Los accidentes domésticos ¿Cómo prevenirlos?

¿Te ha gustado este artículo?
Puntuación: 0 basado en 0 valoraciones

¿Cómo podemos evitar accidentes domésticos en la cocina y en el baño?

Nuestro hogar debe ser el lugar en el que nos sintamos seguros, y no tengamos que preocuparnos por posibles accidentes. Aunque nos parezca una utopía, esto es fácilmente alcanzable si tenemos en cuenta algunos consejos básicos que nos ayudarán a reducir las posibilidades de accidentes domésticos en nuestro entorno.

Los niños son las potenciales víctimas de accidentes, por lo que si somos padres debemos extremar las precauciones en nuestro hogar.

Recomendaciones básicas

El orden es fundamental para evitar muchos problemas en un hogar con niños. Los objetos pequeños, como las pilas, los medicamentos y los productos de limpieza deben mantenerse siempre lejos del alcance de los más pequeños.

También es necesario instalar protecciones en enchufes, electrodomésticos, ventanas y balcones, para evitar que los niños puedan acceder a ellos.

Evitar que los niños jueguen en cocina y baños y que pongan las manos mojadas en elementos eléctricos también reducirá las posibilidades de accidentes.

Igualmente, es necesario vigilar a la hora de usar los fogones internos de la cocina y a la de guardar cuchillos, tijeras y otros utensilios.

Evitar accidentes

Sin pensar estrictamente en los niños, también es importante que tengamos cuidado a la hora de limpiar suelos y escaleras.

Otras recomendaciones importantes son evitar el uso de sprays delante de fuegos encendidos, contar con un botiquín de urgencias y extractor de fuegos en la cocina.

Un último consejo importante  para la cocina: si se nos incendia una sartén, no debemos usar agua para apagarla. Un trapo de cocina húmedo por encima y cortar el gas es la única manera de que evitemos que la situación tenga consecuencias irreversibles.

Accidentes en el baño

Algunas precauciones que debemos tomar en el baño incorporan un dispositivo para evitar que los niños abran el inodoro, procurar que el suelo de la bañera no sea resbaladizo y tener todo preparado para el baño de los niños. De esta manera, evitaremos la posibilidad de accidentes dejándolos solos para ir a buscar algo.

Por supuesto, nunca dejaremos que los niños puedan encerrarse solos en el baño. Para eso, es importante que evitemos que la puerta se cierre por dentro.

Estos consejos no garantizan que  nunca vayas a tener un accidente en casa, pero si los aplicas y tienes cuidado, sí podrás evitar muchas situaciones de riesgo, tanto para ti como para los pequeños de la casa.

Suscríbete a nuestra newsletter

¿Quieres recibir más consejos y novedades en tu email?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

doce − 9 =