Pon un huerto urbano en casa y cultiva tus verduras ecológicas

¿Te ha gustado este artículo?
Puntuación: 0 basado en 0 valoraciones

Diseña tu primer huerto urbano y disfruta de alimentos ecológicos de km 0

 

Cultivar tu propio huerto urbano en casa está de moda. Si aún no te has apuntado a esta práctica ecológica, te contamos los consejos que necesitas para empezar y disfrutar de tu primera huerta este invierno. Aunque resulte un tanto complicado, la planificación del huerto ecológico no es difícil, sólo requiere un poco de paciencia y constancia.

Decoración y huerto urbano van de la mano

La gran ventaja de un huerto urbano es que no necesitas tener un gran jardín. Desde tu terraza y balcón puedes recolectar tus propios tomates y pimientos en pequeñas macetas  (te recomendamos macetas de 20 cm de profundidad) o plantar pequeños frutales en macetas, como limoneros y naranjos.

Para empezar a decorar, coloca las plantas en función de sus necesidades. Planta juntas aquellas que necesiten más agua y por separado aquellas que necesiten menos. Aprovecha también para colocar en la esquina más oscura las plantas que no resisten bien a la luz directa del sol.

Por ejemplo, si utilizas una estantería con distintos niveles, como un pale de estilo rustico o una escalera, coloca en las posiciones más altas las plantas que más necesiten la luz del sol para crecer fuerte y en la parte inferior las plantas que necesiten guardar mejor la humedad.

Siempre puedes añadir una mesa de cultivo con plantas aromáticas o usar macetas colgantes. El efecto será inesperado y tendrás sus frutos siempre a mano.

Consejos básicos para que tu huerto urbano funcione

La mejor manera de empezar a plantear un jardín ecológico en casa es yendo poco a poco: para empezar, es mejor dedicar gran mimo y cuidado a unas pocas macetas de verdura. Evita convertir el cultivo de un huerto urbano en una tarea pesada y aburrida, y disfruta de la experiencia agradable y placentera de obrar con esmero y meticulosidad.

-Espera a que el suelo se alimente de nutrientes antes de la siembra.

-Siembra las semillas, compacta la tierra y riega con frecuencia para aportar la humedad necesaria para que germinen adecuadamente.

-Respetar la distancia de crecimiento que se recomienda dejar entre cultivos.

-Elimina las malas hierbas con una azada o con las manos.

-Vigila la aparición de plagas. En caso de que tus plantas se vean afectadas, es recomendable podar las zonas dañadas para evitar su propagación.

-Recolecta las frutas y verduras de temporada cuando alcancen el pleno estado de maduración.

Disfrutarás de verdura y fruta fresca sin renunciar al estilo más fresco para tu decoración. Además, con la llegada de la primavera disfrutarás de la explosión de color de sus flores y de su dulce aroma.

 

Suscríbete a nuestra newsletter

¿Quieres recibir más consejos y novedades en tu email?