5 cosas que un marketplace puede ofrecer a tu pequeño comercio

¿Te ha gustado este artículo?
Puntuación: 5 basado en 1 valoraciones
  • Varios comercios e incluso ayuntamientos como el de Barcelona están apoyando y poniendo en práctica el marketplace local.
  • Los beneficios de un marketplace sobre todo tienen que ver con la competitividad en el mercado.
  • Las ventas online no dejan de aumentar y muchos compradores buscan alternativas cerca porque no se atreven a ir a un centro comercial.

Cuando oyes la palabra marketplace, seguro que te viene a la mente un nombre: Amazon. Y es normal, porque no hay duda de que es una de las grandes plataformas a nivel mundial, con presencia en casi todo el mundo y millones de productos vendidos a diario.

Si tienes un pequeño comercio, es evidente que no te puedes plantear competir contra un gigante como este. Aunque es posible plantarle cara con un marketplace local, que ya están poniendo en práctica varios comercios e incluso ayuntamientos como el de Barcelona están apoyando. En este post hablaremos de lo que te ofrece vender en un marketplace si tienes un pequeño negocio.

¿Qué puede ofrecer?

Igual pensabas que todo lo que se vende en Amazon está almacenado en sus centros de distribución. Pues nada más lejos de la realidad, porque buena parte de lo que se vende en un marketplace procede de proveedores externos. Y entre ellos están los pequeños comercios, que han encontrado una forma de obtener ingresos extra en Internet.

El marketplace local permite a los pequeños negocios estar presentes en el mercado y competir con las grandes plataformas de marketplace.

Lo cierto es que un marketplace online es lo más parecido a un centro comercial que se puede encontrar en la red. Y como pasa con los centros comerciales físicos, aquí hay sitio para un montón de tiendas.

Las ventajas de un marketplace local son bastante numerosas, aunque nos vamos a centrar en 5 cosas que te ofrece un marketplace si tienes un pequeño comercio:

  • Ahorro en costes. Cuando tienes que negociar tú solo con un proveedor, la fuerza que puedes ejercer es mínima, casi inexistente. A esto hay que añadirle los costes de transporte y otros gastos que incrementan mucho lo que tienes que pagar para ofrecer en tu negocio un producto.
    Con un marketplace local se obtienen mejores precios y reduces los costes en conceptos como el transporte de mercancías, ya que no eres solo tú quien hace un pedido, sino varios negocios de tu zona. Al llenar un camión de mercancías para llevarlo a un mismo sitio, se puede negociar con empresas de transporte un precio más barato, y con los almacenes ocurre lo mismo. No es igual que una tienda compre para ella sola a que lo hagan 15 negocios a la vez.
  • Posicionamiento online. El número de usuarios que hacen sus compras por Internet no deja de aumentar, de modo que si quieres tener opciones necesitas estar aquí. Un marketplace online se encarga de desarrollar estrategias de publicidad y posicionamiento para que los negocios participantes lleguen al público que les interesa. Campañas de email marketing, redes sociales o una página web en la que estén los negocios del barrio mejora la presencia y fomenta la compra en el pequeño comercio, tanto online como de forma física.
    Además, también puedes llegar a más gente porque la venta online no tiene fronteras. Tú decides si quieres vender solo en una zona o en todo el país. Incluso puedes pensar en expandir tu pequeño comercio online y lanzarte al extranjero.
  • Oportunidades para colaborar con otros. Cuando te centras solo en vender tus productos, apenas queda tiempo para otras cosas. Sin embargo, uno de los beneficios de un marketplace es que puedes encontrar vendedores con los que crear alianzas y potenciar vuestras ventas.
    Pongamos un ejemplo: imagina que tienes un pequeño negocio dedicado solo a vender zapatos. En tu zona hay una tienda de ropa, y desde el marketplace podéis crear una serie de combinaciones para que los que compren una prenda la combinen con tu calzado, o viceversa. El resultado es un aumento de las ventas de ambos establecimientos, gracias a que os presentáis de forma conjunta.
    No te imaginas las oportunidades que pueden surgir entre negocios cuando empiezas a poner en práctica estas colaboraciones. Podéis poneros de acuerdo y ofrecer descuentos por compras combinadas, cestas de productos para regalo y un largo etcétera.
  • Se crean nuevos puestos de trabajo. Como apoyo al comercio de proximidad, un marketplace local también genera oportunidades de empleo ofreciendo servicio de reparto a domicilio, algo que todos los clientes esperan obtener.
    Es probable que tener a alguien para repartir solo lo que vendes en tu comercio no sea rentable, pero cuando se trata de comprar en un marketplace, el repartidor tiene más trabajo y por tanto puede dedicarse a tiempo completo a esta labor, incluso recogiendo varios pedidos a la vez y organizando rutas de reparto. Los comercios ofrecen un servicio de calidad y encima están contribuyendo a crear empleo en la zona.
  • Permite introducirse en el comercio electrónico. Si todavía no has probado a vender por Internet, igual montar un eCommerce te parece algo demasiado complicado. Lo bueno de un marketplace online es que proporciona una plataforma donde solo tienes que poner los productos para que los clientes los pidan. Es una especie de escaparate digital, que facilita en gran medida el aprendizaje si más adelante quieres montar tu propia tienda online, aunque continúes en el marketplace también.

Suscríbete a nuestra newsletter

¿Quieres recibir más consejos y novedades en tu email?

¿Cómo se puede beneficiar el pequeño comercio?

Los beneficios de un marketplace sobre todo tienen que ver con la competitividad en el mercado. Al reducir los costes y ofrecer una atención más personal, los usuarios encuentran algunas ventajas que los impulsan a volver a hacer la compra en el pequeño comercio.

Además, hay ayuntamientos que están impulsando este tipo de plataformas para que los pequeños comercios no desaparezcan de sus ciudades. Por ejemplo Barcelona, Santa Coloma de Gramenet o Alcobendas cuentan con proyectos en los que el comercio local puede generar ingresos extra por Internet, e incluso aumentar su volumen de negocio hasta el punto de convertirlo en su canal principal de ventas.

Los requisitos que debe cumplir un comercio para entrar a formar parte del marketplace local es tener su comercio en la zona, como es lógico, y solicitar la inclusión. También es importante que participes en las acciones que se proponen una vez que entras a formar parte del proyecto.

Aparte de eso, algunos de los ayuntamientos estudian ofrecer ayudas para potenciar aún más estas iniciativas.

Eso sí, no pienses que solo tienes que apuntarte y esperar a que lleguen ventas por arte de magia. Hay que seguir cuidando el negocio, aprovechar medios como tu propia página web o las redes sociales (Instagram es perfecta para mostrar tus productos) y dar el servicio personalizado que caracteriza al pequeño comercio.

No pienses en pequeño. Es la hora de pensar en digital

Si antes de la pandemia ya era importante tener presencia en Internet aunque tuvieras una pequeña tienda de barrio, el virus ha acelerado el proceso a un nivel impresionante. Con esto de no poder salir de casa, las ventas online no dejan de aumentar y muchos compradores buscan alternativas cerca porque no se atreven a ir a un centro comercial. Por eso, un marketplace local es una opción muy recomendable para mantener tu negocio a flote.

Es verdad que ganar a gigantes como Amazon no es posible por los recursos de los que disponen. Pero hay algo en lo que sí puede competir un pequeño comercio: calidad, servicio personal y trato cercano. Unido a los beneficios de un marketplace para las tiendas de barrio, puedes competir sin miedo a ser el pez pequeño.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

veinte + 14 =