La salud de tu hijo bajo control con las revisiones pediátricas

¿Te ha gustado este artículo?
Puntuación: 0 basado en 0 valoraciones

¿Qué revisiones pediátricas debe pasar tu hijo?

Si tienes hijos de entre 2 y 14 años, es importante que establezcas su plan de revisiones pediátricas. Es  la mejor manera de garantizar que  su estado de salud es bueno y, además, que su desarrollo es el adecuado. Además, debes tener en cuenta que cada edad determina la necesidad de unos controles médicos concretos.

A los 4 años

A los 4 años, tu hijo debe recibir las vacunas del sarampión, la rubéola y la parotiditis. Además, recibirá consejos de alimentación y de salud bucodental, como la necesidad de la retirada definitiva del chupete.

Igualmente, el pediatra le hará una exploración completa, que incluirá una valoración del desarrollo psicomotor y del lenguaje.

A los 6 años

El calendario de revisiones pediátricas incluye una cita con el pediatra a los 6 años, en la que se le administrarán al niño las vacunas de la difteria, el tétanos y la tos ferina. También se le hará una revisión física completa, centrándose especialmente en su capacidad visual, su aparato locomotor y los genitales.

A los 8 años

La exploración física a esta edad pone especial énfasis en la tensión arterial, la auscultación cardiopulmonar y los pulsos periféricos. Asimismo, el pediatra aprovechará para iniciar la educación sexual y dar consejos de alimentación. Los niños deben hacer comidas regulares y ser completamente autónomos en la mesa.

A los 12 años

Las revisiones pediátricas a esta edad ya se enfocan más hacia los cambios que representa la adolescencia en los niños. Así, el pediatra valorará la satisfacción del niño en el colegio, sus hábitos de consumo de drogas y la existencia de posibles factores de riesgo psicosocial.

Además, en  esta cita se administra las vacunas de la varicela y meningococo C, y se hace a los niños una exploración que presta especial atención al desarrollo puberal, la salud dental, el aparato locomotor, la agudeza visual y auditiva, el peso y la talla.

A los 14 años

La última de las revisiones pediátricas por las que deben pasar tus hijos es a los 14 años. En esta ocasión, se revisará y completará su calendario de vacunas, se valorarán sus hábitos sociales y su madurez sexual, teniendo en cuenta la posible existencia de prácticas de riesgo.

Finalmente, se hará la revisión física general habitual, que incluye el aparato locomotor, la salud bucodental, visual y auditiva. También se prestará atención a su peso, talla y desarrollo puberal.

Suscríbete a nuestra newsletter

¿Quieres recibir más consejos y novedades en tu email?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

18 − uno =