Asegura tu casa con repelente de mosquitos casero

¿Te ha gustado este artículo?
Puntuación: 0 basado en 0 valoraciones

repelente de mosquitos, mejor repelente para mosquitos, repelente casero para mosquito, repelente natural para mosquitos

Calor y humedad son sinónimos de mosquitos. Los molestos insectos vuelven cada verano para acribillarte a picadas, pero ¿cuál es el mejor repelente de mosquitos? ¿Existe alguna manera de evitar que te piquen? ¿Qué tipo de medida es realmente eficaz?

Para que tu hogar no se convierta en un auténtico nido de mosquitos te aconsejamos que tomes las siguientes medidas a modo de repelentes naturales y caseros:

  • El atardecer y la noche son los momentos en los que los mosquitos están más activos. Por poco que puedas, cierra ventanas y puertas a esas horas o baja las persianas para bloquearles la entrada.
  • Cuando el calor acucia, es muy complicado poder cerrar, por esa razón te aconsejamos que coloques mosquiteras. En el mercado las encontrarás de diferentes modelos y precios: tipo cortinas, de marco, que se encajan en la ventana, enrollables…
  • Otra opción es colocar mosquiteras de cama de quita y pon, son tan finas que ni las notas porque dejan pasar aire pero no mosquitos.
  • Procura vaciar cualquier tipo de recipiente que tengas lleno de agua o dale la vuelta para que no puedan poner huevos y así romper su ciclo reproductivo.
  • Coloca un vaso de agua con vinagre en el alfeizar de las ventanas y encima de las mesas.
  • Uno de los mejores repelentes naturales contra mosquitos lo constituyen las plantas. Consigue una maceta con romero, tomillo, eucalipto o la reina de los repelentes, la citronela
  • Otra opción que puedes adoptar es precisamente la contraria, la albahaca atrae a los mosquitos, si la plantas cercana a tu hogar, podrás condensarlos en un punto evitando que se paseen por tu casa.

Por último te aconsejaremos un repelente casero para mosquitos a nivel tópico, muy sencillo de hacer y aplicar:

  • Prepara té negro y déjalo enfriar. Añádele el zumo de un limón y sobre todo, no le pongas azúcar. Una vez hecha la mezcla, puedes espárcetela por el cuerpo antes de ir a dormir. ¡Verás como amaneces con muchas menos picaduras o ninguna!

Suscríbete a nuestra newsletter

¿Quieres recibir más consejos y novedades en tu email?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

diecisiete − dieciseis =