¿Qué es mejor, una póliza con copagos o sin copagos? Todo lo que necesitas saber

¿Te ha gustado este artículo?
Puntuación: 5 basado en 1 valoraciones

seguro médico sin copago, qué significa

¿Dudas en qué es un seguro con copago y sin copago? Cuando te decides a contratar un seguro médico para cuidar tu bienestar y el de los tuyos, es algo muy importante. Aunque debes de tener en cuenta una cuestión importante:

¿Qué me interesa más, un seguro con copago o sin copago?

Si tienes toda la información que necesitas, será más fácil para que te puedas decidir con qué tipo de servicio de asistencia médica, y póliza va con tus necesidades.
En las siguientes líneas te lo explicamos al detalle, para guiarte de una manera muy sencilla en el proceso de contratación. ¡Toma nota!

¿Qué seguros de salud con copago hay?

El mercado se pueden encontrar pólizas con diferentes modalidades de que es un copago. El copago es la participación del asegurado en acto médico. Podemos clasificar las pólizas por niveles de copago:

  • Pólizas sin copago. El asegurado no participa en el acto médico. Solo paga la prima anual.
  • Pólizas con copago bajo. El asegurado participa de una cuantía baja por cada acto médico, la horquilla suele ir entorno a los 5€ por acto, dependiendo del tipo de acto. La seguro suele costar un 10-15% menos que el sin copago.
  • Pólizas con copago alto. El asegurado participa de un importe superior, suele ir entorno a los 10€ a 20€ por acto. Las hospitalizaciones y pruebas de diagnósticas avanzadas suelen tener un copago superior.
    La gran ventaja de esta modalidad es que la prima que se paga como asegurado es muy baja, pero como contra, paga un importe adicional solo si hace uso de la póliza.
  • Pólizas de copago “progresivo”. Esta es una modalidad muy escasa en el mercado, pero a medida que más se utiliza el seguro , el importe por acto tiende a subir en su cuota. A cada anualidad el contador se pone a cero. El seguro suele costarun 15% menos al seguro sin copago

Ahora que ya sabes qué son “los copagos”en un seguro médico, vamos a profundizar en el concepto, extendiéndonos en su significado.

Cabe señalar que los seguros sin copago no son mejores ni peores que cuando llevan copagos, pero surge la pregunta: ¿prefiero pagar menos por el seguro y pagar algo más cuando lo utilice? Puedes conocer las ventajas en un seguro médico con copago aquí.

La elección de uno u otro dependerá de las necesidades que tengas, además de analizar la frecuencia de uso del mismo. Es por eso que el segurocon copagos altos es una de las versiones del seguro médico que más equilibrio tiene entre inversión y beneficio, pues el ahorro de, aproximadamente 50%, resulta compensado entre los pagos y los usos.

Con independencia de la modalidad de copago, si eliges una buena compañía, te permitirá decidir la periodicidad de las cuotas, que puede ser mensual, trimestral, semestral o anual.

¿Qué implica escoger el nivel de copago?

Implica que cuanto más alto sea el copago, más baja será la cuota del seguro que pagarás, ya que tu seguro se convierte en un “pago por uso” de forma parcial.

¿Es lo mismo “sin copago” que “sin carencias”?

Es importante destacar que no es lo mismo un seguro sin copago que cuando hablamos de seguros médicos sin carencias de ningún tipo.

El periodo de carencia es el tiempo que transcurre desde la contratación de la póliza hasta que puedes hacer uso del mismo. Hay aseguradoras que aplica que pueden aplicar periodos de carencia a todas las coberturas o bien solo para el uso de determinados servicios.

En definitiva, se trata de un concepto totalmente distinto al que venimos tratando, pero que también conviene tener claro a la hora de contratar un seguro médico.

Diferencia entre seguro con copago y sin copago

La diferencia fundamental entre un seguro con copago y otro sin copago es que en el caso de tener copagos, el asegurado tiene que abonar una parte del coste del acto médico. Es decir, abonar parte del valor del servicio cada vez que hace uso del seguro.

El seguro médico con copago: Pros para cuidar tu salud

Tomar partido por un tipo de seguro médico u otro suele estar determinado por las necesidades por las que lo requieres. Es por eso que contratar uno con copago, o uno sin copago.

En este post hemos hablado sobre los seguros sin copago, y sus ventajas para aquellos que se ajusten a sus requerimientos.

No obstante, también existen los seguros médicos con copago. Con estos podrás disfrutar de grandes beneficios para tu salud y bienestar, sin preocuparte por lo que pueda costar.

Ventajas del seguro médico, con y sin copago

Si cuentas con un seguro médico, te beneficias de numerosas ventajas que puedes obtener tanto en el caso de las pólizas con copago o sin copago. ¡Tú eliges la opción que mejor se adapta a tus necesidades!

Cuidado personalizado

Tu aseguradora te ofrece gran cantidad de servicios médicos de manera personalizada, teniendo en cuenta tus necesidades en cada momento de la vida.

Consultas médicas

Gracias a tu seguro médico tienes a tu disposición el servicio de consultas de atención primaria de la mano de profesionales sanitarios altamente cualificados.

No existen listas de espera

Tienes a tu disposición atención médica inmediata sin tener que sufrir las largas listas de espera que puedes encontrar en la sanidad pública.

Hospitalización

Los mejores seguros médicos te ofrecen un servicio de hospitalización que incluye todos los procesos que necesites mientras que dura tu ingreso.

Especialidades más relevantes: pediatría y ginecología

Un buen seguro médico, y sobre todo en los de pólizas con copago, te brinda las especialidades más demandadas como pediatría y ginecología, incluyendo servicios de seguimiento y pruebas preventivas.

Otras especialidades

Los seguros médicos de calidad suelen incluir un gran número de especialidades, con la garantía de prestarte el servicio que necesitas pase lo que pase. La psicología, la traumatología o la endocrinología son solo algunos ejemplos.

Más de una opinión médica

Si cuentas con un seguro de salud con una buena aseguradora, tienes la posibilidad de obtener una segunda opinión médica para garantizar que recibes tanto el diagnóstico como el tratamiento adecuado.

Conclusiones

Tener un seguro sin copago significa que no tendrás que pagar nada más cada vez que disfrutes de cualquiera de las coberturas incluidas en la póliza. Una vez que pagas la cuota, tienes acceso a todos los servicios totalmente gratis.

No obstante, hay que saber qué tipo de seguro médico debes escoger, pues todo dependerá de tus necesidades. Ambos tipo de póliza te ofrecen múltiples ventajas interesantes, aunque cada una de ellas depende de ciertos matices en función de las coberturas que tengas contratadas:

  • Cuidado personalizado
  • Consultas médicas
  • No existen listas de espera
  • Hospitalización
  • Especialidades más relevantes: pediatría y ginecología
  • Otras especialidades
  • Más de una opinión médica

Suscríbete a nuestra newsletter

¿Quieres recibir más consejos y novedades en tu email?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

5 − 1 =