La psicología y la tecnología como aliados contra los robos

¿Te ha gustado este artículo?
Puntuación: 0 basado en 0 valoraciones

Asegura tu casa actuando sobre las 3 fases de un robo

 

Cuando llegan el verano y las vacaciones, el peligro de que nos roben en casa está más presente que nunca en nuestra mente. La verdad es que no hay remedios infalibles que eviten un robo, pero si debemos tener en cuenta lo que los criminólogos consideran el principio básico del robo: los delincuentes se plantean la viabilidad de entrar a robar en una casa racionalmente en función del riesgo que les supone. Esto hace que cuantas más medidas de seguridad instalemos en nuestra casa, más se reducirán las probabilidades de robo.

Las fases del robo

También te ayudará a protegerte conocer las 3 fases en que se articula un robo, ya que te permitirán saber cómo reaccionar.

Para empezar, el ladrón necesita llegar a la puerta sin que le vean. Por lo tanto, tener una buena iluminación y cámaras en este punto ayudará a evitar el robo. Si tienes jardín, procura que los árboles y plantas no crezcan tanto como para tapar la visibilidad.

Una vez ya dentro, el ladrón debe decidir cómo cometer el delito en el mínimo tiempo posible, y con poco ruido. Por lo tanto, instalar un sistema de detección anticipada hará aumentar sus nervios. Alarmas, puertas de seguridad, caja fuerte de seguridad son elementos que pueden hacer que pase demasiado tiempo para conseguir el botín.

Finalmente, el delincuente debe escapar con las pertenencias robadas. Por lo tanto, debe calcular que todo lo que haga debe llevarle menos tiempo que el de intervención de la policía. Si tu casa tiene suficientes medidas de precaución como para conseguir que tenga que un posible ladrón deba invertir un tiempo del que no dispone, este se planteará si le merece la pena correr el riesgo.

Tecnología para evitar robos

El uso de tecnología es inevitable a la hora de prevenir el robo en una casa. Actualmente disponemos de numerosos dispositivos que permiten mejorar la seguridad de cualquier hogar. Cámaras de vigilancia con visión nocturna, sistemas de hasta 16 cámaras de seguridad que graban en tiempo real e, incluso, vehículos robot para realizar vigilancias semi-autónomas son una buena opción a la hora de controlar posibles ladrones.

Por supuesto, también debemos tener en cuenta el uso de puertas y cerraduras de máxima seguridad, que deben sustituir siempre a las de un único punto de anclaje. Actualmente en el mercado se encuentran incluso puertas domóticas con apertura por reconocimiento facial o dactilar.

Y si finalmente no hemos podido evitar el robo, en este otro post os dejamos una infografía sobre cómo actuar en caso de robo, paso a paso.

 

Suscríbete a nuestra newsletter

¿Quieres recibir más consejos y novedades en tu email?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

9 − 6 =