¿Qué es el sexting?, ¿y el grooming?, ¿qué riesgos conllevan?

¿Te ha gustado este artículo?
Puntuación: 3 basado en 1 valoraciones

qué es el sexting

En los últimos tiempos hemos visto un notable aumento en los delitos cibernéticos, en parte porque la mayoría de nosotros vivimos a medio camino entre el mundo real y el virtual. Por desgracia, palabras como ciberacoso o ciberestafa no nos son desconocidas, y hay otras que no son tan familiares, pero cada vez son más comunes.

Un ejemplo son los conceptos que vamos a explicar en este post, que afectan a buena parte de la población, sobre todo a los más jóvenes. Veremos qué es sexting y grooming, los riesgos que conllevan y cómo denunciarlo, ya que en determinadas situaciones se trata de un delito.

Qué es el sexting y el grooming

El término sexting procede de dos palabras en inglés. Por una parte sex, sexo en español, y por otra texting, que se puede traducir como mensajear o escribir un mensaje. De ahí que en español también se conozca como “sextear”.

Por tanto, para responder a la pregunta de qué es sexting diríamos que consiste en enviar mensajes de texto o enviar contenido gráfico (dibujos, fotografías o vídeos) a través de app de mensajería, redes sociales, email o cualquier otro medio de difusión entre personas.

Sin embargo, el grooming es una práctica diferente, aunque en muchos casos quienes la utilizan buscan que sus víctimas también les envíen contenido de tipo sexual. Puedes ver una explicación más amplia en este artículo sobre cómo evitar el grooming que publicamos en nuestro blog.

Sexting: riesgos y consejos

Lo cierto es que el sexting no es una práctica nueva, aunque con el avance de la tecnología se ha extendido y hecho mucho más fácil. Sin embargo, hay una serie de riesgos que conlleva practicar el envío de mensajes y contenido sexual. Algunos de los más graves son:

  • Una vez que la imagen sale de tu móvil al de otra persona, se pierde el control del contenido, y existe el peligro de que se convierta en pública. Si alguien roba el dispositivo, o por error, las imágenes podrían acabar publicadas en redes sociales, páginas web o ir de un móvil a otro sin que apenas puedas hacer nada por evitarlo.
  • En el caso de los menores, a menudo son engañados para que envíen este contenido a personas que se hacen pasar por otros jóvenes, pero que en realidad buscan compartir las fotografías y vídeos en webs pedófilas.
  • Otro riesgo en el que se incurre es la llamada sextorsión, o chantaje amenazando con publicar el contenido si la víctima no accede a lo que le pide quien tiene las imágenes. Sobre todo se da en menores, pero también hay casos en adultos.
  • Algunas veces se usan estas imágenes como venganza tras una ruptura, cuando la persona que está en posesión del contenido decide hacerlo público para causar daños a la reputación de su expareja.

No son los únicos, pero bastan para alertar sobre lo peligroso que puede ser si no se tiene el cuidado necesario. Por eso, es importante prestar atención a algunos consejos, como estos:

  • No envíes nunca mensajes que te puedan comprometer a alguien a quien no conoces en persona. Nunca sabes quién puede estar detrás o qué intenciones tiene.
  • Si accedes de forma consciente a enviar contenido explícito o sensual, procura que no haya nada que te identifique, por ejemplo cubriendo la cara o algún tatuaje. También se pueden usar aplicaciones que eliminan los metadatos, que envían junto con el archivo información relacionada con la ubicación o el equipo desde el que se hizo.
  • En el caso de los menores, los padres deben estar muy atentos a lo que hacen sus hijos cuando se conectan a Internet. Utilizar aplicaciones de control parental puede ser necesario y recomendable en determinadas situaciones, para impedir que los menores accedan a determinados sitios de riesgo.
  • También es muy importante hablar con ellos sobre los riesgos de tener contacto con alguien desconocido en la red, para evitar que caigan en alguna trampa como el grooming.

¿Cómo denunciar el sexting en España y dónde hacerlo?

En el caso de que alguien comparta algún mensaje, vídeo o foto tuya sin consentimiento, o amenaza con hacerlo para obligarte a algo, está cometiendo un delito, mucho más si se trata de contenido sexual. Además, si son de un menor se trata de un delito aún más grave. Por tanto, en cuanto tengas conocimiento de ello deberás notificarlo a las autoridades.

En España estos delitos se pueden denunciar en la Brigada de Investigación Tecnológica de la Policía Nacional, o al Grupo de delitos telemáticos de la Guardia Civil.

Para denunciar los hechos, es importante que reúnas la mayor cantidad de pruebas posible, como los mensajes de la persona que trata de extorsionar o los perfiles en los que se han publicado los contenidos sin tu consentimiento. De este modo, las autoridades pueden hacer una investigación más exhaustiva de los hechos.

Protégete de los riesgos digitales

Como ves, en la red no todo vale, aunque algunos piensan lo contrario. Es muy importante ser prudente con el contenido que compartes, y estar al tanto de todo lo que puede aparecer sobre ti o tu familia. Si hay algún contenido sensible publicado sin tu consentimiento, ponte en contacto de inmediato con las autoridades.

En Seguros Catalana Occidente velamos por la seguridad de tu familia, y por eso contamos con el servicio protección online en el seguro de hogar.

Suscríbete a nuestra newsletter

¿Quieres recibir más consejos y novedades en tu email?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

3 + 7 =