Propiedades y diferentes tipos de aceite de oliva

¿Te ha gustado este artículo?
Puntuación: 0 basado en 0 valoraciones

Descubre los distintos tipos de aceite de oliva, sus propiedades y aplicaciones en la cocina

El aceite de oliva es uno de los ingredientes que no puede faltar en la cocina.  Considerado como oro líquido, se obtiene de la pulpa de la aceituna sin deshuesar y en España, las variedades de aceitunas más representativas son Picual, Hojiblanca, Lechín, Cornicabra, Arqubina, Picudo y Verdial, que condicionan el sabor final de dicho manjar. Pero, ¿qué aceites de oliva podemos obtener de estas variedades?

Los diferentes tipos de aceite de oliva

A continuación te hablamos de los distintos tipos de aceite de oliva aptos para el consumo humano y los momentos ideales para ser aplicados en cocina. Sus características dependen de la zona de producción, la variedad de la oliva, el método de obtención, el grado de madurez… (cuanto mayor es el nivel de maduración, más intenso es el color, además de aumentar la dulzura y suavidad de la oliva y por lo tanto del aceite).

-Aceite de oliva virgen: se obtiene mediante procedimientos físicos y mecánicos, a temperaturas moderadas que no alteran las propiedades de la oliva, convirtiéndolo en el aceite con más vitaminas A y E. No contiene aditivos ni disolvente, y los factores climáticos en el momento del cultivo y la cosecha influyen en su color, textura, aroma y sabor. Su grado de acidez condiciona la intensidad o suavidad del aceite.

-Aceite de oliva virgen extra: posee una acidez máxima de 1º y mantiene intactas todas las propiedades biológicas, químicas y organolépticas de la aceituna. Se considera el mejor aceite de oliva del mercado. Es el aceite idóneo para acompañar una buena rebanada de pan.

-Aceite de oliva: corresponde a la mezcla de aceite de oliva virgen y aceite de oliva refinado con una acidez máxima de 1,5º. Con un sabor suave y homogéneo, es el más consumido en la actualidad, e ideal para aliñar ensaladas: realza el sabor de los vegetales que la conforman.

-Aceite de orujo de oliva: se obtiene usando disolventes químicos a partir de una mezcla de aceite de orujo de oliva refinado y de aceite de oliva virgen con una acidez máxima de 1,5º. Se considera un aceite de menor calidad que los demás y es habitual para cocinar platos que requieren mucho aceite, como filetes empanados o empanadillas.

Cada proceso requiere tiempo, dedicación y atención: las distintas etapas que conforman su producción, los factores climáticos y el grado de acidez al que se eleva condicionan el sabor final del conocido aceite de oliva.

Suscríbete a nuestra newsletter

¿Quieres recibir más consejos y novedades en tu email?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

18 − 2 =