¿Cuáles son los mejores faros para tu coche: led, xenón o halógenos?

¿Te ha gustado este artículo?
Puntuación: 3.6 basado en 8 valoraciones

Mejores faros para coche

La tecnología ha avanzado tanto que el mercado ofrece numerosas posibilidades allá donde se mire. En concreto, puedes encontrar productos con muy distintas funcionalidades en todo lo relacionado con los complementos de los vehículos de motor.

Actualmente muchos conductores tienen el dilema de si son mejores los faros led que los de xenón, o si en cambio deben decantarse por faros halógenos para el coche. Lo cierto es que no son mejores ni peores unos que otros, sino que tienen características distintas que los hacen más o menos adecuados para cada tipo de vehículo.

Las diferencias entre los halógenos, las luces de xenón y los faros led del coche

Halógenos

Los faros halógenos del coche llevan usándose de forma masiva desde los años 70. Se caracterizan por proyectar la luz de la bombilla mediante un mecanismo en forma de parábola o reflector.

Su principal ventaja es la capacidad de dirigir la luz en la dirección correcta, especialmente necesario al coger una curva. Los faros halógenos se complementan con un sistema que regula la altura de la luz para evitar el deslumbramiento a otros usuarios de la vía.

Luces de xenón

Los faros de xenón para el coche se basan en un proyector, que utiliza la luz de una bombilla que funciona mediante electrodos y un bulbo de cuarzo relleno de xenón a presión (en vez de llevar incorporado un filamento y un gas específico como en el caso de los faros halógenos).

Las luces de xenón son más blancas y más intensas que las halógenas, aunque necesitan de un sistema para controlar su altura y un detector de suciedad para activar un lavado automático.

Estos faros han evolucionado hasta convertirse en los actuales sistemas conocidos como trixenon, capaces de variar tanto la intensidad como las dimensiones del haz de luz para adaptarse a la vía y a las circunstancias.

Faros led

Los faros de led superan en eficiencia y longevidad a los antiguos sistemas de iluminación para el automóvil. Los faros led en el coche nacieron en forma de luces diurnas en la parte trasera y en poco tiempo fueron capaces de cumplir con todas las necesidades lumínicas del vehículo.

La tendencia es que su uso se popularice, aunque su tecnología todavía está en desarrollo y en la actualidad vienen de serie sobre todo en coches de gamas media y alta.

Cómo elegir las luces adecuadas para el coche

Si necesitas cambiar las luces del coche, lo más acertado es que las sustituyas por otras del mismo tipo que traía de serie. En este sentido, si por ejemplo tenías faros halógenos y ahora quieres llevar unos de xenón, técnicamente es posible, pero contar con todo el paquete homologado tiene un precio muy elevado. En concreto, la sustitución te puede salir por alrededor de 2.000 euros.

Seguramente estés pensando que lo mejor sería adquirir un juego de luces led, pero debes tener en cuenta que los faros matrix-LED (el sistema que mejor controla la intensidad y el haz de luz led hasta la fecha) solo funciona eficazmente en los coches de gama muy alta, en los que las transiciones de un tipo de luz a otra se hacen de forma muy suave. Sin embargo, resultan bastante molestas para la vista si el sistema se instala en modelos de automóvil más económicos.

Independientemente de cuáles sean los mejores faros para tu vehículo, es fundamental que cuentes con un seguro de coche que te ofrezca la cobertura adecuada ante cualquier imprevisto en la carretera.

Si este artículo te ha parecido interesante, síguenos en Facebook y Twitter para estar a la última en otros temas similares.

Suscríbete a nuestra newsletter

¿Quieres recibir más consejos y novedades en tu email?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

tres × 4 =