeños a lo largo del día fuera de casa, tenemos como resultado una carencia de tiempo en familia muy importante.

En consecuencia, lejos de ser un entretenimiento trillado para los niños, hacer un juego de mesa puede resultar una actividad novedosa para ellos que además de ser divertida suponga un refuerzo del vínculo emocional con los adultos de la casa. En definitiva, una forma de pasarlo bien que nos beneficia a todos.

Suscríbete a nuestra newsletter

¿Quieres recibir más consejos y novedades en tu email?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

19 + 10 =