Regla de equidad: Qué es y cuándo se aplica

La regla de equidad se basa en un principio legal y es aplicada por las aseguradoras cuando, en caso de ocurrir un siniestro, las condiciones reales en el momento de tal siniestro no cumplen con exactitud las condiciones reflejadas en el contrato de la póliza. Es decir, que el asegurado no ha dado con exactitud todos los datos a la hora de formalizar el contrato, o que se haya producido algún cambio a lo largo del tiempo y no se haya informado a la aseguradora de manera pertinente.

En dichas situaciones se aplica el denominado principio de equidad que, ante la ley viene a expresar la “cualidad que mueve a dar a cada uno lo que merece sin exceder o disminuir”.

Asimismo, en el artículo 3.2 del Código civil español se establece que “La equidad habrá de ponderarse en la aplicación de las normas”. Es decir, que el asegurado, al haber infringido el contrato en cierta manera, se verá sometido a una disminución en el pago de la indemnización por incidencia o siniestralidad. Esta reducción será proporcional a la prima que debería haber pagado en caso de haber notificado correctamente a la aseguradora en su debido momento.

Todo ello se fundamenta en que la posible siniestralidad (o peligrosidad) ha aumentado por encima de lo estipulado en la póliza que el asegurado tenía cuando se determinó la tarifa inicial del seguro.

¿Cómo se aplica la regla de equidad?

El principio de equidad podría ser aplicado, por ejemplo, en un seguro de negocio en el que los datos de protección frente a robo no están actualizados, o en un seguro de vida en el que la fecha de nacimiento no sea la correcta, o en un seguro de coche en el que no se especifica correctamente el kilometraje del vehículo, etc.

Esta regla se aplica basándose en el significado de equidad en sí mismo, y se calcula mediante una sencilla fórmula:

Indemnización = Importe de los daños o prestación*(prima neta pagada) / (prima neta teórica, acorde al riesgo real)

Por lo tanto, la indemnización recibida por el asegurado será tanto menor cuanto mayor sea la prima que debería haber pagado en caso de informar a la aseguradora debidamente.

¿Qué debo hacer para evitar la regla de equidad?

Es fundamental prestar mucha atención a los datos de la póliza en el momento de contratar un seguro, expresando con exactitud todos los datos del riesgo a asegurar y, especialmente, a las condiciones particulares de la póliza.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *