¿Qué porcentaje de mis ingresos se lleva cada gasto?

¿Te ha gustado este artículo?
Puntuación: 3 basado en 2 valoraciones

Deberíamos destinar el 10% de nuestros ingresos al ahorro

Muchas veces nos preocupamos por si estamos haciendo una mala gestión de nuestros ingresos y nos preguntamos qué porcentaje de nuestros ingresos deberíamos dedicar a cada gasto. Teniendo en cuenta que cada familia tiene distintas necesidades y prioridades, los expertos recomiendan dedicar al ahorro entre el 10 y el 20% de nuestra nómina.

¿Qué tipo de gastos tengo?

Pero antes de eso, lo primero que tenemos que saber es que nuestro salario se divide en:

Gastos fijos. Son aquellos a los que tendremos que hacer siempre frente y que se mantienen estables: el pago de la hipoteca o del alquiler, de la comunidad, del coche y los préstamos bancarios.

Gastos variables. Son los gastos básicos y necesarios para vivir, pero que pueden variar de un mes a otro. Dentro de estas categorías hablamos de la alimentación, el transporte, la ropa, el calzado y otros suministros enérgicos. Son variables porque mucho de estos gastos son estacionales. Por ejemplo,  en invierno el gasto energético es más elevado porque hacemos un mayor uso de la calefacción.

Gastos superfluos. Los gastos superfluos no son necesariamente prescindibles, pero no son urgentes. En esta categoría encontramos los viajes de vacaciones y los planes de ocio. Cuanto mayor sea tu ahorro o tu salario, mayor porcentaje podrás dedicar a este tipo de actividades.

¿Qué porcentaje de mi sueldo se lleva cada gasto?

La distribución porcentual equitativa del salario recomienda qué porcentaje debes dedicar a cada gasto para mantener una economía saneada y evitar problemas de liquidez más adelante.

El 30% para tus gastos de vivienda. Casi un tercio de tus ingresos deben ir destinados al pago de tu hipoteca y el alquiler.

Entre el 10 y el 15% para transporte.  Incluye tanto el transporte público cómo los relacionados con el coche: pagos a plazos, el seguro de autos, reparaciones y gasolina.

Entre el 10-15% en alimentación: Dentro de esta categoría también se incluyen otras compras de supermercado no relacionadas con la alimentación pero sí con el hogar, cómo son los productos de higiene.

Entre el 10-20% para el ahorro. Destinar una cantidad de nuestros ingresos mensuales para el ahorro nos permitirá poder invertir más en gastos superfluos, planes de futuro e imprevistos.

El porcentaje restante se puede destinar a otro tipo de gastos, cómo ropa, ocio, entretenimiento.

Suscríbete a nuestra newsletter

¿Quieres recibir más consejos y novedades en tu email?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

dieciseis − 12 =