Salud y seguridad en el trabajo: ¿cuáles son las medidas que deben tomar en las oficinas después del estado de alarma?

¿Te ha gustado este artículo?
Puntuación: 5 basado en 1 valoraciones

Tras el estado de alarma, y la llegada de la “nueva normalidad” a nuestras vidas, la sociedad retoma poco a poco sus hábitos, a la vez que se va adaptando a los nuevos. Por ejemplo, quienes han estado en ERTE o trabajando desde casa vuelven de forma paulatina a sus puestos de trabajo y oficinas, siendo imprescindible seguir las pautas de seguridad y salud laboral adecuadas para evitar rebrotes.

¿Cuáles son las medidas de salud y seguridad en el trabajo ante la nueva situación? En este artículo veremos algunas cuestiones fundamentales para una oficina segura.

¿Quién puede acudir al centro de trabajo y cómo?

La práctica totalidad de los trabajos vuelven a su estado natural con la llegada de la nueva normalidad, por lo que ya se puede acudir a las oficinas para cubrir los puestos. Aunque hay que cumplir una serie de medidas de prevención para evitar los riesgos laborales en oficinas frente al virus.

Recomendaciones para prevenir el riesgo en oficinas

Para prevenir los riesgos en oficinas y centros de trabajo, el Ministerio de Sanidad ha lanzado una guía de directrices en las que indican pautas a seguir antes, durante y después de cumplir con la jornada laboral en oficinas. Algunos de los aspectos más destacados son:

  • Potenciar el teletrabajo. Sin duda, es la opción más segura porque el contacto es mínimo, por no decir que nulo. Por ello, se recomienda que siempre que sea posible se trabaje desde casa y se limiten las horas presenciales al mínimo.
  • Medidas organizativas. Los horarios de trabajo se tienen que organizar de tal manera que coincida el menor número posible en un mismo lugar. Esto se hará en función del tamaño de la plantilla y las instalaciones, para garantizar el distanciamiento social. También se aconseja tener un plan de contingencia entre las medidas de prevención de riesgos laborales en las oficinas.
  • Desplazamientos. La recomendación es desplazarse al trabajo en medios privados para evitar la acumulación de personas. Si se utiliza el transporte público, las medidas deben extremarse, como tratar de mantener la distancia de seguridad y llevar siempre puesta una mascarilla higiénica.
  • Proveedores, clientes y otros. Las medidas de distanciamiento se aplican a todo el mundo, incluidos los proveedores y clientes que pasen por la oficina. En la medida de lo posible se evitarán las reuniones y visitas presenciales, apostando por encuentros por videoconferencia siempre que sea posible.
  • Control sanitario. Si algún empleado presenta síntomas que pueden estar asociados al virus, hay que avisar y quedarse en casa. Algunas empresas pueden decidir medidas como tomar la temperatura a la plantilla, aunque eso se deja en manos de cada compañía.

¿Cuáles son las medidas de seguridad y prevención de riesgos laborales en la oficina a causa del COVID-19?

Una vez en marcha, también hay algunas medidas de prevención específicas para evitar riesgos derivados del COVID-19. Algunas de ellas ya se pedían durante el estado de alarma, y otras se han ido implantando en la “nueva normalidad”.

  • Medidas higiénicas. Desde el principio se ha pedido que los espacios se ventilen con frecuencia, y que se tomen medidas higiénicas específicas, como limpiarse las manos de manera frecuente, desinfectar las superficies y todas las zonas comunes.
  • La distancia social es otra de las pautas de salud y seguridad en el trabajo. Los puestos deben estar separados para mantener entre 1,5 y 2 metros de separación entre personas.
  • Los espacios comunes se utilizarán con precaución, reduciendo el número de empleados que pueden estar a la vez a las condiciones del punto anterior.
  • EPIS. Guantes, mascarillas y otros elementos de protección se usarán siempre que no se pueda mantener la distancia de seguridad.
  • Sensibilización. A medida que la “nueva normalidad” se vaya imponiendo, es posible que se rebaje el estado de alerta. Para evitar riesgos es importante la comunicación e información que recuerde a los empleados lo necesario de seguir aplicando las medidas de reducción de riesgos laborales en oficinas debido al COVID-19.

Conclusiones

Una vez terminado el estado de alarma y las medidas de contención del coronavirus, hay que seguir en guardia para reducir al mínimo los riesgos que aún existen. Las medidas de seguridad y prevención de riesgos laborales en la oficina tienen que convertirse en una costumbre. Solo así podremos vencer la pandemia y no volver a vivir una situación como la que hemos pasado.

Suscríbete a nuestra newsletter

¿Quieres recibir más consejos y novedades en tu email?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

20 − 9 =