Primeros auxilios ante un atragantamiento en adultos

¿Te ha gustado este artículo?
Puntuación: 0 basado en 0 valoraciones

Atragantamiento en adultos

El atragantamiento puede suceder tras un bloqueo, total o parcial, en las vías respiratorias, pudiendo llegar a la asfixia si no se atiende con rapidez. El atragantamiento en adultos suele generarse por comida atascada, generalmente mal masticada y cuyo volumen tiene un tamaño superior al que se puede pasar a través de la tráquea; los chicles y pastillas también se encuentran entre los principales causantes. En el caso de los niños, hay que estar especialmente alerta ya que hay que sumar el riesgo por objetos con los que acostumbran a jugar (una pieza de lego, canicas, accesorios de muñecos, entre otros).

A continuación te explicamos qué hacer cuando nos encontramos ante una situación como ésta, porque tener nociones sobre primeros auxilios en caso de atragantamiento puede ser de mucha utilidad y salvar la vida de alguien, especialmente la de un ser querido y más cuando se acercan fechas señalas y es típico reunirse con la familia.

¿Qué hacer ante un atragantamiento en adultos?

Existen dos tipos de atragantamiento, éstos pueden ser leves o graves.
Cuando el atragantamiento es parcial, la persona puede respirar e incluso hablar. Este se trataría de un atragantamiento leve.

En estos casos, se debe tratar de motivar a la persona para que tosa hasta desbloquear sus vías respiratorias, si fuese necesario puedes ayudarla retirando el obstáculo con la ayuda del dedo pulgar y del índice. Generalmente, en estos casos es muy probable que la persona afectada consiga librarse del problema ella sola. Sin embargo, es importante estar alerta ante cualquier síntoma de empeoramiento.

Compresiones abdominales o maniobra de Heimlich

En el caso de atragantamiento grave, se debe actuar con rapidez y poner a la práctica la maniobra de Heimlich. Las compresiones abdominales sirven para expulsar los elementos que bloquean las vías respiratorias, tanto en adultos como en niños mayores de un año. A continuación, explicamos en qué consisten las maniobras.

  • Colocarse detrás de la persona afectada.
  • Rodear su cintura con tus brazos e inclinarla hacia adelante.
  • Cerrar el puño y colocarlo en la boca del estómago, aproximadamente encima del ombligo.
  • Colocar la otra mano sobre el puño y tirar contra ti con un movimiento seco y brusco.
  • Repetir el proceso hasta expulsar el elemento que obstruye la garganta.

Puedes optar también por colocarte a un lado y agarrarle del pecho a la vez que le das unas fuertes palmadas entre los omóplatos para facilitar la expulsión del cuerpo extraño.

Cuando las vías respiratorias se encuentran liberadas, existe la posibilidad de que hayan quedado restos en los conductos pudiendo causar otras complicaciones. Los síntomas pueden ser tos persistente, dificultad al tragar o sensación de atragantamiento.

En ese caso, la persona afectada deberá acudir urgentemente a su servicio médico para pautar el tratamiento más adecuado.

Desde Catalana Occidente conocemos lo importante que es para ti tu entorno familiar, y ante un atragantamiento los primeros auxilios son vitales, además nuestra principal prioridad es tu seguridad y bienestar.

Suscríbete a nuestra newsletter

¿Quieres recibir más consejos y novedades en tu email?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *