¿Qué es una pensión no contributiva?

¿Te ha gustado este artículo?
Puntuación: 3.6 basado en 25 valoraciones

Pensiones no contrinutivas

¿Sabes qué es una pensión no contributiva? Quizás no conocías la existencia de este tipo de prestaciones. Lo cierto es que es posible beneficiarse de una pensión, aunque no se haya cotizado el mínimo de años, e incluso si nunca se ha trabajado. Esa es, principalmente, la diferencia entre pensión no contributiva y la pensión contributiva, ya que en esta última exige el mínimo de años cotizados.

La pensión no contributiva es una de las diferentes herramientas que el Estado español utiliza para garantizar el bienestar de cara a nuestra jubilación. Las pensiones contributivas en España, lejos de lo que mucha gente cree, ya que se encuentran en una buena posición en cuanto a la media de pensión de jubilación en Europa.

Existen varios tipos de pensiones y unos requisitos que el Gobierno, por medio de la gestión de cada Comunidad Autónoma, exige para ser beneficiario. Te las contamos a continuación:

Pensión no contributiva: requisitos y tipos

Es posible contar con una pensión no contributiva por invalidez o por jubilación. Pero, ¿en qué casos? ¿Qué tipos de pensiones no contributivas existen?

No contar con los ingresos mínimos estipulados

Esta ayuda social puede pedirse en los casos que existan carencia de rentas. Estos son aquellos que están por debajo de los 5.321,40 €.

Pensión de jubilación

Para este tipo de pensión no contributiva, se debe tener 65 o más años y haber residido 10 años, al menos, en el territorio español desde la edad de 16 años.

Pensión de invalidez

Se debe contar entre 18 y 65 años. Se exige haber residido en territorio español por lo menos 5 años (y 2 consecutivos) y tener una minusvalía de, al menos, un 65 %.

El Imserso va publicando periódicamente, año a año, la cuantía exacta de las pensiones no contributivas. Este es el importe exacto de las pensiones no contributivas en el 2018. La mínima (el 25%) es de 95,03 €, mientras que la íntegra asciende a 380,10 €. Esos son los límites. Dentro de ese rango, los organismos públicos establecen el importe exacto en función de las rentas personales y fijándose en el número de beneficiarios de una pensión de este tipo que hay por cada hogar.

Por eso, hay que tener en cuenta que, en caso de que existan otros beneficiarios de pensiones no contributivas dentro de un mismo hogar, el importe recibido por cada uno de ellos será menor.

¿Dónde solicitar una pensión no contributiva?

Se debe presentar la solicitud en las oficinas de los distintos Servicios Sociales de las Comunidades Autónomas, oficina de la Seguridad Social o en el Imserso.

Te invitamos suscribirte a nuestra newsletter para estar al tanto de la actualidad de las pensiones y otros temas de interés.

Suscríbete a nuestra newsletter

¿Quieres recibir más consejos y novedades en tu email?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

17 − catorce =