Qué es el inbound marketing y qué puede hacer por ti

¿Te ha gustado este artículo?
Puntuación: 0 basado en 0 valoraciones

Cómo atraer clientes potenciales en un entorno infoxicado

¿Sabías que al día recibimos más de 3.000 mensajes publicitarios que tratan de atraer nuestra atención? Vivimos en un entorno intoxicado de información, lo que muchos autores denominan infoxicación.

Tenemos toda la información que deseamos al alcance de tan solo un par de clics y la publicidad, en muchos casos, pasa inadvertida bajo la etiqueta de “información irrelevante”. Entonces, ¿cómo pueden las empresas superar esta barrera comunicativa? Una solución a este problema es el inbound marketing  o marketing de atracción.

Qué es el inbound marketing

Seguro que alguna vez has pensado que los mensajes publicitarios irrumpían agresivamente en tu vida (en medio de tu programa de televisión favorito, justo antes de un vídeo en Internet…) y es que, en el marketing tradicional, parece que las marcas te persigan tratando de venderte su producto.

En cambio, el inbound marketing se centra en las técnicas pull, es decir, trata de atraer al cliente potencial de manera natural y amigable, sin ser intrusivo ni agresivo.

La empresa que realiza marketing de atracción se focaliza en crear y ofrecer mensajes de interés y calidad para el público objetivo, convirtiéndose así en una experta en un tema en particular.

Ventajas del inbound marketing para tu empresa

El inbound marketing nos permite convertirnos en una marca de referencia. Debemos proporcionar información útil para el consumidor, de tal manera que éste mismo sea el que nos persiga a nosotros y no al revés.

Al ofrecer información de calidad, y además no lanzar mensajes intrusivos, tenemos a un público más satisfecho y predispuesto a escucharnos. Estos vínculos satisfactorios se traducen en una cartera de clientes de calidad, ya que los clientes satisfechos se mantendrán más leales durante más tiempo, hablarán bien de la marca entre sus círculos, prestarán menos atención a la competencia y serán menos sensibles al precio.

Como dijo el padre del marketing moderno Philip Kotler “no hay mejor publicidad que la que hace un cliente satisfecho. Si quieres ser un vendedor de éxito, preocúpate primero por el cliente, y luego por los productos”.

Suscríbete a nuestra newsletter

¿Quieres recibir más consejos y novedades en tu email?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

cinco + dos =