¿Sabes por qué utilizamos papel de aluminio y de film para cocinar?

¿Te ha gustado este artículo?
Puntuación: 0 basado en 0 valoraciones

El papel de aluminio, resiste al frío y al calor, protege nuestros alimentos

 

¿Alguna vez se ha echado a perder alguno de tus platos porque no lo has protegido de la forma adecuada? ¿O tal vez has intentando cubrirlos con papel de cocina y este se ha humedecido y  pegado sobre los alimentos? Te explicamos porque necesitas proteger tus alimentos con papel de aluminio o papel del film y cuáles son las características de cada uno que debes tener en cuenta a la hora de su uso.

El papel de aluminio: perfecto para congelar y cocinar

Con este tipo de papel, nos aseguramos de que los alimentos quedan protegidos de elementos externos que pueden contaminarlos, de la humedad y del oxígeno; por eso es el material perfecto para envolver, por ejemplo, el bocadillo de la merienda de nuestros hijos. Además, su opacidad evita que les afecte la luz.  Únicamente no se recomienda su uso en platos que contengan ácidos, como los escabeches.

Pero el papel de aluminio no es sólo eficaz como envoltorio,  también se usa para congelar, especialmente pescado y marisco, que se mantienen en perfectas condiciones dentro del congelador con solo protegerlos con este papel.

Igualmente, hay que tener en cuenta que el papel de aluminio es un excelente conductor del calor, por lo que también se puede usar para cocinar. De hecho, muchas recetas recomiendan ponerlo en la base de la bandeja del horno para favorecer  la cocción y, a la vez, evitar que se ensucie.

¿Y el papel film?

Se trata de la alternativa más conocida al papel de aluminio, pero hay que tener en cuenta que es un tipo de plástico. Por lo tanto, debemos tener cuidado al usarlo para envolver platos que estén calientes, porque puede derretirse sobre los alimentos.

En cambio, ofrece una ventaja frente al papel de aluminio: su flexibilidad. Por esta razón, es muy adecuado para envolver platos y alimentos que se guardan en la nevera y que, además, podremos identificar fácilmente gracias a que es transparente. También se usa a menudo para envolver los envases de plástico que ponemos en el congelador con, por ejemplo, salsas.

Suscríbete a nuestra newsletter

¿Quieres recibir más consejos y novedades en tu email?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

uno × 5 =