Me han robado en casa: estrés postraumático y trámites administrativos

¿Te ha gustado este artículo?
Puntuación: 5 basado en 2 valoraciones

Síntomas y tratamiento de la nomofobia

Los ladrones suelen entrar en las viviendas para robar en las épocas de vacaciones y también es frecuente que aprovechen para cometer el delito mientras los propietarios están ausentes aunque sea por periodos cortos de tiempo. No obstante, existen otros casos en los que pueden entrar igualmente a robar mientras estamos dentro de la vivienda. En ambas circunstancias no es extraño que aparezca el estrés postraumático. Te explicamos en qué consiste y cómo puedes acudir a profesionales para tratarlo, si te han robado en casa.

Trastorno de estrés postraumático provocado por el robo o atraco en casa

El trastorno de estrés postraumático es un síndrome que pueden experimentar las personas que han tenido una experiencia dramática en su vida, como la muerte de un ser querido, un secuestro o una guerra.

Si nos roban en casa mientras estamos dentro, también corremos el riesgo de padecer estrés postraumático en el futuro, debido a que podemos presenciar cómo ejercen violencia sobre nuestra vivienda e incluso sobre nosotros mismos.

Síntomas de estrés postraumático

Las pesadillas que rememoran el suceso son frecuentes en personas que sufren este trastorno tras robarles en la vivienda. Además, hay otros síntomas de estrés postraumático que pueden aparecer:

  • Recuerdos instantáneos o flashbacks de lo sucedido que pueden llegar a cualquier hora.
  • Alucinaciones e incluso paranoias con la idea de que el robo pueda repetirse.
    Ansiedad importante al estar en contacto con lugares, circunstancias o personas relacionadas con el robo.
  • Evitar cualquier aspecto que pueda estar vinculado con el robo vivido.
  • Palpitaciones, respiración difícil y sudoración excesiva al recordar lo sucedido.
  • Olvido de detalles relevantes que ocurrieron durante el robo.
  • La sensación psíquica de estar distante y paralizado ante cualquier circunstancia emocional que discurra con normalidad.
  • Pérdida de interés por aficiones.
  • Muestras de hiperactividad como insomnio, irritabilidad o dificultad de concentración.

Los síntomas del estrés postraumático pueden durar un mes como mínimo y pueden dificultar que el paciente retome su vida normal, tanto en casa, como en el trabajo, como en diversos eventos sociales.

Pasos a realizar con la ayuda psicológica ante estrés postraumático

El tratamiento del estrés postraumático suele requerir una combinación de terapia psicológica y psiquiátrica para la recuperación del paciente. Si sufrimos este trastorno debemos mentalizarnos de que el tratamiento suele ser largo pero con perseverancia podemos recuperarnos por completo y hacer una vida normal. Luego, es importante no abandonar el tratamiento, como lo hace el 75% de los pacientes que se tratan de estrés postraumático. A continuación, detallamos los pasos habituales en la terapia de este trastorno:

  1. En primer lugar, ante la sospecha de que podamos padecer estrés postraumático, debemos acudir a un profesional en psiquiatría para que determine el tratamiento oportuno. Los antidepresivos y los ansiolíticos son los fármacos más habituales.
  2. El tratamiento con medicamentos se suele combinar con psicoterapia, que consiste en técnicas de relajación para aprender a respirar cuando sufrimos una crisis derivada del síndrome.
  3. Además, el tratamiento puede incluir métodos cognitivos, así como terapia de choque, recreando el robo para ayudar al paciente en su recuperación y superar los miedos.

¿Cuáles son los trámites administrativos y el procedimiento si me han robado en casa?

Los trámites administrativos que tenemos que realizar tras un robo en la vivienda pueden ser un quebradero de cabeza. Si no sabemos cómo actuar, la confusión del momento no nos servirá de ayuda para evitar el estrés postraumático en el futuro. Por tanto, es fundamental mantener la calma y seguir los pasos indicados a continuación:

1.Avisar a las autoridades

Incluso antes de revisar qué se han llevado los ladrones, debemos avisar a las autoridades, bien sea la Policía, la Guardia Civil o cualquier otro cuerpo de seguridad.

2. Realizar un listado de objetos sustraídos

Una vez que hemos dado el aviso, es el momento de revisar la vivienda y hacer un listado de los objetos sustraídos. Así, nos será más fácil incluir en la denuncia todo aquello que nos falta. Además, es aconsejable añadir el valor aproximado de cada uno de los bienes que se hayan llevado. Sobre todo debes prestar atención a los siguientes objetos:

  • Cheques bancarios o tarjetas de crédito. En este caso, deberás contactar con tu banco de manera inmediata.
  • Material informático como ordenadores, móviles, pendrives o discos duros. La información almacenada en ellos puede ser clave para nuestra seguridad. Los ladrones podrían usarla para suplantar nuestra identidad y realizar movimientos bancarios indeseados. Si echamos en falta este tipo de objetos, igualmente debemos avisar cuanto antes a nuestro banco, así como a empresas o personas que puedan resultar damnificadas.

3. Avisar a tu aseguradora

Por último, debes avisar a la compañía de tu seguro de hogar. Es imprescindible que adjuntes la denuncia y el listado de los bienes sustraídos para dar parte al seguro del robo. Así, te arreglarán los desperfectos que te hayan provocado en la vivienda y te indemnizarán por el robo de los objetos.

Me han robado en casa. ¿Qué cubre el seguro?

Si tienes un seguro, el robo en el hogar está cubierto (siempre dependiendo de las coberturas contratadas), al igual que ocurre con el atraco fuera de la vivienda. Veamos las coberturas que te brinda un buen seguro de hogar como el de Seguros Catalana Occidente en caso de robo:

  • Mobiliario y ajuar: el valor de todo aquello que forme parte del contenido en la vivienda está cubierto por tu seguro de hogar. Los muebles, los electrodomésticos y los aparatos informáticos son algunos ejemplos.
  • Desperfectos en el continente: La cobertura de robo incluye la rotura de cerraduras de puertas y ventanas que hayan forzado los ladrones para entrar en la vivienda. Igualmente están recogidos otros daños materiales que hayan podido ocasionar.
  • Objetos de valor: Los objetos de valor como las joyas, tanto dentro como fuera de la caja fuerte están también cubiertos por el seguro de hogar.
    Atraco fuera de la vivienda: Tal como adelantábamos, si nos atracan cuando nos encontramos en el exterior, el seguro de hogar también se hace cargo de los objetos sustraídos.
  • Dinero en efectivo: Si los ladrones se llevan dinero en efectivo, tanto de la vivienda como de nuestra cartera mientras estamos fuera, igualmente está cubierto por el seguro.

Es importante destacar que, en todo caso, existen límites establecidos en las condiciones generales de la póliza. Es conveniente revisarlos para saber cuál es alcance de la cobertura cuando se trata del valor del contenido o de la cantidad de dinero en efectivo que nos cubre el seguro de hogar en caso de robo, por ejemplo.

Hurto, robo y atraco. Diferencias.

Como puedes ver, a lo largo de todo el artículo, usamos las palabras, hurto, robo o atraco de manera muy cuidadosa, puesto que tienen significados diferentes. Es importante de cara a la cobertura que nos va a ofrecer nuestro seguro de hogar.

Hurto

El hurto se lleva a cabo sin ejercer fuerza sobre las cosas. En este caso tampoco hay intimidación ni violencia sobre las personas. Si cuentas con un buen seguro de hogar, el hurto está cubierto cuando sucede dentro de la vivienda, pero con un importe limitado. En cambio no suele estar contemplado cuando se produce en el exterior.

Por ejemplo, si hay una ventana abierta, entra el ladrón en la casa y se lleva un móvil, estaríamos ante un hurto cubierto por el seguro de hogar. No obstante, recuerda que, , en nuestra ausencia, la vivienda quede perfectamente protegida cerrando convenientemente todos sus accesos.

Robo

Hablamos de robo cuando se produce fuerza sobre las cosas para sustraer los bienes dentro de una vivienda.

Por ejemplo, si los ladrones rompen la cerradura de la puerta principal para entrar en al casa y robar, estaríamos ante un caso de robo que nos cubriría el seguro de hogar, tanto el valor de los bienes que faltan como los daños materiales ocasionados.

Atraco

El atraco tiene lugar cuando hay intimidación, agresión o violencia física contra una persona para quitarle sus bienes. Se trata de una situación cubierta por el seguro de hogar tanto dentro como fuera de la vivienda.

Por ejemplo, si nos apuntan con un cuchillo y nos piden el bolso fuera de casa, estamos ante un atraco cubierto por nuestra póliza de hogar.

Primeras horas del robo, claves para evitar estrés postraumático

Si nos encontramos en la vivienda en caso de robo, los primeros momentos son claves para evitar que nuestra salud mental se resienta en un futuro. Seguir los pasos correctos ayuda a contactar con profesionales que se encargarán de ofrecernos el apoyo que necesitamos al instante. Además, la denuncia y el listado de los objetos que faltan harán posible la tramitación correcta de un parte en nuestro seguro de hogar que nos aportará la tranquilidad de saber que vamos a recuperar el valor de los bienes robados, así como de los perjuicios materiales ocasionados.

Contactando con las personas adecuadas en el momento del robo podemos evitar el estrés postraumático. Aun así, en caso de detectar alguno o varios de los síntomas que hemos detallado es importante que busques ayuda profesional cuanto antes para ponerte en tratamiento si es necesario.

Suscríbete a nuestra newsletter

¿Quieres recibir más consejos y novedades en tu email?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

cinco − 1 =