Los problemas más habituales en una vivienda en alquiler

¿Te ha gustado este artículo?
Puntuación: 2 basado en 1 valoraciones

Conoce, como arrendador, los riesgos de poner tu vivienda en alquiler

Poner en alquiler una vivienda de nuestra propiedad viene acompañado no solo del beneficio económico, sino también de la ilusión de dar la oportunidad a unas nuevas  personas de disfrutar de nuestro  inmueble, el que con frecuencia fue incluso  nuestro propio hogar,. Sin embargo, poner una vivienda en alquiler también puede venir acompañado de ciertos riesgos que conviene conocer de antemano para poder tomar las medidas necesarias que nos ayuden a evitar sus consecuencias.

¿Cuáles son los problemas más comunes?

-Desconocimiento de derechos y obligaciones de propietario e inquilino. El desconocimiento de qué podemos y qué no podemos hacer puede llevarnos a infligir ciertos aspectos legales, así como a perder la oportunidad de poder decidir sobre ciertos temas. ¿Puedes visitar a tus inquilinos sin avisar? ¿Recuperar tu vivienda por necesidad? ¿Qué puedes pedir en el contrato? ¿Qué criterios debes aplicar sobre la fianza? Muchos de los problemas entre arrendador y arrendatario derivan de la falta de desconocimiento legal.

-Impago de alquileres y/o facturas de suministro. En ocasiones, los inquilinos por diversas circunstancias pueden verse en la situación de no poder o querer hacer frente a las obligaciones del pago de la renta. Esta situación se puede prolongar en el tiempo y provocar una importante deuda.. También es posible  encontrarse con la situación de que, al dejar el piso, queden varias facturas de suministros (luz, agua, gas) pendientes de pago por parte del inquilino  

Actos vandálicos. Algunos inquilinos, además de no hacer frente al pago de las rentas, provocan importantes daños en la vivienda que van mucho más allá del desgate propio del uso de la misma. En ocasiones incluso se llevan muebles, sanitarios e instalaciones de la vivienda… es evidente el perjuicio que sufren los propietarios en estas situaciones

Obras y reformas para las que no has prestado tu consentimiento. Como propietario, puedes exigir que se te devuelva el piso tal y como lo cediste, pero algunas veces puedes encontrar que se han llevado a cabo reformas sin tu consentimiento, como eliminación de tabiques, cerramientos de terraza, paredes de colores chillones, entre otras.

Protege tu alquiler con la póliza que se preocupa por tus intereses

Aunque a priori confiemos en el inquilino que residirá en nuestra vivienda, debemos proteger nuestros intereses y tener la seguridad de que no se generarán perjuicios económicos y, más importante aún, intranquilidad alguna. Para dar respuesta a esta necesidad las principales compañías aseguradoras han desarrollado coberturas específicas para ofrecer protección integral al arrendador, para que de esta forma puedas alquilar tu vivienda sin ningún tipo de preocupación.

Será tu compañía aseguradora quien,  ante cualquier tipo de situación contraria a tus intereses, se encargue absolutamente de todo. Estas son algunas de las  coberturas que se ofrecen:

– Impago de alquileres, la compañía te indemnizará las rentas no percibidas por parte del inquilino

– Actos vandálicos y robos que haya realizado el inquilino en la vivienda

– Defensa jurídica ante problemas legales con el inquilino y el contrato de alquiler

– Asesoría jurídica telefónica para todo tipo de consultas legales

En Seguros Catalana Occidente te ofrecemos el seguro más completo para la protección de tu vivienda alquilada. Confía en nosotros y no tendrás que preocuparte por nada más. Ese es el  objetivo de nuestro Seguro  protección integral del arrendador.

 

Suscríbete a nuestra newsletter

¿Quieres recibir más consejos y novedades en tu email?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

doce − tres =