Reciclar libros: una manera de rebajar los costes de la “vuelta al cole”

¿Te ha gustado este artículo?
Puntuación: 0 basado en 0 valoraciones

reciclar libros

Una de las partidas que más sube en la mayoría presupuestos familiares es la destinada a la escuela de los pequeños. La “cuesta de septiembre” se sitúa en segundo lugar tras la tan temida “cuesta de enero”. Pero rebajar costes es posible gracias al reciclaje de libros. En este post te explicamos las ventajas de esta práctica cada vez más extendida.

¿En qué consiste reciclar libros?

Reciclar libros, consiste en una práctica que cada día se está llevando más  a cabo dado el beneficio tanto a nivel económico, como ecológico que comporta.

Los libros de texto, lecturas, diccionarios… que se compran para un curso escolar se suelen usar sólo durante dicho curso, pasando a almacenarse en trasteros o armarios. Por otra parte, el precio de este tipo de publicaciones suele ser elevado siendo su rendimiento muy corto.

Optando por la opción del reciclaje de libros,  éstos alargan su vida útil, con lo cual el precio se abarata considerablemente.

¿Cómo conseguir libros reciclados?

  • Poniéndote en contacto con el AMPA de la escuela: cada vez hay más asociaciones de padres y madres que incluyen en sus servicios el préstamo o reciclaje de libros de texto. Dichos libros pueden provenir de antiguos alumnos que los donan voluntariamente, o de alumnos que realizan trueque entre distintos cursos.
  • Comprándolos en librerías de segunda mano: una vez recibas la lista de libros te puedes dirigir a un establecimiento de estas características dónde, con cierta antelación de tiempo, se encargarán de buscar los títulos que podrás adquirir a un precio mucho más reducido.
  • Compra-venta a través de Internet: existen muchos portales dedicados a la venta de productos de segunda mano que, se llenan de libros de todas las asignaturas y cursos por estas fechas. Además de comprarlos, también puedes vender los de años pasados. Un buen ejemplo de ellos es La Casa del Libro, Relibrea o El Giralibro.
  • Contactando con empresas dedicadas a ello: siguiendo los modelos europeos, puedes encontrar empresas que te mandan a domicilio los libros correspondientes al curso que necesitas. Éstos deberán ser devueltos al terminar el curso escolar ( junio o septiembre) en las mismas condiciones que te han sido entregados. Los libros pasan una supervisión por parte de la empresa que garantiza su estado óptimo. El precio de este servicio supone un ahorro realmente sustantivo frente a los sistemas de compra habituales. Un buen ejemplo de este tipo de empresas es la innovadora iddink que por el momento sólo abastece Cataluña, basada en un modelo de negocio holandés.

 También debemos constatar que, además del ahorro que supone a nivel económico este tipo de práctica, a nivel ecológico reciclar libros también resulta beneficioso para el medio ambiente ya que se ahorra tanto en papel, como en contaminantes asociados a su producción.

Te lo mires como te lo mires, es una ¡buena elección… para seguir la lección!

Suscríbete a nuestra newsletter

¿Quieres recibir más consejos y novedades en tu email?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

20 − tres =