Aprende a distinguir partes del motor de un coche

partes del motor de un coche

¿Alguna vez te han preguntado tus hijos para qué sirven las distintas partes del motor de un coche? ¿O un amigo te ha pedido que le ayudes a diferenciar si alguna pieza está fallando o que le compruebes el nivel de aceite? ¿Sabrías hacerlo? Si te cuesta distinguir las diferentes piezas del motor de un coche y cuáles son necesarias para su funcionamiento, no te preocupes. Desde Seguros Catalana Occidente te explicaremos de manera simple cuáles son sus funciones, así cuando levantes el capó sabrás diferenciarlas al instante.

En primer lugar, hay que conocer la diferencia entre un motor gasolina y uno diésel, porque las piezas del motor de coche varían según el tipo. El motor de gasolina tiene bujías, que son las piezas que encienden el motor al producir una chispa en su interior (combustión interna). Por el contrario, las partes del motor de coche diesel serán diferentes porque el motor cuenta con inyectores para su funcionamiento.

¿Cuáles son las partes del motor de un coche?

Si pudieras mirar el motor de un coche desde un lateral podrías distinguir las tres partes esenciales de este: la culata, el bloque y el cárter. Aunque, como veremos, hay otras piezas básicas para que un motor funcione correctamente.

Culata

Es la parte superior, la que se ve cuando abres el capó, y por este motivo también se le llama cabeza de motor. Está unida al bloque y a la junta de la culata, ocupándose de que toda la estructura pueda soportar las altas temperaturas.

Además, se encarga de alojar importantes piezas del motor de un coche como son los conductos para la refrigeración, las válvulas de admisión y escape, el tren alternativo (cigüeñal, pistones y bielas) y el árbol de levas, que es la pieza que acciona las válvulas. Sin embargo, para poder ver estas piezas deberías desmontar la culata, algo complicado si no estás habituado a ello.

Bloque

Clave en el funcionamiento del motor ya que es la parte encargada de desarrollar, a través de los cilindros y sus pistones, toda la potencia que hará girar el motor. Dependiendo de cómo se coloquen los cilindros (en V, opuestos o en línea) en tu motor, así será la forma del bloque.

Cárter

Si vieses el motor por debajo, el cárter es ese depósito que se llena de aceite para que el motor pueda arrancar y funcionar con normalidad. En el caso de que te quedes sin aceite, el motor tarde o temprano acabará gripando por falta de lubricación.

Otra pieza esencial para que el motor funcione es la correa de distribución. Se encarga de abrir y cerrar las válvulas sin que los pistones golpeen en ellas, logrando coordinar el movimiento del cigüeñal y el árbol de levas. Si se suelta o se rompe, el motor no se encenderá ya que su función es la de transmitir la orden para que el motor, y por ende el coche, se pongan en marcha. Además, sustituir la correa en caso de rotura es caro.

Es importante realizar revisiones cada cierto tiempo al coche para que no ocurra ninguna avería grave, sobre todo el motor, ya que, en muchas ocasiones el motor puede llegar a fallar.

Consejos para el mantenimiento y qué hacer si falla el motor

Es importante revisar con frecuencia el nivel de aceite del motor y de líquido refrigerante. Para medir el aceite, se utiliza una varilla con el motor caliente tras unos 15-20 minutos de circulación. En el caso del líquido refrigerante, todo lo contrario, hay que revisarlo con el motor frío, tras dos horas de reposo mínimo, ya que sino se podría quemar.

A pesar de conocer las partes del motor de un coche, es complicado encontrar el fallo en caso de avería y aún más arreglarla. Y es por eso que hay que ser precavidos en la carretera, sobre todo ante accidentes y posibles averías. Es importante contar con un buen seguro de coche, que cubra las reparaciones de una posible avería y que tengas la posibilidad de disponer de un coche de sustitución durante el período de reparación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *