Principales gastos de una comunidad de vecinos

¿Te ha gustado este artículo?
Puntuación: 0 basado en 0 valoraciones

La economía de una comunidad de vecinos: gastos y posibilidades de ahorro

 

Cuando hacemos cuentas para comprar un piso habitualmente pensamos en si podemos  asumir el coste de la hipoteca y los gastos típicos de cualquier hogar, pero no tenemos en cuenta otro factor: los gastos de  la comunidad de vecinos, y que en algunos casos pueden convertirse en un gasto inesperado.

Ya gestione una comunidad un administrador profesional o el presidente elegido entre los vecinos, una de las claves para lograr que su economía no resulte una carga pesada para la mayoría de propietarios radica en saber controlar los gastos y aplicar trucos para conseguir ahorrar.

Los gastos básicos

Hay que tener en cuenta que el gasto medio por propietario en una comunidad de vecinos radica en torno a 1.000 euros, cifra que incluye servicios básicos, mantenimiento de zonas comunes y pago de impuestos municipales.

De hecho, y derramas ocasionales a parte, tendremos que hacer siempre frente a los siguientes gastos:

  • Electricidad
  • Limpieza de zonas comunes
  • Calefacción central
  • Mantenimiento de instalaciones
  • Ascensores
  • Portería
  • Seguro

Todos estos puntos son de pago obligado,  aunque a la hora de entrar a vivir en un edificio deberíamos tener en cuenta las cuotas de participación establecidas por vecino. También es importante valorar que estamos obligados por ley a pagar la parte proporcional de las instalaciones a las que tenemos acceso.

Las posibilidades de ahorro

Aplicando algunos consejos básicos podemos conseguir que estos gastos obligatorios en cualquier comunidad de vecinos se reduzcan notablemente, sin que por ello perdamos calidad de vida.

  • El uso de leds, temporizadores y sensores de movimiento permite el ahorro de electricidad.
  • Las calderas de gas natural resultan un 30% más económicas en su consumo, especialmente si las acompañas de sistemas de medición individual.
  • Renegociar créditos y comisiones en la entidad bancaria puede significar un importante ahorro.
  • Si tenemos jardín, optar por especies autóctonas y sistemas de irrigación, nos permitirá reducir de manera importante el consumo de agua.

Con estos pequeños cambios no dejaremos de disfrutar de ningún servicio de la comunidad y conseguiremos que los gastos mensuales no sean un inconveniente.

 

Suscríbete a nuestra newsletter

¿Quieres recibir más consejos y novedades en tu email?